ARTÍCULO

Conoce a Yann Arthus-Bertrand, director de «Woman»

Yann Arthus-Bertrand, embajador de Canon, durante el rodaje de las entrevistas para «Woman», mirando al monitor conectado a una EOS C300 Mark II con objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM de Canon. © Marco Strullu

El cineasta francés y embajador de Canon Yann Arthus-Bertrand está preocupado por el futuro. «Vivimos en la total negación. No nos creemos que todo lo que sabemos sea verdad», declara. «Jamás pensé que sería testigo de esta falta de consideración entre nosotros. Estamos destruyendo la vida en la Tierra.

Cuando yo nací éramos dos mil millones y ahora somos siete mil millones de almas. Estamos en Francia, uno de los países más ricos del mundo, y todo el mundo sueña con disfrutar de este grado de comodidad. Pero no hay suficiente para todos. No hay suficiente agua, no hay suficiente comida, no hay suficiente madera...».

Pero Yann no tira la toalla. Le queda mucho por hacer. Hemos quedado en Domaine de Longchamps, a las afueras de Paris, un espacio educativo y para exposiciones regentado por GoodPlanet Foundation, la organización benéfica de Yann. Pese a que ha sabido hacerse hueco como fotógrafo, en especial por su magnífico libro «Earth from Above», el trabajo de Yann abarca mucho más que eso. Realiza películas y campañas en las que la concienciación de los problemas ambientales y sociales es una constante.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

«Somos parte de la naturaleza», comenta Yann. «De lo que quizá nos hemos olvidado es que dependemos totalmente de ella. Dependemos de los insectos, de las abejas. Ser ecologista no es solo amar a la naturaleza, sino también a las personas. La ecología está totalmente vinculada a la condición humana».

Nacido en París en 1946, Yann empezó a trabajar en la industria del cine siendo un adolescente. Su destacada carrera profesional ha sufrido muchos cambios desde entonces. No había cumplido los 30 cuando decidió dejar el mundo del celuloide para dirigir una reserva natural. Unos diez años más tarde dejó Francia para irse a vivir a la Reserva Nacional Masái Mara de Kenia, donde pasó los siguientes tres años estudiando a los leones. «Me fui [a Kenia] con mi mujer y mis dos hijos, y para ganarme la vida trabajaba de piloto de globo», nos recuerda. «Mi ídolo, mi mentora, fue Jane Goodall. Quería estudiar a los leones exactamente igual que como ella lo había hecho con los chimpancés».

«Durante esa época descubrí además que la fotografía te permite transmitir algo no puedes expresar por escrito. En esa época fue cuando me convertí en fotógrafo y, tras cuatro años, volví a Francia, descubrí la fotografía aérea y comprendí su importancia. Decidí que quería ser fotógrafo, y no científico. Me di cuenta de que, como trabajo, la fotografía era mucho más divertida».

Yann Arthus-Bertrand films an interview with a woman seated in a black-draped studio
Yann en París preparando la filmación de una entrevista para «Woman», que se rodará con una EOS C300 Mark II de Canon. © Marco Strullu

Lleva trabajando con Canon desde entonces. «Si se te rompe la cámara, solo tienes que llamar y Canon Professional Services (CPS) te explicará en detalle cómo arreglarla. El equipo no me preocupa tanto como las personas, y Canon lleva conmigo desde que tenía 30 años. Además, los fotógrafos de Canon somos como de la familia, nos conocemos todos. Sobra decir que las cámaras son fantásticas, las mejores diría yo... pero, por encima de todo eso, la calidad de servicio que ofrece Canon es insuperable».

Tras la publicación de «Lions», su primer libro de fotos, Yann continuó trabajando como fotógrafo autónomo de noticias, deportes y naturaleza para Paris Match, GEO y el rally París-Dakar. En 1991 fundó Altitude Agency, la primera agencia de prensa del mundo especializada en fotografía aérea. Mucho antes de que tuviéramos Google Maps y de que los drones fueran material fundamental para fotógrafos profesionales y aficionados por igual, Yann vio el potencial de ver el mundo desde un punto de vista único, las imágenes aéreas.

«En mi opinión, ver el mundo desde muy arriba te otorga una perspectiva auténtica, literal y figuradamente», comenta. «Entiendes muchísimas cosas: cómo vive la gente, si son ricos o pobres, qué comen, cómo van de un sitio para otro... La fotografía aérea te ofrece, en un corto espacio de tiempo, una especie de mapa con información muy precisa sobre un lugar. Sigo haciendo muchas fotos de este tipo, aunque ahora trabajo mucho más con drones, porque contaminan mucho menos que los helicópteros».

A woman wears a silken, black-and-white patterned niqab.
Fotografía de Hosnara, de Bangladesh, una de las muchas mujeres entrevistadas para «Woman». © Sandra Calligaro
Anastasia Mikova stands with two young women wearing Woman film t-shirts.

Anastasia Mikova, codirectora de «Woman», habla sobre su proceso

La cineasta nos cuenta su opinión sobre «Woman», documental que ha codirigido y coproducido junto a Yann Arthus-Bertrand.

Con el apoyo de Naciones Unidas, Yann pasó la segunda mitad de los noventa viajando por el mundo, haciendo uso de fotografías y películas hechas desde el aire para documentar algunos de los paisajes más impresionantes del planeta. El libro «Earth from Above» vio la luz en el año 2000, antes de convertirse en una película y una exposición itinerante. Este proyecto abrió camino a «Home», su documental de 2009 en el que, mediante fotografía aérea, demuestra cómo los humanos somos una amenaza para el planeta. En 2015 estrenó «Human», que combina metraje aéreo con cercanas entrevistas en primera persona que hacen énfasis en que los seres humanos, como especie que somos, compartimos.

Hablamos con Yann y su equipo mientras preparan su viaje a la República del Congo para rodar imágenes para «Woman», la continuación de «Human». «Woman» se centrará únicamente en la mujer, pero sigue la estructura de la anterior película, es decir, entrevistas rodadas por Anastasia Mikova, codirectora del proyecto, intercaladas con secuencias visuales realizadas por Yann. «Intento crear momentos en los que la gente se pueda ver reflejada», explica Yann. «En Congo vamos a rodar a un grupo de mujeres, músicos no profesionales que tocan el tam-tam. Luego iremos a rodar a mujeres kurdas en Irán».

Yann Arthus-Bertrand films a crowd of women waist-deep in water.
Yann rodando durante la filmación de «Woman» en la República del Congo. © Marco Strullu

En su opinión, «Woman» será una película que tocará muchos temas: educación, pobreza, justicia y valor. «En el mundo del mañana tendremos que ser más amables, menos escépticos, menos cínicos», apunta Yann. «Creo que el amor es el motor que cambiará el mundo». Para Yann este cambio no solo consiste en influir en cuestiones políticas, sino en saber cambiar el modo en el que nos vemos unos a otros. «Desde que empecé a hacer esta película sobre la mujer, veo con otros ojos a mi madre, a mis hermanas y a mi mujer. Me ha hecho pensar, y espero que tenga el mismo efecto en todos los que la vean».

Según Yann, si la humanidad se recupera del desastre en el que hemos convertido este planeta, lo único que nos hace falta es aprender a colaborar. «Mi cabeza me dice que todo va a ir mal, pero soy optimista por naturaleza. La única forma de sobrevivir en esta jungla es ser rematadamente optimista. Es demasiado tarde para ser pesimistas. Como se dice en África, "Quedarse solo en un rincón llorando no tiene sentido". Tienes que buscar la luz. Y yo quiero llevar parte de esa luz, pero solo va a funcionar si miles de millones de personas también lo hacen. Yo no tengo la solución; tenemos que buscarla juntos».

Escrito por Rachel Segal Hamilton


Equipo para el proyecto «Woman»

El mejor equipo para filmar un documental internacional

Two men and a woman look at the back of a Canon video camera with a long lens.

Cámaras

Canon EOS C300 Mark II

La EOS C300 Mark II graba sorprendentes vídeos 4K/Full HD con unos increíbles 15 pasos de rango dinámico. Su formato XF-AVC a 410 megabits por segundo logra, en palabras de Thomas Lavergne, director de posproducción de «Woman», «el equilibrio perfecto entre calidad y tamaño».

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con increíble nivel de detalle incluso en situaciones de contraste extremo, y el vídeo 4K se encarga de proporcionar vídeo de ultra alta definición en el estándar DCI (4096 x 2160). Esta fue la opción elegida como cámara B para el rodaje de «Woman», donde Canon Log se encargó de ofrecer metraje lo más parecido al obtenido con las cámaras Cinema EOS y de capturar un amplio rango dinámico.

Objetivos

Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II USM

Un teleobjetivo zoom todoterreno con un diseño duradero, un estabilizador de imagen de cuatro pasos y elementos de objetivo de dispersión ultra baja para garantizar un alto contraste y colores naturales. En el proyecto de rodaje de «Woman», este fue el objetivo elegido, con la C300 Mark II, situado a 2,6 metros de la silla del entrevistado.

Canon EF 200-400 mm f/4L IS USM con teleconvertidor 1,4x

Un objetivo de calidad profesional de 200-400 mm f/4 con teleconvertidor 1,4x incorporado que aumenta las longitudes focales hasta 280-560 mm. El estabilizador de imagen de cuatro pasos maximiza la nitidez, y los controles intuitivos mejoran el manejo. El equipo de «Woman» utilizó este objetivo para capturar parte del metraje contextual exterior.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora