Artículo

Resultados de alta gama con presupuesto de fotógrafo independiente con la Canon EOS C200

El cineasta David Newton habla de su grabación de Trash the Dress con la flexible y compacta EOS C200

David Newton tenía muchas ganas de poner a prueba la nueva EOS C200. Para su cortometraje Trash the Dress (Destroza el vestido), aprovechó toda la versatilidad y el potencial de la cámara para el fotógrafo que trabaja solo, montando la cámara en cardanes y drones y utilizando todas sus características avanzadas de enfoque automático.

David Newton se describe a sí mismo como un «fotógrafo-cineasta. Yo soy una de esas personas que empezaron como fotógrafos, luego hicieron algunos vídeos con réflex y fueron avanzando según los proyectos recibidos».

Al pasar de las cámaras réflex con vídeo a la gama Cinema EOS, Newton participó en cursos de formación en cámaras Canon y estaba impaciente por trabajar con la nueva EOS C200 lo antes posible.

«El proyecto surgió porque Canon dijo que quería poner a prueba la C200 y necesitaba a alguien que hiciera la transición de réflex a cámara de cine. La cámara tiene dos caras: es apta para un flujo de trabajo de producción de alta gama totalmente integrado en un entorno de grandes producciones, y también funciona muy bien para alguien que trabaja en solitario o con pocos compañeros gracias a su ergonomía». Esta es, dice Newton, su área de especialidad. «Yo tiendo a trabajar solo o con un pequeño equipo. Me resulta más fácil hacer las cosas por mí mismo». Tras haber utilizado la C200 en un proyecto en Dubái, Newton «ya tenía cierta experiencia con ella».

En referencia a la combinación del tamaño compacto y ligero del dispositivo con la grabación de alta calidad Cinema RAW Light integrada, Newton describe la cámara como «la bestia del doctor Jekyll y Mr. Hyde. Lo mejor que tiene en mi opinión es la grabación RAW 4K interna. Es fantástica. Es una cámara con precio y tamaño de rango medio, pero que es capaz de alcanzar la gama alta con la calidad que solo el formato RAW puede ofrecer. Estamos acostumbrados a grabar en MP4, el equivalente en vídeo a las fotografías en JPEG, y con una capacidad de gradación muy limitada, pero ahora tenemos quince puntos de rango dinámico (desde el archivo procesado en Cinema RAW Light)». Esto, comenta Newton, convierte al alto rango dinámico en una opción realista, además de aumentar las posibilidades en posproducción. «Si quieres, puedes cambiar a un flujo de trabajo HDR. Y cuando trabajas en Rec709 ofrece gran flexibilidad de gradación, e incluso me atrevería a decir de recuperación por si metes la pata (pero eso no le pasa nunca a nadie, por supuesto)».

Newton reconoce rápidamente el valor de la grabación en RAW y comprimida. «Tienes el RAW, pero también tienes la posibilidad de reducirlo. Tienes una gama muy alta y tienes el formato comprimido. Si configuras la cámara correctamente, los resultados en MP4 son brillantes. Sin embargo, si grabas una gran cantidad de Chroma key, entonces es mejor RAW para los datos adicionales. Puedes utilizar un códec de gama baja para grabar bodas y eventos, donde no te interesa generar una carga enorme de datos ni cumplir los requisitos de procesamiento RAW».

Más allá del sensor y el formato de grabación

A Newton le encantan sobre todo las características de enfoque automático de la C200. «El sistema de enfoque automático Dual Pixel CMOS es excelente. Es como un interruptor general para pasar del enfoque manual que llevamos años utilizando a un enfoque automático en el que puedes confiar». Este sistema de enfoque aprovecha la pantalla táctil de la C200 para seleccionar un punto de enfoque y crea un sistema altamente flexible que reduce la necesidad de emplear a un ayudante de cámara.

Para las situaciones en las que el enfoque manual es inevitable, Newton también admira la función de guía de enfoque de Dual Pixel. «Eliges un punto de enfoque y aparecen flechas que indican si es un enfoque frontal o posterior. Entonces, si quieres trabajar con objetivos de cine de focal fija, no pierdes la confirmación de enfoque». Sin embargo, con objetivos EF «no se necesita un ayudante de cámara ni un sistema de seguimiento de enfoque aparte. Es más fácil de maniobrar, se trabaja mucho más rápido». Recordando los tiempos en que utilizaba réflex con opción a vídeo, a Newton le agrada ver el sistema en una cámara dedicada a la imagen en movimiento. «Este sistema estaba en cámaras como la 7D Mk. II, y me alegro de verlo ahora en una cámara de cine».

Un diseño optimizado de los controles y la conectividad se combinan con un sistema de menú familiar para no complicar las cosas. «Están todos los botones a la izquierda y los puertos a la derecha. No hay botones en sitios extraños. Todos están juntos. Así se trabaja muy rápida y fácilmente, y a todos los que hemos utilizado cámaras Canon, réflex o Cinema EOS, nos resulta muy familiar la organización. Los menús están colocados de la misma manera, los botones están en el mismo lugar y tienen las mismas etiquetas».

Dada la naturaleza algo impredecible de la grabación de Trash the Dress, Newton valoró especialmente el factor de forma compacto de la C200. «Se equilibraba bien en un Ronin y en la parte inferior de un DJI 1000 (básicamente, un cardán montado bajo un dron) y funcionaba de maravilla. Esa capacidad de montaje abre la puerta a muchas posibilidades creativas».

Con las cámaras modernas, que ofrecen alta sensibilidad, a menudo es necesario un filtro de densidad neutra, y en un cardán o en un dron el tamaño y el peso de una caja portafiltros pueden resultar poco prácticos. Fue por eso por lo que Newton valoró la opción de diez pasos interna. «Si vas a grabar en RAW y quieres el mejor rango dinámico, te interesa grabar con ISO 800. La posibilidad de dividir en dos, cuatro, ocho o diez pasos de ND ahorra muchas complicaciones de montaje».

ME IMPRESIONÓ, Y PRONTO LLEVARÉ UNA EN MI BOLSA DEL EQUIPO

«Me impresionó», concluye Newton, confirmando que «pronto llevaré una en mi bolsa del equipo. Disfruté mucho usándola y los resultados fueron tan buenos que, sinceramente, si tengo otro trabajo que justifique tener ese tipo de cámara, no me lo pensaría dos veces. Dentro de la gama Cinema EOS es la cámara más completa. Cuando estás trabajando necesitas algo que se adapte a ti, no que te obligue a adaptarte tú. Pueden pasar muchas cosas grabando, y si puedes facilitar un poco las cosas es un ahorro de tiempo. El tiempo en las producciones siempre es una presión».

Haz clic aquí para volver a la descripción general de la EOS C200

Escrito por James Bennett, Televisual Media UK Ltd


Relacionado

  • Canon
  • Resultados de alta gama con la Canon EOS C200