ARTÍCULO

Busca siempre historias: Jérôme Sessini, de Magnum, nos habla sobre cómo encontrar una voz propia en la fotografía

Un hombre, que perdió la pierna durante un bombardeo en Idlib, sentado en una tienda improvisada en Becá occidental (Líbano). Realizada con la Canon EOS 5D Mark III el 20 de octubre de 2013. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

Jérôme Sessini tiene poco tiempo para convenciones. El trabajo documental del embajador de Canon lo ha llevado a Irak, México, Ucrania, Haití y Líbano, donde ha cubierto grandes conflictos, aunque él intenta evitar la etiqueta de «fotógrafo de guerra». «Prefiero definirme como narrador», comenta el fotógrafo de Magnum.

Las dos series fotográficas realizadas por Jérôme en Ucrania ganaron el primer y segundo premio en la categoría de Noticias de actualidad del concurso World Press Photo de 2015. Su serie ganadora, Crime Without Punishment, profundizaba en el devastador desastre del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en el que la aeronave fue derribada en territorio ocupado por los rebeldes en Ucrania oriental, y que se saldó con la muerte de sus 283 pasajeros y 15 tripulantes. Las escenas pusieron a prueba la fortaleza emocional incluso de los periodistas más experimentados.

Un hombre, que perdió la pierna durante un bombardeo en Idlib, sentado en una tienda improvisada en Becá occidental (Líbano). Realizada con la Canon EOS 5D Mark III el 20 de octubre de 2013. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

Su serie Final Fight for Maidan, ganadora de un segundo premio, documentaba los violentos enfrentamientos entre la policía ucraniana y los manifestantes proeuroepos y en contra de gobierno en febrero de 2014. Los manifestantes crearon barricadas para ocupar la plaza Maidan del centro de Kiev, tras lo que se desencadenaron los violentos enfrentamientos que fueron escalando hasta que el 18 de febrero de 2014 se produjeron 70 muertes.

El fotógrafo francés ya nos ha hablado en alguna otra ocasión acerca de la carga emocional que supone trabajar en zonas de guerra y sobre el futuro del fotoperiodismo. Pero en esta entrevista, echa la vista atrás para contarnos cómo se abrió paso en el sector, por qué valora los proyectos a largo plazo y qué se necesita para conseguir ser fotoperiodista en un mercado a la baja, como es el editorial.

A protester’s feet are seen standing on a metal wall in Cairo’s Tahrir Square.
El 7 de febrero de 2011, miles de manifestantes se reunieron en la plaza Tahrir de El Cairo para instar al presidente Hosni Mubarak a presentar su dimisión. Realizada con la Canon EOS 5D Mark II. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

¿Qué originó tu interés por la fotografía?

«Compré mi primera cámara cuando tenía alrededor de 23 años, a principios de los 90. Me fascinaba la imagen en general, ya fuera fotografía o pintura, y la historia. Cuando vi libros de Mark Cohen, Lee Friedlander y Diane Arbus, entendí que la fotografía era uno de los idiomas del alma. Comencé a hacer fotografías alrededor de mi ciudad natal, en los Vosgos, a paisajes y personas anónimas».

Después, en 1998, te trasladaste a París para labrarte una carrera como fotógrafo y comenzaste a trabajar con la agencia Gamma. ¿Cómo se produjo ese cambio?

Christian Ziegler’s

Suscríbete al boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

«En aquel momento no sabía nada del sector de la fotografía, era un mero aficionado. Poco a poco, comencé a aprender a vender mi producto y a venderme a mí mismo, que es la parte más difícil. Empecé haciendo fotografías periodísticas sobre las protestas en París, por ejemplo, y enviándolas a Gamma. Después de un año, Gamma me envío a Albania, donde había un conflicto (la guerra de Kosovo). El editor me dijo: «Vale, ¿quieres ser fotógrafo? Esta es tu oportunidad». La agencia me dio 25 rollos de película y 1000 dólares. Conocí a un periodista en Albania que trabajaba para un periódico francés y a partir de ahí recibí mi primer encargo».
An old car drives along the seafront strip called The Malecon in Havana, Cuba, in the rain.
El Malecón de la Habana (Cuba), fotografiado poco después de que Raúl Castro sucediese a su hermano Fidel, líder de Cuba durante casi 50 años. «La población cubana estaba a la expectativa», afirma el fotógrafo Jérôme Sessini. Tomada el 17 de junio de 2008 con una cámara EOS 5D de Canon. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

¿Fue Albania como te esperabas? ¿Ibas lo suficientemente preparado?


«No iba preparado en absoluto. Llegué de noche al puerto de Durrës sin saber qué hacer ni dónde ir. Seguía a un grupo que iba a luchar con el Ejército de Liberación de Kosovo, pero una vez llegados a Albania, me dejaron solo con mi cámara. Conocí a un periodista que se ofreció a ayudarme. Tuve mucha suerte. Por entonces, Albania era dura y peligrosa».

Desde entonces, has realizado numerosos encargos a corto plazo, así como profundas series personales como tu proyecto de cuatro años en México. ¿Cómo se combinan estos dos enfoques?

«México fue el primer proyecto que quise seguir durante años, en lugar de por un periodo corto. Hablo español y tengo muchos contactos en el país. Quería comprender realmente lo que estaba pasando allí, ver los cambios mes a mes y año tras año. Seguir un proyecto durante muchos años es complicado, pero los encargos cortos también lo son, porque tienes que reaccionar rápido. A veces, una noticia de actualidad puede convertirse en un proyecto a largo plazo. Llevo ya tres años trabajando en Ucrania y el proyecto comenzó con una noticia. Es difícil explicar cómo sé cuándo se trata de una historia de largo recorrido que merece un seguimiento profundo. Sientes cierta atracción por las personas involucradas. No es algo racional».

