A wooden chopping board with balls of colourful clay spread along it.

TÉCNICAS DE VÍDEO

Cómo crear tu primera animación en «stop-motion»

La grabación de vídeos en «stop-motion» es una actividad divertida con la que podrás pasártelo en grande en familia. Fotografía una serie de imágenes de un objeto y ve moviéndolo poco a poco para cada toma. Lograrás una secuencia que puede reproducirse como si fuera una película, lo que crea la ilusión de que el objeto se mueve realmente.

Configurar la cámara EOS para obtener el mejor resultado es la parte más sencilla. La verdadera destreza reside en lograr dar vida a un objeto inanimado y añadirle algo de personalidad.

El animador profesional Ed Jackson comparte algunos consejos que te ayudarán a dar tus primeros pasos en el mundo de la animación en «stop-motion». Desde que finalizó sus estudios en esta técnica de animación, Ed ha trabajado para numerosos clientes del sector, entre otros el estudio Aardman Animations. Fue allí donde pudo dar rienda suelta a su talento en series como «La oveja Shaun» y películas como «Cavernícola», de Nick Park, y «La oveja Shaun, la película: Granjaguedón».

Con su ayuda, descubrirás lo sencillo que es iniciarse en la animación en «stop-motion» con la EOS 250D de Canon, un par de luces y una bola de arcilla.

Escoge un sujeto

En tu casa hay multitud de objetos que pueden servirte de sujeto para tu proyecto. Por ejemplo, puedes grabar cómo se origina una estructura de bloques de construcción, una bolsa de caramelos abriéndose por sí sola o varios coches de juguete haciendo una carrera en la encimera de la cocina. Ed recomienda empezar por algo sencillo, como su vídeo de una pelota rebotando.

«La plastilina o la arcilla para modelar suele ser mi sujeto por excelencia, ya que puedo usarla de muchas formas. En el corto que hice, simplemente grabé la bola desde arriba y la moví por la mesa mientras le iba dando otras formas para crear la ilusión de que rebotaba».

«Mi consejo es olvidarse por completo de cosas que sean demasiado complicadas. Utiliza un fondo sencillo y céntrate en la animación. Si lo que quieres es contar una historia, haz que sea simple y corta, y realiza primero un proyecto de prueba para hacerte una idea antes de lanzarte de lleno con algo que termine siendo demasiado largo».

Configura la cámara

The back of an EOS camera showing the settings used for filming stop-motion.
Colocar la cámara en un trípode es la mejor forma de asegurarte de que no se mueva entre tomas y que se mantenga un encuadre uniforme.

La relación de aspecto estándar de las películas es 16:9, pero la cámara está configurada de forma predeterminada para captar imágenes en 3:2. Para asegurarte de que tu película en «stop-motion» pueda reproducirse en formato panorámico, tendrás que cambiar la relación de aspecto en el menú principal antes de comenzar a fotografiar. Para poder seleccionar esta opción, puede que tengas que ajustar la cámara EOS en el modo Visión en directo.

Ed recomienda configurar el enfoque, la exposición y el balance de blancos de forma manual. De esta forma, no se modificarán los ajustes y todas las tomas de tu película tendrán un aspecto uniforme. También puedes usar luces artificiales para lograr un acabado similar.

«Aunque puedes grabar en el exterior o junto a una ventana, la luz natural cambia constantemente. Si trabajas en una habitación poco iluminada con solo un par de lámparas, tendrás más control, pero es imposible evitar que se produzcan ciertos parpadeos hacia el final, como puedes ver en mi ejemplo. Es un efecto que refuerza el acabado final».

Usa un trípode

An EOS camera on a tripod pointing down at a small ball of green clay on a tabletop.
Para asegurarte de que la cámara no se mueva, realiza cada toma con el disparo remoto del obturador o la aplicación Canon Camera Connect desde tu smartphone.

Al colocar la cámara en un trípode, te aseguras de que el encuadre sea el mismo en todas las tomas y de que las imágenes cuenten con una gran nitidez. Una cámara EOS con pantalla de ángulo variable te permite ajustar el encuadre fácilmente, incluso al fotografiar desde un ángulo complicado. «Asegúrate de que todo esté bien colocado, ya que es muy importante que la cámara no se mueva en ningún momento», recalca Ed.

Al usar un trípode también dispones de más libertad a la hora de configurar la exposición. Utiliza un valor de ISO con una sensibilidad baja, como ISO 200, para evitar que la imagen tenga un efecto granulado. Realiza disparos de prueba con diferentes aberturas para ver cuál te gusta más y, a continuación, configura la velocidad de obturación para asegurarte de que la imagen está lo suficientemente iluminada.

Los animadores profesionales utilizan software avanzado como Dragonframe para controlar la cámara, capturar y revisar secuencias, programar efectos de iluminación y mucho más. Pero si estás empezando, puedes ir a lo simple y hacer cada foto a mano.

En vez de pulsar el botón de disparo del obturador, usa un disparador remoto. De esta forma evitarás mover la cámara sin que te des cuenta al captar la secuencia. Si tu cámara dispone de Wi-Fi, puedes usar la aplicación Canon Camera Connect para captar cada toma y reproducir las imágenes sin necesidad de tocarla.

Determina la duración

Artículos relacionados
Stef Michalak crouching on a path with a Canon EOS M50 to film his son's first ride on a balance bike.

TÉCNICAS DE VÍDEO

Convierte un día familiar en una fantástica película casera

Captura los momentos en familia más valiosos y descubre cómo sacar el máximo partido a las funciones de vídeo de tu cámara EOS de la mano del videobloguero familiar Stef Michalak.

A before-and-after shot of a field of long grass, dark and unedited on the left, with a lighter version on the right after editing in DPP.

FOTOGRAFÍA TIME-LAPSE

Cómo grabar vídeos time-lapse

Descubre el mundo de los vídeos time-lapse con ayuda de las cámaras EOS desde la comodidad de tu hogar.

A multiple-exposure image representing a time-lapse of two children and a dog playing on a rural riverbank.

ESCENÓGRAFA HATTIE NEWMAN

Cómo me ayuda la EOS 4000D de Canon a materializar mis ideas

Descubre cómo la maquetista y escenógrafa Hattie Newman utiliza la EOS 4000D de Canon para dar vida a sus ideas.

Ed Jackson rolling a ball of green clay in his hand below an EOS camera on a tripod.
Para empezar, saca dos fotos por toma antes de mover al sujeto. Con esto, no solo reducirás a la mitad la cantidad de trabajo que tienes que hacer, sino que también lograrás un resultado más caricaturesco y divertido.

La duración de tu proyecto en «stop-motion» dependerá del número de fotografías que hayas realizado y de la frecuencia de fotogramas de tu película. Por ejemplo, si la secuencia captada se reproduce a 25 fps (imágenes por segundo), significa que cada segundo de vídeo deberá contar con 25 imágenes. También puedes disparar a 24 fps para conseguir un aspecto más cinematográfico.

Mueve el objeto

Ed Jackson, by his camera on a tripod and a desk lamp, adjusting a ball of pink clay.
Experimenta para descubrir cuánto debes mover el sujeto entre tomas. Los cambios pequeños y sutiles dan la impresión de un movimiento más fluido, pero también puede suponer alargar la duración del vídeo final.

El movimiento del objeto en cada toma dependerá de la frecuencia de fotogramas. «Si disparas a 25 fps, por ejemplo, los incrementos deben ser relativamente pequeños para que el movimiento sea más sutil, o de lo contrario la animación será demasiado rápida», explica Ed. «Sin embargo, con 12 fps, todos los incrementos pueden ser mayores y tienes más libertad para recolocar el objeto. Al final depende de lo que ocurre en la secuencia y del movimiento que quieres mostrar».

Edita tus vídeos

A Canon EOS camera on a tripod, pointing down at a chopping board covered with balls of brightly coloured clay.
Gracias a las variadas y sencillas aplicaciones de edición de vídeo para móvil y ordenadores, podrás editar tus imágenes fácilmente hasta formar una secuencia.

Si has captado las imágenes de tu película sin ayuda de ningún software o aplicación adicional, tendrás que compilarlas para crear un vídeo. Ed lleva utilizando Adobe Premiere Pro bastante tiempo, pero tú puedes utilizar cualquier software de edición de vídeo básico. Tan solo debes importar las fotos al timeline, añadir la música que quieras y exportar la grabación a formato MP4, MOV o cualquier otro formato de vídeo para compartir.

Existen muchas aplicaciones sencillas para dispositivos móviles y ordenadores con los que automatizar el proceso y que permiten revisar la animación a medida que trabajas o generar el archivo final. Ed aconseja utilizar Stop Motion Studio.

La animación en «stop-motion» es una de las técnicas de vídeo más sencillas. No es algo que requiera mucho equipo o espacio, pero sí bastante paciencia. Puedes empezar hoy mismo con cualquier cámara de la gama EOS configurada para funcionar de forma manual.

Una vez domines las nociones básicas, podrás comenzar a experimentar con nuevas técnicas y desarrollar tu propio estilo. «En una serie como La oveja Shaun, normalmente movemos las figuras de los personajes unas 12 veces por segundo», comenta Ed. «Captamos dos imágenes en cada posición para calcular el número correcto de fotogramas necesarios para la reproducción. Al captar dos imágenes por movimiento, se ahorra tiempo y se consigue ralentizar la animación al reproducirla, lo que le da un aspecto más caricaturesco. En cambio, cuando grabamos una película, movemos las figuras en cada uno de los 24 o 25 fotogramas, ya que así se logran movimientos más fluidos y naturales».

Tal y como afirma Ed, todo consiste en experimentar. «Sé creativo, aprende de tus errores y diviértete».

Escrito por Marcus Hawkins

Productos relacionados

Artículos relacionados



Inspírate es tu fuente principal de consejos de fotografía, guías para compradores y entrevistas interesantes. Descubre todo lo que necesitas para encontrar la mejor cámara y la mejor impresora para ti, así como para hacer realidad tu próxima idea creativa.

Volver a todas las técnicas y sugerencias