ARTÍCULO

6 formas en las que he mejorado mi fotografía deportiva: Marc Aspland

Una gran foto deportiva encapsula un acontecimiento deportivo, como esta toma de Marc Aspland en un partido de rugby entre Inglaterra y Nueva Zelanda. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 400mm f/2.8L IS II USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/1328 s a f/2.8 e ISO 2000. © Marc Aspland/Times Newspapers Ltd

Lo que más le gusta a Marc Aspland de la fotografía deportiva es la total falta de control sobre el desarrollo de los acontecimientos. «No puedo pedirle a Jonny Wilkinson que repita aquel gol para Inglaterra en la final del Mundial de Rugby de 2003 porque un aficionado saltara delante de mi objetivo», cuenta el embajador de Canon. «Eso forma parte del reto que implica este trabajo».

Marc lleva 30 años enfrentándose a ese reto como fotógrafo de deportes. Desde 1993 ostenta el puesto de fotógrafo deportivo jefe en el periódico británico The Times. Desde entonces, ha inmortalizado eventos deportivos por todo el mundo, incluidas seis ediciones de los JJ. OO. de verano y cuatro finales de la Copa Mundial de la FIFA. Ha recibido el premio al fotógrafo deportivo del año en cuatro ocasiones.

Su trabajo a menudo le lleva a eventos de todo tipo: fútbol, tenis, natación, carreras de caballos... Además, a Marc le gusta fotografiar deportes que le saquen de su zona de confort. Por ejemplo, los deportes de invierno como el patinaje de velocidad, el curling o el snowboarding le obligan a replantearse desde cero su método de trabajo. Pese a lo que se pueda pensar, su entusiasmo por la fotografía deportiva no solo se alimenta de lo impredecible o los momentos que acaparan portadas.

En este artículo, Marc echa la vista atrás hacia su trabajo para compartir con nosotros las técnicas y métodos que más le han ayudado a mejorar su fotografía deportiva.

As a golfer squats to line up a putt, a row of five others cast long shadows on the green.
«Un punto de vista que dé lugar a una composición inusual puede hacer que una foto destaque sobre las demás tomas de un mismo evento», asegura Marc. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 200-400mm f/4L II USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/6.3 e ISO 640. © Marc Aspland
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

1. Buscar la historia

«Para mi editor, si no logro una toma del gol de la victoria, es como si no llevara nada. No espera menos de mí», comenta Marc, «pero, por encima de todo, necesita una imagen que resuma el evento deportivo al completo de forma única».

«Puede que acabe siendo algo que no tenga nada que ver con el gol de la victoria. La clave está en cómo interpreto, por ejemplo, los 90 minutos de un partido de fútbol. Podría ser una perspectiva inesperada o curiosa, como la sonrisa o la expresión de un jugador que resuma el encuentro. Mi trabajo es destilar esas "1000 palabras" que un periodista deportivo escribiría sobre el mismo evento. A diario. Supongo que el truco está en esa habilidad del fotoperiodismo de ver las cosas desde otro punto de vista».

Para Marc, ser capaz de ver las cosas de otra manera consiste, en parte, en recurrir a técnicas innovadoras o puntos de vista inusuales para capturar la imagen que tiene en mente. Al fin y al cabo, el secreto está en cómo aborda su trabajo como conjunto. «Vas probando diferentes técnicas, pero todas están estrechamente ligadas a tu experiencia y tu evolución como fotógrafo», comenta. «La clave está en reaccionar a la historia que se desarrolla a tu alrededor y tirar de creatividad».

A horse race photographed from high in the grandstand; the track, spectators and horses' legs are blurred.
Marc juega de forma creativa con la velocidad de obturación para transmitir la sensación de acción. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/16 s a f/16 e ISO 100. © Marc Aspland

2. Jugar con la velocidad de obturación

Una de las técnicas que Marc aplica a sus imágenes para darles ese aspecto tan llamativo es usar velocidades de obturación muy lentas o muy rápidas. Las velocidades más altas, como 1/4000 s, congelan la acción y capturan cosas que el ojo humano no es capaz de apreciar: el muro de agua que levanta un esquiador acuático o la nube de polvo que forma un tenista al correr sobre tierra batida. En el extremo opuesto, una velocidad de obturación superlenta de 1/15 s, por ejemplo, puede aportar a la misma escena un desenfoque abstracto de color y movimiento.

«Cuando un caballo cruza la línea de meta en una carrera importante, puede haber otros 20 fotógrafos allí apostados haciendo exactamente la misma toma», dice Marc, «pero quizá solo uno de ellos esté capturando la acción a 1/15 s y con un desplazamiento lateral. Prefiero esas tomas un millón de veces más, porque son diferentes y demuestran que el fotógrafo ya tenía la imagen en mente antes incluso de que los caballos tomaran posiciones de salida».

A horse race photographed from track level at sunset, with the colourful sky dominating the image.
En esta panorámica repleta de contrastes, la carrera de caballos en sí parece casi un elemento secundario. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/800 s a f/3.5 e ISO 1250. © Marc Aspland

3. Usar objetivos amplios y largos

Marc captura su propia perspectiva de los eventos deportivos alterando su equipo en función de la historia que quiere contar. A veces usa teleobjetivos largos como el EF 200-400mm f/4L IS USM de Canon. Este objetivo, con su teleconvertidor 1.4x incorporado, alcanza una longitud focal de 560 mm. Este tipo de objetivos largos permite a Marc acercarse a detalles clave que otros fotógrafos suelen perderse.

«A mi alrededor está pasando de todo, pero yo solo veo una pequeña parte de la escena a través del estrecho túnel de un teleobjetivo», dice Marc. «Quizá me fije en los tatuajes de un futbolista que ha hecho un buen partido, en sus cordones desatados o en la cara de un espectador. Al oír el clic de mi cámara, otros fotógrafos se preguntan atónitos qué habré visto. Para entonces, el momento ya se les ha escapado».

«Otras veces, busco crear una imagen más amplia, aunque el jugador clave del partido tan solo ocupe una pequeña parte del encuadre. Por ejemplo, puedo usar un EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon para hacer una panorámica de la Pista Central de Wimbledon o capturar el estadio de Wembley entero mientras los jugadores aplauden al público tras un encuentro».

Two rowing eights on the River Ouse, sparkling in the sunshine, with Ely Cathedral in the background.
La impactante toma de Marc del club de remo de la Universidad de Cambridge entrenando en el río Gran Ouse, con la catedral de Ely de fondo. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/1250 s a f/8 e ISO 400. © Marc Aspland/Times Newspapers Ltd
Jockey Nina Carberry flies off her horse as it falls at a fence in the Grand National.

Tom Jenkins: la historia de un ganador

El fotógrafo de deportes Tom Jenkins habla sobre su imagen galardonada con el premio World Press Photo, tomada en el Grand National.

4. Buscar puntos de vista inesperados

Otro de los secretos de Marc para crear imágenes que transmitan una visión única de un evento es usar una cámara remota en una ubicación inusual: desde colocar una cámara detrás de una portería con un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM de Canon hasta situar un teleobjetivo justo encima de un nadador a punto de zambullirse para iniciar la carrera.

«Cada vez uso cámaras remotas más y más a menudo», asegura Marc. «Un ejemplo reciente fue una sesión para el primer y segundo equipo de remo de Cambridge mientras entrenaban para la Regata Oxford-Cambridge en el río Ouse, en Cambridgeshire. Quería que los dos equipos estuvieran en el encuadre, pero también sabía que había un punto de vista concreto desde el cual podría incluir la catedral de Ely, un edificio impresionante».

«Para conseguirlo, monté mi EOS-1D X Mark II de Canon en un enorme monopié que sostenía sentado en un bote que seguía a los equipos. Esperé al momento justo, orienté el objetivo hacia abajo y utilicé el disparador remoto justo cuando la catedral de Ely apareció en el horizonte. Solo tuve que visualizar la imagen que quería en la cabeza y averiguar cómo reproducirla con el equipo que tenía a mi disposición».

A multiple-exposure image of sprinter Darren Campbell from starting position to running in a natural landscape.
Marc experimentó con la exposición múltiple para capturar «el increíble viaje de Darren Campbell» en esta imagen. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/10 e ISO 400. © Marc Aspland

5. Experimentar con las exposiciones múltiples

Puedes conseguir imágenes deportivas impactantes disparando una ráfaga rápida de exposiciones, como las que permiten los 14 fps de la EOS-1D X Mark II de Canon, y combinarlas en una sola imagen en posproducción. No es una técnica de la que Marc abuse, ya que se vuelve repetitiva, pero sirve para crear imágenes únicas que condensen varios momentos en un solo fotograma.

Marc recuerda: «Hace poco fotografié al excorredor olímpico Darren Campbell, que se estaba recuperando de una hemorragia cerebral en el campo de golf de Celtic Manor, en Gales. Quería encapsular la historia de su vida en una foto (empezó como un chaval de un barrio malo de Mánchester), y se me ocurrió una idea...

«Nos fuimos al green del hoyo 12 y me tumbé sobre el césped. Le pedí que se colocará en la típica posición de salida y recorriera el encuadre. Utilicé la exposición múltiple y luego combiné las imágenes en posproducción. Una vez más, tuve que pensar como fotoperiodista para abordar la situación y decidir cuál era la mejor forma de resumir esta historia».

A huge crowd of spectators behind a golf course green; in the foreground, ripples spread in a still pool of water.
El momento decisivo de la Ryder Cup capturado desde un punto de vista completamente inesperado. A veces, las mejores fotografías deportivas surgen cuando uno está en el lugar adecuado y el momento oportuno. Aunque saber cuáles pueden ser ese momento y lugar requiere paciencia y conocimiento del deporte en cuestión. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/1328 s a f/2,8 e ISO 400. © Marc Aspland/Times Newspapers Ltd

6. Ser paciente

Además de contar con todo tipo de técnicas bajo la manga, Marc asegura que ha tenido que aprender la importancia de tomarse su tiempo para aplicarlas debidamente. El trabajo del fotógrafo se vuelve más fácil gracias a la sofisticación técnica de las nuevas generaciones de cámaras digitales, que ofrecen mayores oportunidades creativas. Pese a todo, Marc cree que hay que darse «tiempo para pensar» si uno pretende sacarle el máximo partido a esas tecnologías.

Según él, «las cámaras digitales han convertido la captura de imágenes en algo sencillo e inmediato, y los fotógrafos de deportes saben que el enfoque automático es una prestación increíble para conseguir una frecuencia de fotogramas estupenda. Las cámaras de hoy son tan avanzadas que no cuesta nada hacer las mismas fotos que todo el mundo, por eso tienes que esforzarte aún más para ser un fotógrafo creativo capaz de diferenciarse del resto».

«La tecnología moderna debería obligarte a dar un paso atrás, evaluar detenidamente el motivo y perfilar el momento que quieres capturar. Tienes que pensar: "Voy a moverme porque la luz ha cambiado", o "Voy a usar otro objetivo o cambiar la exposición porque no me gusta lo que veo". Para mí, la fotografía deportiva se basa en la capacidad para hacer tuyas las imágenes y ser fiel a ti mismo y a tu propio estilo fotográfico. Se trata de ser particular, ser único».

Escrito por David Clark


El equipo de Marc Aspland

El mejor equipo para la fotografía deportiva

Sports photographer Marc Aspland holds a Canon camera and telephoto lens.

Cámara

Canon EOS-1D X Mark II

Con su sensor CMOS de formato completo de alta sensibilidad y 20,2 megapíxeles, el sistema Dual Pixel AF de 61 puntos expandidos y grabación de vídeo 4K, la EOS-1D X Mark II de Canon ofrece un rendimiento de primera clase. «Se podría decir que es la mejor cámara pro que he tenido nunca, sin duda», afirma Marc.

Objetivos

Canon EF 400 mm f/2,8L IS II USM

Superteleobjetivo de alto rendimiento de la serie L con estabilizador de imagen de 4 pasos y 3 modos. En palabras de Marc: «Este es mi objetivo preferido para la fotografía deportiva. Es supernítido y me ofrece muchas oportunidades para capturar las imágenes que tengo en mente».

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Un zoom estándar de calidad profesional que ofrece una calidad de imagen excepcional y una gran abertura de f/2,8 en todo el rango de zoom. «Este objetivo es la última incorporación a mi equipo y me aporta una perspectiva diferente», comenta Marc. «Está genial, ojalá lo hubiera tenido hace unos años».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora