HISTORIAS

En la oscuridad: Brent Stirton habla sobre la experiencia de fotografiar a personas invidentes alrededor del mundo

En esta foto capturada en Vivekananda Mission Asram, un internado de Bengala del Oeste (India), Brent retrata a cinco estudiantes albinos ciegos. La escuela enseña habilidades sociales vitales a niños invidentes de entornos pobres, con el objetivo de ofrecerles una alternativa a la mendicidad en la calle. Imagen tomada el 25 de septiembre de 2013 con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Brent Stirton

El fotoperiodista y embajador de Canon Brent Stirton conoció al grupo de amigos de piel pálida y camisas a juego que aparece en la foto de más arriba en Bengala del Oeste (India) en el año 2014. Padecen albinismo, un trastorno congénito que afecta a la producción de melanina y que, a menudo, provoca problemas de visión. «Conservan aproximadamente un 5 % de su visión, por lo que se les considera legalmente ciegos, aunque pueden distinguir formas», explica Brent. «Esta afección te vuelve susceptible de padecer cáncer de piel y, en última instancia, te lleva a perder la visión: una tragedia por partida doble».

La foto se hizo en Vivekananda Mission Asram, que cuenta con una clínica oftalmológica y un colegio para invidentes, una de las pocas escuelas de este tipo que hay en la India. La imagen es solo una muestra de una serie de obras mucho más extensa, titulada State of Blindness, que Brent capturó en su mayor parte como un encargo para National Geographic.

A young boy stands in a dim room in the shadows, holding the wall with one hand and his eye with the other.
Bharat Mallik, un niño de 7 años, ha crecido en el seno de una familia bengalí empobrecida y sufre ceguera por cataratas. Aquí, está esperando a que le atiendan en Vivekananda Mission Asram, un hospital que ofrece tratamiento a los pobres por muy poco o ningún dinero. Imagen tomada el 17 de septiembre de 2014 con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM. © Brent Stirton/Getty Images

«He fotografiado la ceguera en varias de sus formas a lo largo de los años. En 2013, viajé a la India y pasé algún tiempo con dos hermanas ciegas, Anita y Sonia Singh, durante su procedimiento quirúrgico, que resultó en la recuperación de cierto grado de visión para ambas. Posteriormente, National Geographic se puso en contacto conmigo para hablarme del proyecto sobre la cura de la ceguera en el que estaban trabajando, centrado en cuánto habíamos avanzado tecnológicamente hasta la fecha y lo lejos que ha llegado la medicina».

Este relato lo llevó alrededor del mundo, desde Namibia hasta Perú y de vuelta a la India. Aunque descubrió procedimientos médicos innovadores, como terapias con células madre e implantes de sensores externos en el ojo, Brent se dio cuenta de que, a menudo, los procedimientos más rudimentarios eran los que tenían un mayor impacto.

«Hoy en día, hay más de 40 millones de personas ciegas en el mundo y la mayoría de ellas no tienen por qué serlo», afirma Brent. «Glaucoma, tracoma, cataratas, lesiones físicas y otros problemas oculares pueden tratarse si se detectan con tiempo suficiente. En Occidente, disponemos de acceso a una atención ocular fiable, pero la mayor parte del mundo no comparte esa suerte; muchas personas no solo no pueden permitirse la operación, sino que ni siquiera pueden pagar el billete de autobús hasta el hospital. Debe ser horrible notar cómo tu mundo se va ensombreciendo u observar cómo tu hijo o tu mujer van perdiendo la visión sin poder hacer nada. Tiene que ser una sensación de impotencia absoluta».

A woman holds her young child and they gesture and smile. They stand in a field where women behind pick crops.
Sonia, una niña de 12 años, sostiene en el colo a su hermana Anita, de 5 años, durante una tormenta. Desde que contrajeron ceguera por cataratas, acompañan a sus padres dondequiera que vayan. Aunque una operación de 15 minutos permitiría a las hermanas recuperar la visión, las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza no pueden permitirse el tratamiento. Imagen tomada en Bengala del Oeste (India), el 21 de octubre de 2013, con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Brent Stirton

La ceguera como problema social dejó muy impresionado a Brent, que le hizo darse cuenta de cuánto dependía de su visión. «Como fotógrafo, la vista es mi medio de vida y la idea de perderla resulta muy alarmante, pero la visión no es más valiosa para mí de lo que lo es para ti. Resulta interesante enfrentarse a la idea de perder la visión y, si te ha sucedido, tienes que ver cómo se han enfrentado a la situación estas personas. Se reduce al triunfo de la voluntad humana».

Como fotógrafo, la vista es mi medio de vida y la idea de perderla resulta muy alarmante.

A man and woman hold hands as they drag a fishing net in from a lake at sunset.
Mahammad Ali Molla, de 60 años de edad, lleva ciego más de 14 años. La savia de un árbol se le introdujo en los ojos mientras trabajaba como bracero y, al no poder acceder a un tratamiento ocular, terminó por desarrollar úlceras corneales y perder un ojo. Gastó 30 000 rupias en un procedimiento quirúrgico en el hospital universitario de Kolkata, pero no consiguieron salvar la vista que le quedaba. Mahammad cuenta con el apoyo de su esposa, Samiran Molla, de 55 años, y su familia sobrevive con los escasos ingresos que perciben de la pesca. Imagen tomada en enero de 2016 en Sundarbans, Bengala del Oeste (India), con una Canon EOS 5DS R y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM. © Brent Stirton/revista National Geographic

Durante el transcurso del proyecto, Brent conoció a profesionales médicos dedicados exclusivamente a tratar a personas pobres en sus países de origen. «Trabajé con la doctora Helena Ndume, una cirujana namibia. Había vivido la guerra de Angola y participado activamente en el movimiento de liberación de su país, tras lo que viajó a Alemania del Este para estudiar cirugía ocular porque decidió que eso era lo que necesitaba su país», nos cuenta.

Brent conoció a otro oftalmólogo, el doctor Asim Sil, durante el seguimiento del caso de las hermanas Singh en la India. Desde 1989, el doctor Sil y su equipo han llevado clínicas oftalmológicas móviles a zonas empobrecidas de la India. Actualmente dirige el hospital de Vivekananda Mission Asram. «Montaba clínicas oftalmológicas en barcos», explica Brent. «Y cuando se encontraba con niños cuya ceguera no podía tratar, a menudo los llevaba a colegios para que su calidad de vida pudiese mejorar.

En la India, la mayoría de las personas ciegas se ven condenadas a la mendicidad: una vida pequeña y desagradable. El colegio constituye una inversión muy poco frecuente para las personas invidentes».

Four young men in white t-shirts and white trousers walk beside a road holding hands as a car passes. Some are visibly blind.
El colegio para invidentes Vivekananda Mission Asram es el centro educativo para niños ciegos mejor valorado en la India, un país con 12 millones de personas sin visión. El colegio se hace cargo de algunos de los niños ciegos más pobres, les proporciona educación, una formación vocacional y herramientas sociales que necesitarán para sobrevivir tras su graduación. Algunos de sus estudiantes se han convertido en abogados, empresarios y profesores de videntes. Imagen tomada en enero de 2016 con una Canon EOS 5DS R y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Brent Stirton/revista National Geographic
A portrait of a smartly dressed older man with corneas that are clouded over with cataracts.
50 años de trabajo agrícola bajo el sol y la arena de Namibia han destrozado las dos córneas de Gerd Gamanab. Aquí se le ha fotografiado en el campamento para invidentes del hospital del distrito de Omaruru (Namibia), donde espera que una operación pueda devolverle la vista. Estos campamentos se establecen por todo el territorio de Namibia para atender a aquellas personas que no reciben atención ocular con regularidad, normalmente como consecuencia de la pobreza. Someten a examen a los solicitantes y les proporcionan operaciones de cataratas transformadoras que, en tan solo 15 minutos, mejoran significativamente su visión. Imagen tomada en noviembre de 2015 con una Canon EOS 5DS R y un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM. © Brent Stirton/revista National Geographic

Brent ha visitado la escuela tres veces desde 2014 y planea regresar este año. Cada vez que va, pasa cuatro o cinco días allí, tratando de causar las menores molestias posibles mientras observa o documenta las vidas de las personas para, posteriormente, retratar formalmente a los jóvenes. «No quiero interrumpir la vida en la escuela, solo me interesa conseguir fotografías que sean efectivas», explica.

Fotografiar a alguien que no puede ver es todo un reto. Si el sujeto ha ido perdiendo la vista con el tiempo, puede que haya visto una fotografía antes, pero, si siempre ha sido invidente, Brent tiene que esforzarse mucho para explicarle lo que está haciendo. «Tengo que emplear su propio marco de referencia», detalla.

«A menudo utilizo el sentido del tacto para explicarme. Les digo, cuando tocas a tu madre o a tu padre, sientes quién es esa persona. Esta cámara es un aparato que te permite tomar eso que experimentas mediante el sentido del tacto para comunicarlo de un modo diferente».

Brent ha podido conocer a los chicos albinos a medida que crecían y espera que un día puedan dejar la escuela para encontrar una vida y un trabajo que les permita realizarse e integrarse en el resto de la sociedad india. ¿Pero cómo se toman ellos que los fotografíen? «Sienten tanta curiosidad por mí como yo por ellos. Les presto atención, algo a lo que no están acostumbrados. Muchas personas ciegas están acostumbradas a que las marginen, no a que les den importancia».

Escrito por Rachel Segal Hamilton


Para obtener más información acerca de lo último de la serie Canon 5D, visita la página del producto de Canon EOS 5D Mark IV.

El equipo de Brent Stirton

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Brent Stirton's kitbag

Cámara

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. El disparo en serie de 7 fps te ayuda a capturar el momento perfecto, mientras que el vídeo 4K proporciona vídeo de alta definición.

Objetivo

EF 24-70 mm f/2,8L II USM de Canon

Este objetivo zoom estándar de calidad profesional proporciona una nitidez de imagen superior y el sólido diseño de la serie L. Su abertura constante de f/2,8 te permite fotografiar en condiciones de poca iluminación y controlar la profundidad de campo con facilidad.

Objetivo

Canon EF 70-200 mm f/4L USM

Un teleobjetivo con zoom de alto rendimiento que proporciona una excelente calidad de imagen, un enfoque automático rápido y una abertura circular que aporta un agradable efecto de fondo desenfocado. Su diseño compacto y ligero lo convierte en un excelente compañero de viaje.

Artículos relacionados

Ver todo