OBJETIVOS

Objetivos para primeros planos

La fotografía de primeros planos no siempre requiere de un objetivo macro especializado. Descubre los objetivos para primeros planos, que se conectan a la parte frontal del objetivo de cámara existente y permiten enfocar más cerca de lo normal.
Los objetivos para primeros planos no se conectan a la montura de objetivo de cámara, sino que se colocan en la rosca de filtro situada en la parte frontal del objetivo de cámara. Por eso, a veces se denominan filtros para primeros planos. Sin embargo, como no filtran la luz, no es una denominación del todo correcta. Además, verás que también se denominan objetivos suplementarios, porque se utilizan junto con otros.

Independientemente de su denominación, un objetivo para primeros planos ocupa muy poco espacio, pero puede transformar las capacidades de otros objetivos, ya que les permite enfocar más cerca de lo normal, como si se hubiera conectado una lupa. Es un accesorio perfecto cuando quieres ir ligero de equipaje.

Con los años, Canon ha fabricado una gama de objetivos para primeros planos diferentes con dos diseños: elemento único y elemento doble. Los objetivos de elemento doble se identifican con la letra D. Ambos tipos están disponibles en una amplia variedad de longitudes focales, incluidas 240 mm, 250 mm, 450 mm y 500 mm, que determinan la ampliación. También se suministran en diferentes tamaños de rosca de filtro, como 52 mm, 58 mm, 72 mm y 77 mm, pero no todas las combinaciones de longitud focal y tamaño de rosca están disponibles.

El factor más importante a la hora de elegir un objetivo para primer plano es el rendimiento, que depende de la construcción. Los objetivos para primeros planos de elemento único son relativamente baratos y, aunque son adecuados para un uso ocasional, no son tan buenos como sus equivalentes de elemento doble. En términos sencillos, todas los objetivos de elemento único muestran aberraciones, normalmente cromáticas. Al añadir un segundo elemento, las aberraciones de los dos elementos se cancelan entre sí. Es posible que el objetivo de elemento doble o «doble lente» resultante no esté completamente libre de aberraciones, pero es probable que sea mucho mejor que un objetivo de elemento único.

El rendimiento mejorado es especialmente notable en los bordes de la imagen. Esto significa que si fotografías una flor y el sujeto se encuentra principalmente en el centro del encuadre, un objetivo para primer plano de elemento único podría ser adecuado. Sin embargo, si fotografías un sujeto plano que se extiende hasta los bordes del encuadre, como una postal o sellos, un objetivo doble proporcionará una nitidez mucho mejor en los bordes, especialmente en aberturas de objetivo más amplias.
Un primer plano de un pequeño escarabajo en una hoja.

Un objetivo para primeros planos te ayuda a llenar el encuadre con tu sujeto, con la ventaja de que no reduce la cantidad de luz que entra en el sensor de la cámara. Esto significa que puedes mantener una velocidad de obturación rápida para reducir los efectos del movimiento de la cámara y del sujeto.

El objetivo para primeros planos 500D de 77 mm de Canon.

El objetivo para primeros planos 500D de Canon (que no debe confundirse con la cámara EOS 500D) se suministra con varios tamaños de rosca para adaptarse a diferentes objetivos. Así, se adapta a objetivos con una rosca de filtro de 77 mm, como el objetivo EF 16-35mm f/4L IS USM de Canon.

Un dedo apunta al símbolo de la parte superior de una cámara (aparece un círculo tachado con una línea) que indica la posición del sensor.

La mayoría de las cámaras tienen un símbolo en la parte superior que indica la posición del sensor. Esto permite determinar la distancia de enfoque, que, cuando trabajas en primer plano, puede ser muy diferente de la distancia entre el sujeto y la parte frontal del objetivo.

Hechos y cifras

Cuando se conecta un objetivo para primeros planos al objetivo de cámara, actúa como unas gafas para una persona con mala visión de lejos. La cámara ya no es capaz de enfocar al infinito, sino que tiene una visión clara de los sujetos cercanos que anteriormente quedaban fuera de su rango de enfoque. Como norma general, el objetivo para primeros planos tipo 250D está diseñado para objetivos de cámara con longitudes focales de 35 a 135 mm. Sin embargo, es posible obtener buenos resultados con los objetivos para primeros planos con distancias focales fuera de este rango.

En ocasiones, la potencia de los objetivos para primeros planos se expresa en dioptrías. La potencia dióptrica se calcula dividiendo la longitud focal del objetivo para primeros planos entre 1000. Esto significa que el objetivo tipo 250 tiene una potencia de +4 dioptrías.