An Orthodox priest holds up a wooden crucifix in front of a wall of sand bags. A man wearing protective clothing and a helmet with a face guard holds a makeshift metal riot-style body shield in one hand, next to him.
Un sacerdote ortodoxo bendice a los manifestantes de una barricada en Kiev (Ucrania), 20 de febrero de 2014. De la serie Final Fight for Maidan de Jérôme, que documentó la culminación de la ocupación de la plaza principal de Kiev por parte de los manifestantes contrarios al gobierno, entre noviembre de 2013 y febrero de 2014. La escalada de violencia entre manifestantes y policía provocó 70 muertes. Realizada con la Canon EOS 5D Mark II. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

¿Te identificas con las dificultades a las que se enfrentan las personas a las que fotografías? En las barricadas de Ucrania, por ejemplo, ¿resulta difícil no involucrarse en lo que está ocurriendo?

«Puedo hacer amigos y tengo mis propias opiniones políticas. Pero intento dejar eso fuera de la fotografía. Con mi trabajo no intento dar explicaciones, porque la fotografía no puede contarlo todo. Puede mostrar y transmitir emociones. Prefiero las imágenes que generan preguntas a las que ofrecen opiniones. Quiero que la gente forme su propia opinión».

En la actualidad, la imagen individual parece estar perdiendo su poder. ¿Crees que la narración es más importante que tener una única imagen, por potente que resulte?

«Totalmente. Creo firmemente en las secuencias de las historias. Es algo parecido a la música: cuando la compones, tienes algunos momentos calmados y otros de tensión. Intento hacer lo mismo con mis series fotográficas. Siempre pienso en términos de series. Siempre busco una historia, no una imagen única».

A Roma woman sits in front of a corrugated iron wall.
Una mujer atiende a la misa del domingo en una comunidad romaní en La Courneuve, París, el 4 de mayo de 2013. Durante un encargo en Francia para Médicos del Mundo, Jérôme volvió varias veces por iniciativa propia a La Courneuve. El asentamiento romaní, que consta de una iglesia, tres calles y 80 viviendas, es el más antiguo de Francia. En 2015, la policía francesa desmanteló la comunidad y desahució a alrededor de 300 residentes. Al grabar esta serie, Romas in France, Jérôme se sintió conmovido por el fervor de la comunidad romaní en las misas de los domingos. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

¿Crees que los fotógrafos se enfrentan a nuevos dilemas éticos hoy día?

«Sí, en el sector deberíamos hablar sobre ciertas cosas. Odio el trabajo de posproducción que se hace para que una mala foto tenga buen aspecto. Todo trabajo de posproducción que yo hago tiene el objetivo de hacer que las fotografías sean más neutrales y se acerquen más a la realidad, porque las tomas digitales a menudo son demasiado nítidas y tienen un aspecto artificial».

«Algunos personas que se definen como puristas dicen que las fotografías no se deberían recortar ni deberían hacerse montajes. A mí eso no me importa. Lo que sí me parece importante es la sinceridad del fotógrafo: si haces un montaje con la foto está bien, pero tienes que decírselo a la gente. Si te decantas por el montaje y haces creer a la gente que es real, tenemos un problema. Pero la ficción en la fotografía es un medio potentísimo de contar historias».

Children stand next to a huge window, with one boy reaching up to touch the glass, overlooking the skyline of downtown Caracas.
Unos niños juegan dentro del Centro Financiero Confinanzas, un rascacielos abandonado antes de su finalización, también conocido como la Torre de David, en el centro de Caracas (Venezuela). Realizada el 1 de junio de 2013, poco después de la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, para la serie de Jérôme titulada Caracas post Chávez. Cuando se abandonó su construcción, cientos de familias ocuparon el edificio durante ocho años, tras los que fue desalojado gradualmente, entre 2014 y 2015. Realizada con la Canon EOS 5D Mark III. © Jérôme Sessini/Magnum Photos

¿En qué ha cambiado tu forma de contar historias? Has estado trabajando más con imágenes en movimiento...

«No soy videógrafo, pero utilizo el vídeo en ciertas situaciones. En la plaza Maidan de Kiev, mientras estaba en una barricada con los manifestantes, unos francotiradores comenzaron a dispararles. Estuve allí atrapado durante dos o tres horas y las imágenes comenzaban a resultar demasiado repetitivas. Decidí cambiar a vídeo y la acción resultó ser más potente en las fotografías. Pero soy fotógrafo ante todo, no videógrafo».

¿Qué consejo darías a los fotógrafos que están empezando?

«Encuentra tu propia voz y, a partir de ahí, mantenla. Eso resulta muy complicado, es muy fácil perderse en la fotografía. Cuando comienzas en este mundo, no sabes bien en qué dirección quieres ir, por lo que intentas muchas cosas y resulta complicado encontrar tu propio camino».

Escrito por Rachel Segal Hamilton


El equipo de Jérôme Sessini

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Jérôme Sessini’s kitbag

Cámara

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. El disparo en serie de 7 fps te ayuda a capturar el momento perfecto, mientras que el vídeo 4K proporciona vídeo de ultraalta definición en el estándar DCI (4096 x 2160).

Objetivo

EF 24-70 mm f/2,8L II USM de Canon

Este objetivo zoom estándar de calidad profesional proporciona una nitidez de imagen superior y el sólido diseño de la serie L. Su abertura constante de f/2,8 te permite fotografiar en condiciones de poca iluminación y controlar la profundidad de campo con facilidad.

Objetivo

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora