ARTÍCULO

Grabación de un lujoso yate fluvial con la EOS C700

La EOS C700 de Canon fue la primera opción para el equipo de rodaje encargado de grabar a un lujoso yate navegando de noche por el río Támesis. El cineasta Steve Lawes y el primer asistente de cámara Ben Margitich aparecen inmortalizados grabando sobre el agua.

En una época cada vez más visual, las imágenes de alta calidad se han convertido en un elemento fundamental a la hora de promocionar una marca. Por ello, cuando la empresa de yates de lujo Woods' Silver Fleet encargó una película promocional para su buque insignia, Silver Sturgeon, querían crear algo especial.

«Woods' quería que diferenciáramos al Silver Sturgeon del resto de barcos turísticos y que articuláramos una experiencia sofisticada», explica el productor y director James Bennett, de la agencia de marketing Televisual Creative.

«Con este objetivo en mente, queríamos que el vídeo tuviera un aspecto cinematográfico de ensueño que captara la esencia de ir a bordo del yate fluvial, en lugar de crear un anuncio de marketing corporativo enfocado casi en exclusiva a la propia marca; no queríamos tener abundantes tomas de gente sonriendo, con una bebida en la mano y haciendo selfies».

Para cumplir los requisitos del encargo, la única forma de hacerlo era grabar en 4K. El equipo recurrió a la EOS C700 de Canon para captar tomas HDR tanto de día como de noche, gracias a sus 15 paradas de rango dinámico. «Optamos por grabar en Codex RAW para lograr el mayor espacio de color posible, en lugar de emplear un flujo de trabajo ACES», añade Bennett. «Tenía ganas de ver la respuesta de la C700 ante una imagen cinematográfica P3 para lograr un resultado HDR. El resultado de las tomas aéreas de 50p es especialmente asombroso».

Echa un vistazo al vídeo entre bastidores y escucha la opinión del equipo de rodaje sobre el rendimiento de la cámara C700 a su paso por el Támesis.

A la hora de componer el equipo creativo, Bennett incorporó al experimentado director de fotografía Brett Danton, quien ya había realizado varios vídeos con la C700 desde su lanzamiento a finales de 2016. El rodaje tuvo lugar durante tres días, de día y de noche, grabando tanto desde el río como desde un helicóptero. La primera unidad estaba compuesta por el galardonado cineasta Steve Lawes, cuyos créditos incluyen las aclamadas series Sherlock, Silent Witness y Death Comes to Pemberley de la BBC, con Ben Margitich como primer asistente de cámara; y, en el helicóptero, el cámara aéreo especialista Jim Swanson. La cámara tuvo que hacer frente a numerosos entornos y equipos, así como a una gran variedad de condiciones de iluminación.

«Nunca antes había utilizado la cámara de noche», explica Danton, «así que, antes de grabar, realizamos varias pruebas con poca luz en un bosque, con un valor ISO de unos 12800 a 50 fps. Después de eso, comprobamos que era una cámara bastante buena para utilizarla por la noche».

Antes de grabar, realizamos varias pruebas con poca luz en un bosque. Después de eso, comprobamos que era una cámara bastante buena para utilizarla por la noche.

Danton describe la cámara como «un equipo resistente y robusto» y afirma que su manejo se simplifica considerablemente al combinarla en una unidad con el grabador Codex RAW integrado. Sus diversas opciones de grabación, flujo de trabajo optimizado y usabilidad suponen una gran ventaja, aunque añade que el visor es uno de los mejores disponibles en estos momentos. «Puedes mirar por el visor y ver una representación real de lo que estás grabando», comenta. «No te sientes aislado de la imagen. La nitidez es asombrosa».

The Canon EOS C700 captures a row of elegantly-laid tables on board the Silver Sturgeon luxury river yacht.
La EOS C700 de Canon captó interiores evocadores con un nivel de detalle de altas luces que permiten revivir la lujosa cena de los pasajeros a bordo del Silver Sturgeon.

Los vídeos resultantes, uno de día y otro de noche, proporcionan unas increíbles imágenes HDR del Silver Sturgeon navegando por el río Támesis y fluyendo por lugares emblemáticos de Londres como el Puente de la Torre, la Catedral de St. Paul y el Ojo de Londres. Estos puntos de referencia constituyen una parte esencial del recorrido de los vídeos, aunque también ensalzan la grandeza del propio barco. Las tomas aéreas se mezclan de forma espontánea con interiores evocadores que permiten revivir la lujosa cena a bordo de los pasajeros.

Estas secuencias fueron filmadas por especialistas aéreos de Helicopter Film Services. El zoom cinematográfico CN-E de 30-300 mm de Canon se montó sobre la C700, con un Shotover K1 acoplado a la punta de la cabina del helicóptero para proporcionar el rango focal necesario. La grabación en 4K DCI a 50p durante la «hora dorada» proporcionó imágenes realmente espectaculares.

«Grabar panorámicas urbanas a esta hora es la prueba de fuego para las capacidades HDR de una cámara», afirma Bennett. «Hay sombras oscuras que se mezclan con luces muy intensas, así como detalles y matices complejos en el cielo y en el río».

Para Bennett, el desarrollo de la C700, con sus innumerables funciones de mejora de la imagen, demuestra que las cámaras de cine digitales están empezando a madurar. «Durante los primeros años, la mayoría prometía mucho pero, en realidad, las imágenes que producían no tenían un aspecto demasiado orgánico ni potente», explica. «Las imágenes digitales de antes eran más planas, les faltaban matices y no tenían la intensidad de las películas. Ahora, hemos llegado a un punto en el que las cámaras están logrando unos resultados más cinematográficos y estamos avanzando hasta llegar a imágenes con una calidad de película de 35 mm».

A technician checks the camera rig mounted on the nose of a helicopter as it readies for take-off to film aerial shots of the City of London with the Canon EOS C700.
Se utilizó una cámara montada en un helicóptero para capturar el perfil londinense y grabar tomas aéreas del Silver Sturgeon en su recorrido por el Támesis.

Para gestionar la ingente cantidad de detalles capturados y el enorme tamaño de los archivos resultantes, la salida RAW de la C700 se graba sin comprimir en las unidades de 1 y 2 terabytes del Codex. A continuación, el material se almacena, procesa, transcodifica y gestiona con el sistema Codex Vault XL. El grabador Codex RAW es clave para aprovechar todo el potencial de la cámara: permite grabar en 4K a una velocidad de hasta 120 fps. Esto proporciona una amplia gama de colores y la mejor resolución posible, a la vez que te ofrece una mayor libertad para editar las imágenes en la fase de posproducción y lograr los mejores resultados.

Bennett afirma que, a lo largo de los últimos años, los clientes han reducido el presupuesto destinado a la producción de vídeo para compensar sus programas de marketing. No obstante, con la llegada de cámaras como la C700, cada vez resulta más fácil y menos costoso grabar vídeos de máxima calidad. Como resultado, cree que es muy probable que aumente la demanda de videografía HDR 4K. «Creo que el HDR es una técnica que debería empezar a utilizar la gama alta de la comunidad de marketing corporativo», declara.

«Las marcas se benefician de su asociación con valores de producción de mayor calidad, por lo que el HDR también representa una nueva oportunidad para aquellas empresas de producción competentes. Las cámaras de cine digitales como la C700 van a impulsar los valores de producción, permitiendo a los equipos utilizar la cámara para diferenciarse del resto».

Reproduce a continuación los dos vídeos grabados con la C700 de día y de noche

Escrito por David Clark


Consulta la página de producto de la EOS C700 de Canon para obtener más información sobre la cámara.

Canon Professional Services

Los miembros tienen acceso a asistencia CPS (tanto local como en los principales eventos), un servicio de reparación prioritaria y, según su nivel de miembro, préstamos de equipos de sustitución gratuitos.

Únete

Descubre más

Canon Professional Services