ARTÍCULO

¿Qué cambios nos esperan en el espacio de trabajo del futuro?

Replanteando el presente – y el futuro – del espacio de trabajo, y lo que implica para tu negocio.

Es el momento de pensar en el espacio de trabajo del futuro

La tecnología nos ha hecho cuestionarnos si nuestro espacio de trabajo necesita realmente ser una oficina. Descarga la guía de Canon para entender cómo puedes planificar el futuro del lugar de trabajo.

Descargar guía

The time to think about the workspace of the future is now

Volver a imaginar el espacio de trabajo

Mientras nos paramos a preguntarnos qué significarán todos estos cambios para el futuro de nuestras oficinas, las formas de trabajar y la vida tal y como la conocemos, se ha hablado mucho de “volver al trabajo”. La mayoría de los equipos han sido capaces de trabajar y han probado – a escala – que una oficina no es imprescindible para que eso suceda. La tecnología es la que ha permitido a los negocios mantenerse a flote en tiempos de crisis. Entonces, ¿qué significa esto para el futuro de nuestra empresa? Y, ¿acaso estamos ante la muerte de la oficina?

La realidad es que es algo improbable. El debate que viene teniendo lugar en la última década ha sido sobre si la oficina es un símbolo en decadencia de un sistema arcaico, pero ¿acaso ha sido alguna vez así realmente? A corto plazo, hay algunas complicaciones que enfrentar en cuanto a facilitar que nuestros equipos trabajen juntos mientras se mantienen separados físicamente. Pero una visión a largo plazo nos muestra que estamos ante la oportunidad de repensar nuestros espacios de trabajo, utilizando el conocimiento que hemos obtenido escuchando y observando a nuestros equipos durante este tiempo.

Ofrecer un espacio de trabajo moderno

A corto plazo, los líderes empresariales considerarán qué espacio necesitan realmente. Los primeros indicios muestran que, aunque tener menos bienes inmuebles físicos es una forma fácil de ahorrar costes, la necesidad de distanciamiento social y una nueva tendencia hacia espacios menos concurridos está llevando a algunas empresas a considerar aumentar el espacio que tienen disponible en las oficinas. Esto se podría conseguir de la forma tradicional o añadiendo otros tipos de lugares de trabajo remotos para facilitar un trabajo colaborativo pero enfocado en el bienestar.

El teletrabajo también es un factor a tener en cuenta. Mientras que el impacto emocional de esta situación forzosa ha sido ampliamente documentado, también hemos visto cómo algunas de las causas de estrés que los empleados enfrentan en la oficina se han desvanecido en el entorno del hogar. De hecho, una amplia mayoría ha afirmado que la flexibilidad de trabajar desde casa les ha permitido ser más productivos en su trabajo y lograr, al mismo tiempo, un mejor equilibro con su vida personal.

Dicho esto, no es la situación perfecta para todo el mundo, teniendo en cuenta que muchos siguen echando en falta ese espacio común. Sencillamente: aprender de tus compañeros, las interacciones informales y la colaboración creativa son mucho más complicadas de conseguir en una situación de trabajo remoto. Incluso esas pequeñas pero cruciales facilidades, como tener acceso a una impresora. De cualquier modo, a pesar de que estas son algunas de las principales motivaciones de los empleados para querer volver a la oficina, es probable que quieran hacerlo en unos términos diferentes a como solían.

Aparte de la preocupación por la salud y la limpieza, está el miedo a perder la flexibilidad recién ganada y el equilibrio entre trabajo y vida. Con una fuerza de trabajo que abarca cuatro generaciones, merece la pena considerar una solución que permita la adaptación según preferencias y propósitos.

Este es el momento idóneo para empezar a pensar cómo puedes reducir la distancia entre el trabajo desde casa y el modelo de oficina más tradicional, creando ambientes que tengan en cuenta a las personas. Un lugar en el que tu equipo esté feliz de pasar su tiempo sin sentir la presión y la formalidad de antes. Considera cómo mantener tus espacios interactivos, fomentando la colaboración y la creatividad. No pienses solamente en un “espacio de trabajo”, piensa en un “espacio de potenciación del alto rendimiento”.

The workspace reimagined

El cambio va de la mano de la tecnología

La transformación digital ha permitido una mayor agilidad en comparación a cómo la gente trabajaba antes de la pandemia, cuando cada gran cambio en las formas de trabajar estaba en consonancia con los avances tecnológicos en curso. Ahora vemos cómo se libera un nuevo mundo de posibilidades en cuanto al lugar en el que la gente trabaja y las nuevas formas de trabajo que quizás no habíamos previsto. Ya no se trata de llegar a la oficina, hacer tu trabajo, irte a casa y repetir el mismo proceso1.

Avances tecnológicos clave como las videollamadas y la colaboración en la nube ya habían empezado a disrumpir los entornos de trabajo tradicionales, abriendo camino al teletrabajo como una solución viable para muchas empresas. Hoy día, la manera en la que elegimos vivir está influyendo cada vez más en cómo queremos trabajar. Por ello podemos esperar que el proceso se acelere hasta el siguiente nivel a medida que las innovaciones vayan de la mano con la creación de nuevos espacios de trabajo que reflejen un enfoque más basado en el estilo de vida1.

Podríamos empezar a ver espacios que se dividen en áreas más orientadas a un propósito concreto. A veces se necesita un espacio tranquilo donde sentarse y concentrarse, esto podría significar la introducción de zonas tranquilas sin teléfonos ni posibilidad de hablar. O incluso "cápsulas de concentración" especiales. A veces puede que quieras tener una sesión de colaboración informal - entrar en áreas llenas de juguetes y tecnología que estimulan el cerebro y pizarras digitales incrustadas en sillas y mesas. Otras veces puede ser que solo quieras tener una charla informal con un compañero, así que, ¿seremos testigos de una expansión hacia formatos de estilo hostelero?

Y esto es solo la punta del iceberg. Los más innovadores están pendientes de todo, desde realidad aumentada y experiencias holográficas hasta espacios de trabajo virtuales en edificios de oficinas compartidas. Podemos esperar ver guardias de seguridad con IA y salas de reuniones controladas por aplicaciones. Sensores inteligentes que utilizan datos en tiempo real para optimizar el calor y la iluminación, no solo para ahorrar costes, sino que también se adaptan a las necesidades de cada usuario. Servicios de reconocimiento de voz y facial incorporados, vestibles con sensores de estado de ánimo. Facebook incluso ha estado estudiando la posibilidad de crear un entorno de oficina de realidad virtual hiperrealista, en el que los trabajadores interactúen como avatares utilizando auriculares de realidad virtual1.

Cuando se observan las oportunidades que ofrecen los avances tecnológicos en el espacio de trabajo, se puede empezar a ver cómo puede afectar positivamente y combinar áreas clave del enfoque empresarial como la productividad, la sostenibilidad, la eficiencia de costes, la satisfacción de los empleados y el bienestar.

Pero necesitamos recordar que invertir en cualquier tecnología para tus espacios de trabajo requiere una estrategia clara, no solo cambiar todo lo que tienes ahora por un entorno digital.

Entonces, ¿hacia dónde nos dirigimos?

Para muchos de nosotros, un entorno súper digitalizado y de alta tecnología no es probablemente algo que esté sobre la mesa para un futuro próximo. Sin embargo, eso no significa que una configuración colaborativa y de alto rendimiento esté fuera de alcance. Así como la transformación digital es un viaje, también lo es la adaptación de tus prácticas de trabajo. Gracias a los continuos avances en la nube que liberan a la información de su aspecto localizado, tener una mezcla de trabajo en remoto, en centro y en oficina es una realidad rentable, escalable y flexible. También es una de las mejores maneras de proporcionar un elemento de prueba a futuro en caso de que sigamos viendo que los acontecimientos a nivel mundial alteran el clima de nuestras empresas. En última instancia, cuanto más espacio se crea para la adaptación, más capaz es de prosperar, sea cual sea el camino.


Aprende más sobre cómo puedes planificar mejor el futuro del espacio de trabajo

Soluciones Relacionadas