ARTÍCULO

Conoce al Young Wildlife Photographer of the Year 2017

Galardonada foto de Daniël Nelson en la que capturó a un gorila occidental de llanura, Caco, comiendo frutipán en el Parque Nacional Odzala Kokoua (República Democrática del Congo) el 15 de julio de 2015. Realizada con una Canon EOS 6D. © Daniël Nelson

Daniël Nelson llevaba recorriendo la selva del Parque Nacional de Odzala Kokoua, en la República Democrática del Congo (RDC), cuatro días cuando se topó con Caco. «Caminé cinco horas por la densa y húmeda selva», recuerda. «Tras encontrar huellas y seguir al grupo, nos situamos estratégicamente delante de ellos, nos sentamos y esperamos a que los gorilas se encontraran con nosotros. La mayoría pasaron de largo, pero otros se pararon a observarnos. Este grupo en concreto estaba habituado, así que no nos vieron como una amenaza».

A toco toucan
El joven fotógrafo de la naturaleza ha pasado más de 10 años viajando a lejanos destinos para pulir su trabajo, entre los que se incluyen Pixaim (Brasil), donde el 18 de julio de 2014 capturó a un tucán toco de brillantes colores alimentándose de semillas. Realizada con una Canon EOS 6D. © Daniël Nelson

El joven fotógrafo holandés estuvo en Odzala en 2015 con sus padres, que comparten su pasión por los viajes y la naturaleza. «Sabía que este sería un viaje único en la vida. Decidimos visitar la República del Congo en concreto por el gorila occidental de llanura. Está menos documentado que el gorila de montaña en Ruanda, así que sabía que tenía una oportunidad estupenda de aumentar la concienciación sobre esta especie».

Daniël estaba a solo cuatro metros de la criatura cuando tomó The Good Life, la foto que le hizo ganar el Young Wildlife Photographer of the Year 2017. «Caco era más atrevido que otros gorilas, no se movía cuando me acercaba. En vez de eso, seguía comiendo frutipán africano». Con una Canon EOS 6D, Daniël hizo la foto con ISO 800 y 1/30 s a f/6,3. «Utilicé una velocidad de obturación baja porque estaba oscuro. Los gorilas se mueven rápido, por lo que la mayoría de fotos salen borrosas. Caco me dio tiempo para colocarme y conseguir una foto nítida».

an unfurling mushroom
Además de fotografiar la vida salvaje, Daniël ha centrado su atención en otros aspectos del mundo natural, como estas setas que crecen en el norte del Congo, el 17 de julio de 2015. Realizada con una Canon EOS 6D. © Daniël Nelson

Aunque el sujeto se mostró receptivo, el entorno era complicado. «El espeso follaje no dejaba pasar gran parte de la luz. En muchas fotos hay ramas, hojas y arbustos que bloquean al sujeto», comenta Daniël. «Ese día hice unas 500 fotos, pero solo unas cuantas fueron buenas». Escogió esta por «el espíritu y la expresión» que retrata. «Hay mucha positividad en la imagen, a pesar del estado crítico de la especie. Creo que la gente se identifica con Caco. Es un adolescente relajándose en el suelo de la selva mientras disfruta de la comida. Por suerte sus rasgos humanos hacen que la gente empatice con el sujeto».

A small blue dragonfly perches on the edge of a bright green leaf.
Una diminuta libélula azul posada en el borde de una brillante hoja verde. Realizada en Frome (Reino Unido) el 23 de junio de 2015 con una Canon EOS 6D. © Daniël Nelson

Daniël, que tiene en la actualidad 18 años, empezó a tomar fotos hace más de 10. «Era muy joven cuando empecé a hojear National Geographic y otras revistas sobre naturaleza. Cuando tenía seis años mi padre decidió llevarme a Zambia, para que pudiera ver la realidad de la naturaleza. A partir de entonces mi pasión por el mundo natural fue cada vez a más, y pronto aprendí que la fotografía es una forma eficaz de mostrar la naturaleza. Puse gran parte de mi energía en la fotografía y, desde entonces, he estado en otros muchos viajes. Cada vez me vuelvo más creativo e innovador».

En el futuro, Daniël quiere dedicarse a la fotografía profesional, después de terminar su carrera universitaria (probablemente en sostenibilidad medioambiental). «Lo que me fascina de la fotografía de la naturaleza es la capacidad para transmitir un mensaje. Se puede utilizar para mostrar la belleza de la naturaleza y aumentar la concienciación sobre un problema. Influye en las personas que nunca presencian la vida salvaje por sí mismas o cuyo conocimiento de la naturaleza se limita a lo que las rodea. Durante mi infancia en Ámsterdam, me encantaba ver cómo Steve Irwin o David Attenborough revelaban el mundo natural. Mis conocimientos sobre naturaleza eran escasos, pero con el cine y la fotografía aprendí que hay un mundo más allá de mi propia ciudad».

An Ethiopian man
Un etíope con ropas tradicionales delante de ornamentadas paredes pintadas dentro de una iglesia rupestre en la región de Tigray, al norte de Etiopía, el 20 de diciembre de 2015. Realizada con una Canon EOS 6D. © Daniël Nelson

Hay muchas historias sobre conservación aún por contar.

Daniël, que acaba de terminar la escuela secundaria, se encuentra en mitad de un viaje de ocho meses de Ámsterdam a Ciudad del Cabo. «Tomé el tren a España, un ferri a Marruecos y luego viajé hasta Senegal pasando por el Sahara Occidental y Mauritania. Ahora estoy en Casamanza, al sur de Senegal, e iré a Guinea Bissau la semana que viene», comenta. «El sur y el centro de África reciben poca atención. Al igual que la de Caco, la región cuenta con numerosas historias sobre conservación que están aún por contar».


Para obtener más información sobre la EOS 6D, visita la página del producto.

Escrito por Rachel Segal Hamilton


Canon Professional Services

Los miembros tienen acceso al Servicio de asistencia prioritario CPS (tanto de forma local como en los principales eventos), a un servicio de reparación rápida prioritaria y, según el nivel de membresía, a préstamos y envíos de devolución de equipos de sustitución gratuitos. Además, también pueden acceder con regularidad a ofertas exclusivas para miembros.

Obtén más información y envía tu solicitud

A CPS member looking pleased with his Canon photography equipment