ARTÍCULO

La paz y el embarazo: Catalina Martin-Chico documenta el «baby boom» entre las antiguas insurgentes de Colombia

Catalina Martin-Chico ganó el premio a la mejor fotoperiodista de Canon en 2017 por documentar la forma en que las antiguas combatientes de las FARC están labrándose una nueva vida en tiempos de paz en Colombia. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Catalina Martin-Chico

Nueve meses después de fotografiar por primera vez el «baby boom» entre las antiguas rebeldes en Colombia, Catalina Martin-Chico regresó a un campamento en la selva.

El regreso a Colombia de la fotógrafa franco-española fue posible gracias a que ganó el premio a la mejor fotoperiodista de Canon en 2017 en Visa pour l'Image en Perpiñán (Francia). El premio anual, que cuenta con el apoyo de la revista Elle, se otorga a «una fotógrafa destacada en reconocimiento por su contribución al fotoperiodismo» y proporcionó a Catalina una beca de 8000 € para respaldar el desarrollo de una nueva serie que se expondrá en el festival de fotografía Visa pour l'Image de 2018.

Su proyecto ganador se centraba en las vidas de las antiguas pertenecientes al grupo activista de izquierdas colombiano de las FARC, que abandonó las armas oficialmente en junio de 2017 después de un histórico acuerdo de alto el fuego con el gobierno. En sus imágenes explora el proceso de paz y el renacimiento de la nación a través del correspondiente aumento de los embarazos entre las antiguas combatientes rebeldes, a las que se les prohibió tener hijos durante los 53 años de insurgencia de las FARC. 300 antiguas combatientes se han quedado embarazadas. En esta entrevista, Catalina nos habla sobre su proyecto.

A young woman applies makeup in a mirror in front of an open window, through which can be seen a parched landscape, with a satellite dish in the mid-ground and dense forest in the distance.
Al principio, Catalina pasó dos semanas en tres campamentos de las FARC y volvió seis meses después, gracias a su premio, para documentar cómo está cambiando la vida. Aproximadamente la mitad de los antiguos combatientes ha abandonado los campamentos. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Catalina Martin-Chico
Canon Professional Services

En manos de profesionales

Accede a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services (CPS).

«Solo meses después de firmar el acuerdo de paz, muchas combatientes empezaron a quedarse embarazadas», comenta Catalina. «Hubo un 'baby boom' en las comunidades y fue tan rápido que los bebés empezaron a llegar para sustituir las armas». Al conocer esta historia única, Catalina supo que quería conocer a las mujeres en persona, así que ella misma financió su primer viaje a Colombia en mayo de 2017, donde pasó dos semanas en tres campamentos de las FARC de todo el país.

«Para mí era importante ir antes de que devolvieran las armas, algo previsto para finales de mayo, de modo que pudiera sentir de dónde venían. Estaban viviendo en la selva, en tiendas de campaña, con uniformes: la vida de una guerrilla. Muchas mujeres estaban embarazadas, así que encontré a mis personajes y empecé a seguirlos».

A young woman cradles her child to her breast; she stands on a muddy track in a dense jungle with tents on both sides.
Durante sus 53 años de lucha, las FARC prohibieron a las combatientes tener hijos, pero desde el acuerdo de paz se ha producido un «baby boom» en el que 300 antiguas combatientes se han quedado embarazadas. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-105mm f/4L IS USM de Canon. © Catalina Martin-Chico

Al volver a los campamentos de las zonas montañosas con su Canon EOS 5D Mark III y su Canon EOS 5D Mark IV, Catalina pudo comprobar cómo las mujeres se estaban labrando su propia vida. «Fue increíble volver. Apenas podía reconocer que era el mismo lugar. La primera vez, tuve que tomar tres autobuses y, luego, caminar por las montañas. Ahora pude llegar por carretera. Ya no había tiendas de campaña ni uniformes, sino casas y un restaurante. La organización de la vida era muy diferente».

Aproximadamente la mitad de los combatientes había abandonado los campamentos, así que pudo fotografiarlos en sus nuevos hogares. Algunos viven con sus padres, otros peinan el campo buscando a sus familiares perdidos y otros trabajan en la agricultura o llevan una vida anónima en pueblos en los que la gente no conoce su pasado.

«Pude seguir a todos los personajes en sus nuevas vidas, algo que creo que da sentido a la historia», comenta Catalina. «Cuando llegué, pensé que era perfecto hacer este trabajo en dos partes».

A young man lovingly lifts an infant with both hands to kiss it; he is standing in a clearing in a dense jungle with a crowd of tents in the background.
La paz trae una nueva vida a las antiguas combatientes, además de a las madres que recoge Catalina en sus historias. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM de Canon. © Catalina Martin-Chico

En este proyecto increíblemente personal, Catalina ha establecido estrechos vínculos con sus sujetos, con los que ha mantenido el contacto a través de mensajes de texto y de los que ha sabido cómo crecen sus familias. Durante la larga guerra civil y la correspondiente prohibición de tener hijos a las combatientes de las FARC, muchas de las mujeres sufrieron abortos forzados y tuvieron que abandonar a sus bebés al nacer. Una mujer, Yorladis, le contó a Catalina los traumas que había sufrido en su viaje hacia la maternidad.

«Estaba embarazada de ocho meses y me dijo: 'Me merezco de verdad a este bebé'», dice Catalina, «porque este era su primer bebé, pero su sexto embarazo». Sus cinco embarazos durante la guerra de guerrillas en la selva acabaron en aborto. Había intentado ocultar su último embarazo a los comandantes de rango superior y, con la ayuda de los comandantes de su división, pudo llevar uniformes muy grandes cuando había altos cargos por el lugar. Sin embargo, un día llegó de forma inesperada un comandante que, al ver que estaba embarazada, la envío a la enfermería para que le practicaran un aborto tardío a los seis meses.

«Estas historias no las cuentan como si fueran un drama o como si fueran víctimas, algo que me resultó increíble», comenta Catalina. «Les pregunté si estaban enfadadas con la institución o los comandantes, pero dijeron que siguen estando orgullosas de pertenecer a las FARC y sabían que quedarse embarazadas iba contra las normas, porque lo dejaron muy claro desde el principio: 'Si vienes aquí, esto es un ejército y en un ejército no hay niños'».

A young woman sits with both legs drawn up beside her at the end of a camp bed, next to another young woman lying casually on her back with one leg resting on the wooden wall behind.
Liliana vino a visitar a su hermano Jairo y su cuñada Dayana, dos veteranos de las FARC que se asentaron en la selva para intentar sobrevivir viviendo de la tierra. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Catalina Martin-Chico

«Lo mejor que podía pasar si te quedabas embarazada era tener la oportunidad de dar a luz. [Entonces podías] dejar al bebé con tu madre si seguías en contacto con ella, algo poco habitual ya que no tenían teléfonos móviles y era muy peligroso para estas mujeres mantener el contacto con [sus] familias, que podían estar en peligro si los paramilitares se enteraban de que uno de sus miembros pertenecía a las FARC. Las otras tenían que dejar a los bebés en pueblos y ahora están buscando a estos niños».

Además de este proyecto, el trabajo de Catalina la ha llevado este año a Pensilvania (EE. UU.) para producir un documental sobre los Amish; a Bretaña (Francia) para una residencia invernal, en la que cubrió las vidas de los jóvenes en las zonas rurales, y a las islas del Caribe en República Dominicana y San Martín, para fotografiar las secuelas de los huracanes Irma y María.

Pero Colombia sigue en su corazón («las historias siguen en mi cabeza»), y la elección de un nuevo presidente, que hizo campaña en contra del acuerdo de paz y las FARC, amenaza una situación aún frágil. «Quería seguir el proceso de paz hasta el final», dice. «Será muy interesante ver lo que depara el futuro».

Escrito por Lucy Fulford


El equipo de Catalina Martin-Chico

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Photographer Catalina Martin-Chico stands inside a tent with her arm around a female Iranian nomad and holding a camera. Both smile.

Cámaras

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. El disparo en serie de 7 fps te ayuda a capturar el momento perfecto, mientras que el vídeo 4K proporciona vídeo de ultraalta definición en el estándar DCI (4096 x 2160).

Canon EOS 5D Mark III

Esta cámara, una réflex de fotograma completo de 22,3 MP con enfoque automático de 61 puntos y disparos en serie a 6 fps, ofrece control manual de todo, además de un modo HDR incorporado.

Objetivos

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Este objetivo zoom estándar de calidad profesional proporciona una nitidez de imagen superior y el sólido diseño de la serie L. Su abertura constante de f/2.8 te permite fotografiar en condiciones de poca iluminación y controlar la profundidad de campo con facilidad.

Canon EF 24-105 mm f/4L IS USM

Este objetivo zoom estándar va un paso más allá, tanto al hacer fotografías como al grabar vídeo. Este objetivo es ideal para capturar una calidad de imagen excepcional con un zoom de alcance ampliado sin necesidad de cargar con un pesado equipo.

Anillo de control

Canon EF 35 mm f/1.4L II USM

Este objetivo con longitud focal clásica, que ofrece una vista gran angular con una perspectiva natural, es uno de los preferidos de los fotógrafos documentales. Una gran abertura máxima de f/1,4 convierte a este objetivo en el idóneo para realizar fotografías sin trípode con poca luz.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora