RETRATO

En flor: la creación de un galardonado proyecto fotográfico personal

La fotógrafa de recién nacidos y maternidad Kelly Brown dedicó seis meses a crear una serie de impresiones memorables para un jurado. En este artículo revela el proceso que hubo detrás.
Un bebé acurrucado duerme en el centro de una gran flor artificial en una fotografía de Kelly Brown tomada con una EOS R5 de Canon.

La fotógrafa Kelly Brown fotografió esta galardonada imagen, parte de una serie de 20, con la ayuda de su asistente (su hermana), que permanecía al lado del bebé en todo momento. «Ella se centra totalmente en el bebé, lo que me permite concentrarme en los aspectos creativos», explica Kelly. «Esto significa que puedo apartar la vista del bebé para recolocar un pétalo, por ejemplo, o conseguir la mejor posición en cuanto al ángulo de la cámara». Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM a 38 mm, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/5,6 e ISO 100. © Kelly Brown

«Creo que es muy importante que los fotógrafos profesionales tengamos proyectos personales que podamos explorar y utilizar para ampliar nuestras habilidades», afirma la fotógrafa de recién nacidos Kelly Brown. «Llegas a un punto de tu carrera en el que piensas: "Esto es genial, me encanta", y entonces piensas: "¿Qué voy a esforzarme en hacer ahora?"».

Kelly, que vive en Brisbane (Australia), se ha centrado en la fotografía de recién nacidos y maternidad durante los últimos 14 años y se ha labrado una reputación internacional por la belleza y meticulosidad de sus imágenes. La alta calidad de su fotografía ha sido reconocida en todo el sector fotográfico y es maestra de Canon en Australia, así como embajadora de Canson® Infinity.

Además de su fotografía profesional, la búsqueda de Kelly de nuevas formas de desafiarse a sí misma a nivel creativo la llevó a presentar, en 2022, un conjunto de obras a un jurado para obtener una beca de la Society of Wedding and Portrait Photographers (SWPP).

Aunque Kelly ya tenía una beca de la SWPP, se la concedieron por una serie de trabajos personales y para clientes sobre la maternidad en general, que incluía algo de trabajo con recién nacidos. Esta vez, quería ser reconocida al más alto nivel específicamente por su fotografía de recién nacidos. «Quería crear una obra que representara básicamente todo lo que he hecho en la última década: crear algo con un enfoque artístico que fuera solo para mí», explica.

Para lograr este objetivo, Kelly decidió emprender un ambicioso proyecto en el que presentaría 20 imágenes, cada una de ellas mostrando a un recién nacido dentro de una flor blanca gigante diferente. Para esta serie se inspiró en una foto que había visto en una revista de moda, en la que aparecía una modelo delante de una gran flor blanca. Pensó que las flores serían el decorado natural ideal para una serie de retratos de bebés recién nacidos.

«Para mí, las flores son una representación ideal de la nueva vida y los nuevos comienzos», comenta. «Son delicadas como un bebé recién nacido y todas son muy diferentes, incluso si son de la misma especie. Cada flor es única, como un bebé». Le pareció que el blanco sería el color ideal para las flores, ya que realzaría la sensación de inocencia de las imágenes y no desviaría la atención de los bebés.

Sin embargo, aunque la flor de la imagen que la inspiró había sido generada por ordenador, Kelly decidió diseñar, fabricar a mano y pintar cada flor de su serie ella misma.

Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Un bebé apoya sus manos bajo su barbilla dormido dentro de una gran flor blanca en una fotografía de Kelly Brown tomada con una EOS R5 de Canon.

Para Kelly, la fotografía de recién nacidos consiste en crear la experiencia perfecta para las familias. «El éxito de mi negocio se debe a la publicidad del boca en boca y a los clientes habituales», afirma. «Conoces a las familias a un nivel muy personal cuando vuelven continuamente. La relación y la conexión que he creado con mis clientes han sido muy importantes. Son mis mayores promotores». Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/5,6 e ISO 100. © Kelly Brown

La fotógrafa Kelly Brown rocía con espray una gran flor blanca para preparar una serie de retratos de recién nacidos.

Kelly comenta que para ella era importante que su proyecto de recién nacidos fuera un trabajo artesanal, y que sus fotografías estuvieran finalizadas lo máximo posible en la cámara, en lugar de en el proceso de edición. «Desde un punto de vista artístico, puesto que los fotógrafos podemos hacer muchas cosas en nuestros ordenadores, me encanta el reto de crear cosas en la cámara», afirma. «Esa parte es la que me encanta explorar». En esta imagen, se puede ver a Kelly rociando una de sus flores hechas a mano con pintura acrílica a base agua. © Garrett Hollis

Elaboración a mano de un proyecto fotográfico: diseño y construcción

Una de las principales decisiones que Kelly tuvo que tomar para la serie fue elegir los tipos de flores que quería incluir. Tras considerar muchas opciones, al final optó por unas que pudieran construirse de forma que sostuvieran con seguridad a un bebé durante la sesión.

Primero, Kelly esbozó el diseño de cada flor y, a continuación, las recortó en hojas de base de espuma de 3 mm. Eligió este material porque es muy suave y fácil de doblar, por lo que no había riesgo de que el bebé tocara nada afilado o dañino. Cada flor tenía como base un cuenco sólido y resistente hecho de escayola, y cada pétalo estaba fijado al exterior del cuenco. Finalmente, Kelly pintó las flores con una pintura acrílica a base de agua utilizando una pistola pulverizadora. (El proceso completo se puede ver en el siguiente vídeo).

 Newborn photographer Kelly Brown looks at her laptop inquisitively while seated at a small desk. Surrounding her are large, white, artificial flowers.

Capturar las imágenes

Kelly quería fotografiar a los bebés en su estudio durante sus primeras semanas de vida. Algunos llegaron a través de una convocatoria de modelos que publicó en redes sociales, mientras que otros eran hijos de clientes habituales. Dedicó unas dos horas a cada sesión, lo que permitió tener tiempo para alimentar a los bebés y garantizar que estuvieran relajados y cómodos.

Todas las imágenes se tomaron con el mismo equipo: una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM. En cuanto a la iluminación, Kelly utilizó un cabezal de flash de 800 vatios con un Octabox de 150 mm para conseguir una luz suave y uniforme que, además, rebotaba en grandes reflectores de poliestireno.

Al fotografiar a bebés más mayores en su trabajo habitual, que en ocasiones pueden ser bastante activos, Kelly utiliza el AF con detección de ojos de la EOS R5 para bloquear el enfoque en la cara del bebé. Sin embargo, en este caso eligió la cámara principalmente por su sensor de 45 MP.

«En este proyecto, especialmente al fotografiar flores blancas sobre fondos blancos, no tuve ninguna duda de que utilizaría la EOS R5 de Canon por el nivel de detalle que captaba», afirma. «Las flores de espuma tenían una superficie plana con poca textura, sobre todo al pintarlas, pero descubrí que al hacer zoom en los archivos de alta resolución en mi ordenador podía ver todos los detalles que quería».

Kelly afirma que el objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM es el que utiliza cuando fotografía bebés. «Este objetivo me ofrece una gran versatilidad», explica. «Lo utilizo con la longitud focal más amplia durante el 90 % de mis sesiones para poder captar imágenes con la mínima distorsión posible. Sin embargo, al fotografiar objetos de gran tamaño, especialmente desde arriba como en este proyecto, tuve que alejar el zoom lo máximo posible para captar toda la flor en un solo fotograma. Contar con esa versatilidad en las longitudes focales fue muy importante».

Primer plano de la mano de un adulto cogiendo la mano de un recién nacido.

Bebés milagro: la realización de un proyecto personal

Giulio Di Sturco nos habla de su nuevo y emotivo trabajo en el que documenta el asombroso mundo de los cuidados intensivos neonatales, grabado con una EOS C70 de Canon.
Un bebé acurrucado duerme dentro de una gran flor blanca en una fotografía de Kelly Brown tomada con una EOS R5 de Canon.

Kelly cambió un poco su estilo de disparo para esta serie de imágenes. «Normalmente disparo a f/2 o f/2,8, pero había mucho detalle en estas flores y, al ser blanco sobre blanco, necesitaba poder imprimir todo ese detalle», explica. «Por eso, fotografié la mayoría en torno a f/5,6 y algunas que eran un poco más profundas las realicé a f/8, con lo cual todo salió bonito y nítido». Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM a 62 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/5,6 e ISO 100. © Kelly Brown

Impresión del proyecto

Kelly utilizó su impresora principal, la imagePROGRAF PRO-4000, para imprimir las imágenes. «La he utilizado para imprimir todas mis imágenes galardonadas durante los últimos cinco años y dos de ellas han recibido 100 puntos, la máxima puntuación que puedes conseguir», afirma. «Los detalles que es capaz de producir son realmente importantes para lograr puntuaciones como esa».

La elección del papel también es clave para obtener el mejor resultado final posible, en especial al tratar con distintos tonos de piel de los bebés. Kelly optó por utilizar el papel Canson Infinity ARCHES BFK Rives Pure White. «Se trata de un papel mate con una preciosa textura suave y es fenomenal por los niveles de detalle que produce», afirma. «La posibilidad de añadir un poco de textura adicional gracias a la elección del papel permite producir algo realmente sublime. Creo que el color blanco puro es lo que hizo que las flores blancas destacasen, porque no tenía colores ni tonos adicionales».

La fotógrafa Kelly Brown muestra su serie de retratos de bebés recién nacidos que le valieron una beca de la Society of Wedding and Portrait Photographers.

Aquí, Kelly muestra las imágenes del proyecto tal y como fueron presentadas al jurado de la Society of Wedding and Portrait Photographers. Cada impresión se expuso con una alfombrilla blanca con un marco ovalado que también protegió las impresiones en su viaje de Australia al Reino Unido. «El óvalo encajaba perfectamente en el encuadre y combinaba bien con las formas de las flores», dice Kelly. © Garrett Hollis

El final del viaje creativo

Después de trabajar en el proyecto durante seis meses, Kelly estaba lista para presentar las 20 impresiones que había hecho al jurado de la SWPP para conocer el veredicto. Había documentado y compartido todo el viaje creativo con los miembros de su plataforma de formación en fotografía online, y muchos de ellos pudieron asistir a la votación del jurado en la convención anual de Societies of Photographers en Londres. Kelly admite que estaba muy nerviosa por el resultado.

«Se tienen muchas dudas al crear un proyecto personal, y compartir ese proceso puede ser muy abrumador», dice Kelly. «Pero mis socios dijeron que les gustaba ver cómo salía de mi zona de confort y creaba algo diferente».

«A lo largo del proceso fui compartiendo los altibajos que tuve, pero también demostré que, por mucha experiencia que uno tenga, todos nos enfrentamos a retos; lo importante es cómo afrontamos esos retos para lograr los resultados que queremos», prosigue. Cuando los jueces de la SWPP evaluaron el proyecto de Kelly, acordaron por unanimidad concederle una beca por su extraordinaria serie.

Kelly dice que sintió una mezcla de alivio y orgullo con el resultado. «Me sentí muy aliviada porque me había enfrentado a desafíos durante todo el proceso. Además, había mucha gente acompañándome en el viaje y no quería fallar delante de ellos. Pero, sobre todo, estaba orgullosa de haber logrado algo que me había propuesto hacer».

«Cuando haces algo como esto, nunca sabes cuál será el resultado, no puedes asumir que vas a tener éxito. Echando la vista atrás, fue una experiencia increíble».

David Clark

Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro