Transformación empresarial

La evolución del departamento de TI

En los próximos 10 años, ¿qué significará trabajar en TI?

Ver/descargar la guía

Colleagues working on computers in a shared office space with exposed brick and wooden floor

Transformar percepciones

El tópico de los equipos de TI siempre fue el de un grupo de frikis de la tecnología que trabajaba en el sótano de una empresa, aislado del resto de empleados y haciendo cosas que nadie más entendía. Pero esta visión ha cambiado por completo gracias a la expansión de la tecnología. En la actualidad, todo el mundo utiliza un smartphone y los niños estudian programación en el colegio. Al disponer de un mayor conocimiento de los procesos de TI, estos departamentos han pasado a ser una parte más importante e integral de las empresas.

Sin embargo, a pesar de que el perfil de los equipos de TI ha ido en aumento, los estudios[1] indican que en 2019 la presencia de directores de TI en plantilla se vio reducida de un 71 % a un 58 %. ¿Significa esto que los procesos de TI ya no son tan importantes?

A continuación debatimos la evolución y el futuro de este tipo de departamentos con Caroline Serfass, directora de TI de Canon Europe.

Del sótano a la sala de juntas

«La percepción que se tiene de los departamentos de TI sin duda ha cambiado. En sus inicios, se ocupaban principalmente de automatizar los procesos financieros. Era algo que nadie más entendía. Yo misma he observado a veces que el departamento seguía ubicado en el sótano. Incluso me han llegado a comentar que, por mi aspecto, nadie diría que trabajo en él».

«En la década del 2000, empecé a notar algún cambio por primera vez en el concepto que se tenía de este departamento, cuando comenzaron a surgir conversaciones sobre integración y lo importante que era trabajar de forma conjunta. El departamento de TI ya no es un simple equipo administrativo. Dada la transformación digital que ha experimentado el mundo, ahora ocupa un puesto mucho más destacado».

A pesar de las predicciones[2] que afirman que en 2020 seremos testigos de la desaparición de los departamentos de TI, su presencia sigue siendo muy importante. Quizás el motivo más significativo tras esta afirmación sea la transformación digital. A lo largo de los últimos 20 años han sido muchas las empresas que se han reestructurado para adoptar un enfoque más cercano al cliente. Esta transformación ha convertido a los departamentos de TI en una pieza fundamental de las empresas actuales. Además, también ha cambiado la concepción que tienen las empresas acerca de sus funciones, lo que les ha permitido comprender que los responsables de TI necesitan formar parte de las estrategias de planificación. Esto se puede apreciar en los datos. Según un estudio[3], más de la mitad de los responsables de TI comentan cada año que su función en las empresas ha pasado a ser más estratégica.

Un socio para la transformación digital

Sin embargo, según los datos de 2019, la presencia de directores de TI en salas de juntas se ha visto reducida en un 13 % desde 2017[4]. ¿Por qué? Uno de los motivos apunta a que las empresas consideran que el papel de los directores de TI consiste en liderar los proyectos de transformación digital y ven dicha transformación como un proceso que ya se ha completado. Esta actitud preocupa enormemente a los trabajadores de TI y suele ser un error bastante común por parte de las empresas.

«Si eliminásemos la palabra digital, solo nos quedaría transformación, y esta nunca llega a finalizar del todo debido a que el mundo está en constante cambio. Es cierto que la transformación digital experimentó un gran auge hace 20 años cuando los departamentos de TI comenzaron a digitalizar los entornos administrativos. Aunque hay veces en las que algunas empresas ni siquiera llegan a completar esta fase.

Con el paso del tiempo, la digitalización se ha ido implementando en entornos y procesos orientados al cliente. Esta transformación suele ser mucho más rápida, ya que las necesidades de los clientes cambian con más frecuencia que nuestras regulaciones y procesos financieros, por ejemplo».

Ante esta situación, la digitalización no se puede considerar un simple proceso más. Incluso si ya se ha llevado a cabo una importante transformación digital a nivel interno, su optimización y evolución a nivel externo es un proceso continuo.

Cómo crear una estrategia de transformación digital ganadora

Impulsa tu transformación digital con nuestra guía para responsables de TI

Ver/descargar la guía

Woman looks out the window while using an iPad on a marble desk

¿Por qué es necesario contar con un departamento de TI?

Las empresas son conscientes de que evolucionar es un proceso necesario, ¿pero por qué necesitan un departamento de TI para llevar a cabo esta transformación? Con la aparición del software como servicio (SaaS) a principios de la década de 2010, las empresas empezaron a platearse si era necesario contar con un departamento de TI. Las soluciones de SaaS sustituyen a los equipos de TI y ofrecen un servicio de asistencia y mantenimiento del hardware. Aunque este enfoque puede resultar útil para los pequeños negocios, la ausencia de equipos centralizados genera ciertos problemas a nivel empresarial.

«Muchos de estos productos se superponen en términos de funcionalidad. Al final, trabajar de forma fragmentada implica un mayor gasto que hacerlo de forma conjunta. Lo más importante es que la información pueda fluir, y cuando las aplicaciones no se han diseñado con este concepto en mente, el sistema simplemente no funciona».

«El problema reside en que muchas de las funciones de los equipos de TI son imperceptibles y, por lo tanto, la gente cree que ocurren sin más. Son muchos los que piensan que nuestro trabajo consiste únicamente en ocuparnos de los portátiles y los smartphones. Nuestra labor se puede comparar con un iceberg. Aunque hay elementos a simple vista, en el fondo existen un sinfín de procesos que requieren planificación y preparación».

¿Cómo pueden los departamentos de TI poner fin a la percepción errónea que se tiene sobre ellos y sus funciones?

Para poder mantener su influencia y reputación como socio estratégico, es necesario hacer frente a las ideas erróneas acerca de la transformación digital y el papel de los equipos de TI. ¿Qué pueden hacer los responsables de TI para que esto ocurra?

  • Establecer procesos formales: «En Canon hemos decidido implementar ciertos procesos, impulsados por nuestro director ejecutivo, para asegurarnos de que los equipos de TI puedan desarrollar sus funciones lo antes posible. Por ejemplo, realizando comprobaciones, particularmente en términos de aprobación financiera. Asimismo, otro de nuestros objetivos es asegurarnos de disponer de un proceso de revisión apropiado para comprobar si hemos alcanzado los objetivos empresariales o hemos hecho uso de todos los sistemas, así como identificar aspectos en los que es posible mejorar».
  • Asumir la responsabilidad conjunta de los proyectos: «Nuestra labor no consiste únicamente en la implementación de los equipos de TI. De hecho, esa es la parte más sencilla. Lo complicado es identificar por qué se hace. Analizar cuál es el interés empresarial. Siempre le pido a mi equipo que hable sobre temas que no estén únicamente relacionados con cuestiones de TI, como métodos para alcanzar los objetivos empresariales. Suelo incidir en que no deben pedir permiso, ya que todos somos igual de importantes».
  • Aumentar la visibilidad: «Es necesario ofrecer una visión más clara de los costes de TI para facilitar su comprensión. Este aspecto resulta muy útil, ya que así se logra apreciar su importancia. Cuando la gente desconoce los costes, la responsabilidad no es la misma».

El futuro de la TI

El mundo se encuentra en plena transformación y esto ha definido la función del departamento de TI en los últimos años. Pero, en los próximos 10 años, ¿qué significará trabajar en TI?

«La tecnología ha evolucionado de forma considerable. En la actualidad es posible automatizar una gran cantidad de procesos y el mundo migra hacia formas de trabajo en la nube. En consecuencia, creo que el papel del departamento de TI será más reducido y menos técnico, y se centrará en el desarrollo de información, procesos y aplicaciones para el ámbito empresarial.

Los departamentos de TI deberán garantizar el flujo de la información a través de la empresa y la coordinación de datos. Este es el motivo por el que no se puede prescindir de este tipo de departamentos. Su función consistirá en definir datos y procesos empresariales, y asegurarse de que las aplicaciones se emplean de forma apropiada y específica. Después, deberán garantizar el funcionamiento de estos procesos mediante el uso de tecnología y una red de alto rendimiento. También desempeñarán una función esencial a la hora de optimizar los costes de TI mientras garantizan el retorno de la inversión, impulsan la conformidad de los sistemas de TI (SoX y RGPD) y refuerzan la seguridad de la información».

Soluciones relacionadas

Más información

Pon en marchar tu transformación digital

Hable con nuestro equipo