La distancia de trabajo es la distancia entre la superficie frontal del objetivo para primeros planos y el punto del sujeto en el que se enfoca el objetivo. No se debe confundir con la distancia de enfoque, que es la distancia entre el plano focal y el sujeto. La mayoría de las cámaras indican la posición de esta película o sensor con un símbolo (un círculo tachado por una línea) en la parte superior del cuerpo. Si fotografías con un objetivo para primeros planos en la parte frontal de un teleobjetivo, la diferencia entre ambas distancias puede ser considerable.

La distancia de enfoque es necesaria en algunos cálculos de primeros planos, mientras que la distancia de trabajo te permite saber el espacio entre la parte frontal de la cámara y el sujeto, para que puedas colocar la iluminación.

Por lo general, no se recomienda utilizar un Speedlite en la cámara para primeros planos. En primer lugar, la distancia mínima de trabajo para la mayoría de los Speedlite es de unos 0,7 metros. En segundo lugar, a distancias cortas, la diferencia de posición del Speedlite y del objetivo implica que es probable que la mayor parte de la luz del flash no llegue al área principal del sujeto. Incluso si utilizas un Speedlite con un cabezal de flash que se pueda inclinar un poco hacia abajo, corres el riesgo de que el sujeto quede en la sombra del objetivo.

Como solución, puedes utilizar el Speedlite desconectado de la cámara, ya sea conectado de forma inalámbrica a la cámara o mediante el cable de conexión para el flash. Con el Speedlite desconectado de la zapata para accesorios, puedes inclinarlo para que la luz apunte directamente al sujeto. También puedes mover el Speedlite hacia atrás (hasta 60 cm desde la cámara con el cable de conexión para el flash) para que quede dentro de su alcance de funcionamiento normal. El uso del flash lejos de la cámara permite crear una mejor iluminación de textura en el sujeto.

El flash incorporado en la cámara tampoco es adecuado en muchos primeros planos, pues hay riesgo de que el barrilete del objetivo obstruya parcialmente la iluminación.

Para fotografías sencillas con un objetivo para primeros planos, la mejor iluminación es la luz de día. El medidor de exposición normal de la cámara no se ve afectado por la adición del objetivo para primeros planos y no es necesario aumentar la cantidad de exposición. Sin embargo, es una buena idea utilizar un trípode para evitar los efectos de la trepidación a medida que aumentan las ampliaciones.
Un fruto fotografiado en un plato.

El objetivo aquí utilizado enfoca bastante cerca pero, ¿y si quieres acercarte aún más? Imagen tomada con una EOS 250D y un objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM de Canon, con una configuración de exposición de 55mm, 1/4 s a f/11 e ISO 200.

Una imagen más cercana de una fruta en un plato.

El mismo objetivo con el objetivo para primeros planos 500D de Canon proporciona un aumento crucial de la ampliación sin perder calidad de imagen. Imagen tomada con una EOS 250D y un objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM de Canon, con un objetivo para primeros planos 500D de Canon, una configuración de exposición de 55mm, 1/4 s a f/11 e ISO 200.

Cálculo de las ampliaciones

La adaptación de un objetivo para primeros planos a un objetivo de cámara aumenta el tamaño máximo de la imagen que se puede obtener. El tamaño de la imagen en comparación con el tamaño del sujeto se denomina ampliación (aunque la imagen suele ser más pequeña que el sujeto).

Por ejemplo, si la imagen tiene una décima parte del tamaño del sujeto, la ampliación es de 0,1x. Si la imagen tiene la mitad del tamaño del sujeto, la ampliación es de 0,5x. Cuando la imagen y el sujeto tienen el mismo tamaño, la ampliación es 1x.

Cuando se utiliza un objetivo para primeros planos, es muy fácil calcular la ampliación de un objetivo de cámara ajustado al enfoque infinito. Solo tienes que dividir la longitud focal del objetivo de cámara entre la longitud focal del objetivo para primeros planos.

Ampliación = lo focal del objetivo de cámara / longitud focal del objetivo para primeros planos

Para mayor, comodidad la longitud focal del objetivo para primeros planos aparece en su nombre. Por lo tanto, si utilizas un objetivo de cámara de 100 mm con un objetivo para primeros planos tipo 250D, el aumento en el enfoque infinito es de 100/250, es decir 0,4x. El mismo objetivo para primeros planos con un objetivo de 200 mm proporciona una ampliación de 0,8x.

Si utilizas un objetivo zoom, basa el cálculo en el ajuste de zoom que hayas seleccionado. Por ejemplo, el objetivo EF-S 55-250mm f/4-5.6 IS STM de Canon se puede utilizar con el objetivo para primeros planos 250D de 58 mm de Canon. Si utilizas el extremo de 55mm de la longitud focal del zoom, obtendrás una ampliación de 55/250 = 0,22x. Si aplicas el zoom hasta el final del rango, es decir, 250mm, la ampliación será de 250/250 = 1x.

Como se aprecia, la ampliación aumenta con la longitud focal del objetivo de cámara. Es posible conseguir ampliaciones aún mayores si el objetivo de cámara se enfoca más cerca que su ajuste de infinito.

Ampliación con diferente configuración de enfoque

Entonces, ¿cómo puedes determinar la ampliación de un objetivo para primeros planos cuando se conecta a un objetivo a una distancia de enfoque determinada? Con el objetivo para primeros planos colocado, establece el valor del enfoque del objetivo de cámara que desees (los valores máximo o mínimo son los mejores).

Busca una regla que tenga una escala clara marcada en milímetros. Coloca la regla en ángulo recto con respecto al eje del objetivo y mueve la cámara hacia delante y hacia atrás delante del mismo hasta que la escala de la regla enfoque con nitidez. Mueve el centro del visor sobre el centro de la escala de modo que las marcas milimétricas estén, al menos, en toda la anchura del fotograma. (No intentes alinear el punto cero de la regla con el borde del visor, a que debido a un error de paralaje y a la diferencia entre el encuadre de la imagen y el campo de visión del visor, corres el riesgo de crear un espacio entre el borde del encuadre y el inicio de la escala). Ahora, haz una fotografía.

Echa un vistazo al resultado procesado y cuenta el número de milímetros visibles. Digamos que hay 72. La anchura de un sensor de encuadre completo es de 35,9 mm, por lo que la ampliación es 35,9 dividido entre 72, es decir, 0,499. Esto significa que la ampliación de esa configuración es de 0,5x.
Un tenedor fotografiado en una superficie de trabajo oscura en la que se aprecian numerosos arañazos.

Si no se utiliza un objetivo para primeros planos adicional, solo podríamos enfocar a esta distancia. Imagen tomada con una EOS 250D y un objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM de Canon, con una configuración de exposición de 48 mm, 0,4 s a f/16 e ISO 200.

Una imagen más cercana de un tenedor sobre una superficie de trabajo oscura y rayada.

Con el mismo objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM de Canon a 48 mm con la adición de un objetivo para primeros planos 500D de Canon, nuestra fórmula nos indica que el aumento es de 48/500 = 0,1x. Los objetivos para primeros planos tienen mayor efecto cuando se utilizan en objetivos con una longitud focal larga en lugar de en objetivos más cortos.

¿Objetivo para primeros planos o tubo de extensión?

Si estás de viaje y no tienes mucho espacio, recomendamos un objetivo para primeros planos, que es mucho más compacto que un tubo de extensión. De lo contrario, la elección depende en gran medida de tus objetivos y de la ampliación que desees conseguir. Los objetivos para primeros planos tienen más efecto cuando se utilizan en objetivos de cámara con una longitud focal larga en lugar de en objetivos más cortos. Esto es exactamente contrario al efecto de los tubos de extensión, en los que la cantidad de ampliación disminuye a medida que aumenta la longitud focal del objetivo de cámara. En la práctica, esto significa que los tubos de extensión son más útiles con objetivos cortos (por ejemplo, hasta 100 mm), mientras que los objetivos para primeros planos son más útiles con objetivos más largos.

Cuando necesites una distancia de trabajo mayor, la combinación de un teleobjetivo con un objetivo para primeros planos suele ser la mejor opción. Si utilizas un tubo de extensión en un objetivo gran angular, es posible que debas trabajar muy cerca del sujeto para enfocarlo. Además, los objetivos para primeros planos no reducen la cantidad de luz que llega al sensor, mientras que los tubos de extensión sí lo hacen. En ocasiones, este aspecto es clave cuando necesitas una velocidad de obturación razonablemente rápida o una abertura pequeña (o ambas).

Si tienes un teleobjetivo con zoom largo, puedes utilizar un objetivo para primeros planos y, en términos prácticos, es una opción mejor que los tubos de extensión con un teleobjetivo. Si utilizas tubos de extensión con zoom, verás que el enfoque cambia a medida que acercas y alejas el zoom, lo que implica que deberás enfocar continuamente. Esto no ocurre con los objetivos para primeros planos. Una vez enfocado, puedes cambiar la composición acercándote y alejándote, como con cualquier zoom habitual. Utiliza siempre la cámara sobre un trípode: la ampliación también aumentará los efectos de la trepidación.

Si tienes un objetivo macro, puedes utilizar un objetivo para primeros planos para conseguir ampliaciones aún mayores, aunque un objetivo para primeros planos suele perder eficacia con longitudes focales más cortas (menos de 35 mm, aproximadamente). Si buscas aumentos realmente elevados, prueba a utilizar un objetivo macro con tubos de extensión y un objetivo para planos.

Escrito por Angela Nicholson


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro