ARTÍCULO

La historia de los objetivos de la serie L de Canon

A close-up selection of Canon lenses

La línea roja que rodea el barrilete de un objetivo de la serie L de Canon no solo indica un gran nivel de calidad de imagen profesional. Muestra también un increíble esfuerzo humano, así como un diseño y un proceso de fabricación revolucionarios, sobre todo en lo que respecta al cristal. Como muestra esta cronología de objetivos de la serie L de Canon, a lo largo de su desarrollo se han ido incorporando distintos elementos: el primer cristal de fluorita artificial para objetivos, la fabricación de objetivos asféricos de alta precisión, aberturas de gran amplitud, ángulos de visión sin precedentes, el primer objetivo superzoom del mundo y revestimientos antirreflectantes cuya estructura es más fina que la longitud de onda de la luz visible.

Christian Ziegler’s

Suscríbete al boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Ya conocemos el rendimiento, la facilidad de uso, la solidez y la calidad profesional de estos objetivos, pero lo que no siempre se ve es la investigación, la precisión y la pasión que hay detrás y que siguen siendo la base del desarrollo de la serie L. El objetivo de tal innovación es «ampliar las posibilidades de los fotógrafos por medio del pensamiento libre, sin las limitaciones propias del sentido común».

Conocer la historia de la serie L de Canon resulta fascinante. Si bien es cierto que el conocimiento científico actual de la óptica está consolidado, sería un error pensar que ya se han ideado y fabricado todos los diseños de objetivos posibles.

De hecho, los cambios se producen cada vez más rápidamente a medida que los fabricantes de vidrio desarrollan materiales cada vez más exóticos e innovadores y se siguen desarrollando nuevos procesos de diseño y producción que no dejan de transformar los procedimientos de fabricación de objetivos. Son tiempos emocionantes, tanto para los diseñadores de objetivos como para los fotógrafos.


Hitos de la serie L de Canon

Canon FL-F 300mm f/5.6 lens

1969: FL-F 300mm f/5.6

El primer objetivo de fluorita de Canon

La fluorita tiene unas propiedades fantásticas para las lentes, entre las que destacan la eliminación completa de la aberración cromática residual y la capacidad de reducir la longitud total del objetivo. Actualmente se utiliza mucho en los superteleobjetivos de la serie L de Canon. No obstante, la fluorita natural contiene demasiadas impurezas y no se puede utilizar en la fabricación de objetivos, ya que no es posible obtener piezas grandes de cristal. En 1969, Canon desarrolló una tecnología que permitía que los cristales puros «crecieran» artificialmente, dando lugar a la producción del FL-F 300mm f/5.6, su primer objetivo de fluorita, un teleobjetivo supercompacto que fue revolucionario en la época.

Canon FD 14mm f/2.8L lens

1982: FD 14mm f/2.8L

Un ultra gran angular fabricado con una herramienta de diseño original

Los objetivos ultra gran angular requieren diseños complejos y técnicas sofisticadas de fabricación. El FD 14mm f/2.8L fue fabricado mediante una herramienta interna con un elemento de objetivo asférico que elimina la distorsión, produciendo así el objetivo prime rectilíneo más amplio de la gama FD.

Canon EF 50mm f/1.0L USM lens

1989: EF 50mm f/1.0L USM

Un objetivo estándar con la mayor abertura del mundo

Los objetivos de gran rapidez no son un invento moderno. En 1989, este objetivo proporcionó la abertura más amplia del mundo para una cámara réflex con un objetivo de 35 mm. Para fabricarlo se utilizó un diseño óptico sofisticado que incluía dos lentes asféricas rectificadas y cuatro lentes de cristal de alto índice de refracción, lo que produce un alto contraste y el mínimo velo óptico incluso con el objetivo totalmente abierto a f/1.0. Se utilizó una estructura de objetivo flotante para garantizar la calidad de imagen incluso en cortas distancias de enfoque, y el USM (motor ultrasónico) permitía un enfoque automático silencioso y de alta velocidad con anulación manual continua.

Canon EF 35-350mm f/3.5-5.6L USM lens

1993: EF 35-350mm f/3.5-5.6L USM

El primer zoom 10x del mundo

Este fue el primer objetivo de zoom 10x para réflex con objetivos intercambiables, y demostró ser efectivo y versátil en fotografía deportiva, donde son fundamentales la velocidad y la capacidad de maniobra. Diseñado con una configuración de seis grupos, el objetivo utilizaba el quinto grupo para el zoom y lograba una gran ampliación de este en un diseño compacto. Dos lentes UD (de dispersión ultra baja) proporcionaban una óptima corrección de la aberración cromática, una alta resolución y un alto contraste. Además, incluía un pie de trípode fácil de ajustar.

Canon EF 300mm f/4L IS USM lens

1997: EF 300mm f/4L IS USM

El primer objetivo L con estabilizador de imagen

La fotografía de teleobjetivo sin trípode siempre es un riesgo para los fotógrafos de naturaleza y deportes debido a la posibilidad de trepidación, pero cuando Canon presentó su sistema de estabilización de la imagen (IS) por primera vez en un objetivo profesional, ofreció dos pasos de compensación de la trepidación, lo que resultó muy eficaz. Este objetivo hizo posible la fotografía sin trípode en situaciones en las que normalmente se necesitaría uno, lo que otorgó mucha más movilidad a los fotógrafos. La unidad IS incluía dos modos: el modo 1 para sujetos inmóviles y el modo 2 para capturas con barrido o de seguimiento. Dos lentes UD eliminaban la aberración cromática, y el objetivo estaba diseñado para proporcionar altos niveles de resolución y contraste.

Canon EF 24mm f/1.4L II USM lens

2008: EF 24mm f/1.4L II USM

El primer objetivo del mundo con SWC (revestimiento de estructura de sublongitud de onda)

Puede que los revestimientos de objetivos no sean la tecnología más glamurosa, pero sí una de las más importantes, ya que juega un papel crucial en la supresión de luces parásitas, velo óptico y pérdida de contraste. El revestimiento SWC de este objetivo tiene una estructura más fina que la longitud de onda de la luz visible, algo que no se había conseguido hasta el momento. Esto minimizaba el velo óptico y las luces parásitas provocados por grandes ángulos de incidencia, que no se podían evitar con los revestimientos convencionales. El EF 24mm f/1.4L también incorporaba dos lentes asféricas moldeadas en cristal y dos lentes UD para eliminar la aberración. El sistema SWC estaba destinado a convertirse en una de las tecnologías principales de Canon para el futuro desarrollo de sus productos.

Canon EF 100mm f/2.8L Macro IS USM lens

2009: EF 100mm f/2.8L Macro IS USM

El primer IS Híbrido del mundo

La fotografía macro supone problemas para los sistemas de estabilización de la imagen, ya que introduce un segundo tipo de movimiento de la cámara paralelo al de la posición de esta. La solución llegó con el EF 100mm f/2.8L Macro IS, el primer objetivo que utilizaba el sistema IS Híbrido, diseñado para compensar el desenfoque producido por este desplazamiento. Además del sensor de trepidación angular convencional, este objetivo incluía también un sensor de aceleración para el movimiento paralelo al plano de la imagen. Los datos generados por los dos sensores se utilizaban para mover la unidad de corrección óptica mediante algoritmos desarrollados específicamente para este propósito, por lo que se mejoró la corrección de trepidación en la fotografía macro.

Canon EF 70-300mm f/4-5.6L IS USM lens

2010: EF 70-300mm f/4-5.6L IS USM

El primer objetivo EF con revestimiento de flúor

Los teleobjetivos son especialmente propensos a acumular polvo, humedad y grasa en los elementos frontales, en parte debido a su tamaño y en parte debido a las adversas condiciones de los entornos en los que se suelen utilizar. El innovador revestimiento de flúor del EF 70-300mm f/4-5.6L IS USM fue diseñado para repeler la suciedad, que podía afectar negativamente a la calidad de la imagen, y reducir la necesidad de limpiar el objetivo. El revestimiento de fluorocarbono repele el agua y la grasa y, aunque el polvo se adhiera a la superficie, resulta más fácil de limpiar. También permite eliminar las huellas de los dedos, por ejemplo, sin utilizar disolventes.

Canon EF 8-15mm f/4L Fisheye USM lens

2011: EF 8-15mm f/4L Ojo de pez USM

El primer zoom ojo de pez circular y diagonal

Los objetivos ojo de pez son de dos tipos: circular, que crea una imagen completamente circular en la zona de encuadre, y diagonal, que rellena el área de encuadre por completo con una imagen rectangular. Generalmente, si necesitas ambos tipos tienes que comprar dos objetivos, pero en 2011 Canon lanzó el primer objetivo que integraba al mismo tiempo una imagen circular completa de 180 grados y un campo de visión diagonal de 180 grados de fotograma completo. Los objetivos ojo de pez son herramientas especializadas que no se utilizan con frecuencia, así que tener un solo objetivo que ofrezca ambos tipos en lugar de tener que llevar dos supone una enorme ventaja. Además, su funcionamiento es muy sencillo, ya que la cobertura del encuadre está asociada al ajuste de zoom. En su longitud focal más amplia se produce una imagen circular que se amplía para rellenar el encuadre, ya que se aumenta el ajuste de zoom. Una marca en el anillo de zoom muestra el punto en el que la vista rellena el encuadre.

Canon EF 200-400mm f/4L IS USM Extender 1.4x lens

2013: EF 200-400mm f/4L IS USM Extender 1.4x

El primer superteleobjetivo con multiplicador incorporado

Los teleconvertidores, también conocidos como multiplicadores, son muy utilizados en la fotografía de naturaleza y deportes para ampliar el alcance de los teleobjetivos. La ganancia de longitud focal se ve compensada por una pérdida en la abertura máxima, de modo que son más útiles con objetivos que tengan una amplia abertura máxima. El EF 200-400mm f/4L es el primer superteleobjetivo que lleva este concepto al límite de la lógica al incorporar un teleconvertidor 1,4x. Así, se amplía el rango focal a 280-560 mm con una abertura máxima de f/5,6. Por si fuera poco, también se puede utilizar con un multiplicador EF 1.4x III convencional para ampliar aún más el alcance hasta los 780 mm con una abertura de f/8, todo esto dentro de los límites de enfoque automático de cámaras como la EOS-1D X II.

Canon EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM lens

2014: EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM

El primer objetivo con revestimiento ASC para reducir aún más el velo óptico

ASC son las siglas de Air Sphere Coating, que consiste en un revestimiento que contiene unas «esferas de aire» que se evaporan y van a parar a la superficie del objetivo en forma de película fina. Este proceso, que en principio puede sonar extraño, proporciona una gran reducción de velo óptico y luces parásitas en ángulos de luz casi perpendiculares, lo que resulta especialmente útil en teleobjetivos y sus ángulos de visión relativamente estrechos. El objetivo también utiliza una lente de fluorita y una lente súper UD, además de un estabilizador de imagen con cuatro pasos de compensación de la trepidación.

Canon EF 11-24mm f/4L USM lens

2015: EF 11-24mm f/4L USM

El zoom ultra gran angular más amplio del mundo

El EF 11-24mm f/4L USM es uno de los objetivos ultra gran angular más espectaculares de Canon, con el ángulo de visión más amplio de todos los objetivos rectilíneos (que no son ojo de pez), incluidos los objetivos prime. Utiliza algunas de las tecnologías de imagen y fabricación más destacadas de Canon, entre las que se incluyen una lente asférica rectificada, lentes UD y súper UD para eliminar la aberración cromática y los revestimientos antirreflectantes ASC y SWC.

Canon EF 35mm f/1.4L II USM lens

2015: EF 35mm f/1.4L II USM

El primer objetivo con óptica BR

En 2015 se produjo otro hito en la historia de los objetivos de Canon. El EF 35mm f/1.4L II USM fue el primer objetivo en utilizar la tecnología de objetivos BR o Blue Spectrum Refractive Optics (óptica de refracción de espectro azul) de Canon, con un material que proporciona características de dispersión anómala con una potente refracción de la luz azul (de ahí el nombre). Es perfecto para corregir el tipo de aberración cromática propio de los objetivos de gran abertura. Proporciona una alta calidad de imagen desde el centro hasta el borde del encuadre, y tiene un rendimiento excelente incluso con la máxima abertura, lo que permite una combinación inusual de ángulo de visión amplio y profundidad de campo reducida que produce un creativo efecto de fondo desenfocado.

El EF 35mm f/1.4L II USM es el ejemplo perfecto de que la evolución constante de la tecnología de objetivos no solo permite desarrollar nuevos diseños y longitudes focales de zoom más extremos, sino que también revoluciona la calidad de imagen de los objetivos existentes. Los objetivos de gran rapidez de amplia abertura no son nuevos. Sin embargo, la calidad de imagen disponible actualmente combinada con la eliminación de aberración cromática permite a los fotógrafos actuales utilizar objetivos como el EF 35mm f/1.4L II USM en su abertura máxima para crear efectos visuales que no eran posibles en el pasado.

Escrito por Emma-Lily Pendleton


Artículos relacionados

Ver todo