Artículo

¿Está el movimiento coworking a punto de dar el gran salto?

Mientras todos nos imaginamos cómo será el futuro para nuestros negocios, ¿es posible que seamos testigos de un mayor resurgimiento del movimiento coworking en los próximos meses?

Ver el webinar

Asegura la continuidad de tu negocio construyendo una organización segura de trabajo remoto.

Acompáñanos en este webinar para descubrir los beneficios de una fuerza de trabajo segura y cómo adaptar tu negocio para ayudarte en esta transición.

Ver el webinar

Coworking Article Space

Si nos fijamos en la relativa calma en la que vivíamos durante el 2019, descubrimos que la popularidad del trabajo flexible había alcanzado un punto en el que se consideraba una “nueva normalidad”, teniendo en cuenta que un 50 %1 de los empleados de empresas internacionales afirmaban que trabajaban fuera de la oficina más de la mitad de la semana.

Mientras que para algunas personas el trabajo flexible estaba aún limitado a horarios adaptados o a trabajar desde casa de forma esporádica, otros negocios estaban encaminados hacia un modelo híbrido en el que los trabajadores dividían su tiempo entre la oficina, su hogar y algún espacio de coworking.2.

Pero entonces, el mundo cambió. Durante algunas semanas, un gran porcentaje de los empleados han tenido que trabajar desde casa a tiempo completo. ¿De qué manera ha afectado esta situación a sus preferencias de trabajo? ¿Cómo se sentirán los empresarios ahora que han experimentado lo que es tener una fuerza de trabajo mayoritariamente remota?

Los negocios calientan motores para una mayor flexibilidad

La reciente situación global ha supuesto un desafío para todos nosotros, pero también ha sido una oportunidad para los empleados de demostrar que el teletrabajo a escala es una práctica perfectamente aplicable para muchos negocios. Y aunque en estos momentos el porvenir no está del todo claro, los expertos coinciden en que pronto veremos cómo se facilita que los empleados tengan la flexibilidad para dividir su tiempo entre la oficina y otros tipos de espacios de trabajo3, especialmente ahora que los negocios buscan soluciones para reducir el impacto económico que han experimentado y ayudar a sus empleados en esta transición a un nuevo panorama.

Es probable que asistamos al surgimiento de una variedad de enfoques diferentes: algunas empresas optarán por un modelo de espacio satélite con pequeñas oficinas regionales, mientras que otras explorarán el no contar con un espacio físico4. En esta situación, es de esperar que los espacios de coworking tengan un gran éxito.

El sector del coworking ya estaba experimentando un rápido crecimiento antes de la crisis actual. De hecho, se estimaba que a finales de 2020 hubiera unos 26.300 centros de coworking en todo el mundo con unos 2.7 millones de usuarios. Según la dinámica global actual, es probable que estos números se disparen cuando la situación se recupere.

Tras haber experimentado un equilibrio entre vida y trabajo completamente diferente durante los últimos meses, es de esperar que se incremente la demanda por parte de los empleados de modos de trabajo más flexibles y sistemas en la nube más robustos para soportarlos. Dado que buscan alejarse de los estresantes desplazamientos hasta el lugar de trabajo a cambio de la libertad de poder elegir dónde trabajar y ganar control sobre su vida profesional y personal, se prevé que los espacios de coworking estén a la orden del día. ¿Qué mejor opción que un punto intermedio en el que puedan conservar la experiencia de ir a la oficina – la interacción social, el acceso a equipamiento profesional y a salas de reuniones – y al mismo tiempo reducir el estrés que supone tener que desplazarse hasta el lugar de trabajo?

¿Merecen la pena los espacios de coworking?

Tradicionalmente, los espacios de coworking han sido un refugio para pequeñas empresas, freelances y emprendedores, pero hoy día sus beneficios son más evidentes que nunca para las grandes empresas y los empleados en general. Y esto no se debe solo a que se reduce la necesidad de desplazarse hasta la oficina. Los espacios de trabajo compartidos ofrecen nuevos tipos de interacciones, oportunidades para el networking, colaboraciones e intercambio de ideas de un modo distinto a como sucede en una oficina convencional.

Esto es justo lo que hace que el movimiento coworking destaque: combina un ambiente similar al de una oficina con una filosofía más hospitalaria. El resultado es un potente espacio para promover la productividad con un sentido de comunidad más orgánico, lo que los convierte en una opción muy atractiva, especialmente en estos momentos en los que hemos pedido cierta conexión social y el impacto psicológico del confinamiento ha afectado al modo en que trabajamos.

Teniendo esto en cuenta, es obvio por qué facilitar espacios de coworking a nuestra plantilla es una opción que proporcionará beneficios a largo plazo tanto para los empleados como para los empresarios. Si la flexibilidad va a ser una parte esencial de la “nueva normalidad” deberás asegurarte de que tus empleados puedan llevar a cabo operaciones críticas de forma remota del mismo modo que lo harían en la oficina. En un espacio de coworking, podrán acceder a una conexión a internet de alta velocidad y a servicios seguros de impresión y escaneado, con el beneficio añadido que ofrecen estos espacios colaborativos y de ambiente tranquilo, facilitando a los usuarios toda una gama de opciones para satisfacer sus necesidades.

Y aunque en la situación actual podríamos esperar cierta reticencia inicial sobre el hecho de compartir un espacio, sabemos que los usuarios buscarán opciones que prioricen la seguridad junto con una experiencia positiva: acceso a geles hidroalcohólicos o toallitas desinfectantes, procedimientos de limpieza a fondo y otros añadidos como mamparas entre los distintos escritorios, por ejemplo. Cuando se trata de tecnología propia, acudirán a aquellos que cuenten con una interacción entre dispositivos simplificada, con características como la impresión móvil y las opciones de impresión o escaneado en un solo clic. A medida que pase el tiempo, podremos incluso asistir a la implementación de aparatos que no necesiten contacto, como sensores en las puertas, lavabos y dispensadores de jabón automáticos o ascensores activados por voz.

Hay tantos desafíos como oportunidades en lo que traerá consigo esa “nueva normalidad”, pero lo que está claro es que, si las empresas no se suben a bordo de este cambio con una cultura de trabajo más flexible, correrán el riesgo de perder relevancia y no lograrán atraer al mejor talento. ¿Está tu empresa preparada para aquello que está por venir y que todavía desconocemos? ¿Tu organización es lo suficientemente ágil para adaptarse al cambio?

Este es el momento de integrar una sólida estructura en la nube que te permita gestionar la información de tu negocio independientemente de su ubicación, revisar tu estrategia de personal y asociarte con el espacio de coworking adecuado para determinar tu nuevo enfoque de trabajo flexible. Es posible que nos estemos adentrando en una era en la que el trabajo no sea entendido como un lugar sino como una función que puede desempeñarse en cualquier lugar, simplemente disponiendo del acceso a la tecnología y el ambiente adecuados – y en la que aquellos que no evolucionen lo suficientemente rápido tendrán pocas posibilidades de sobrevivir.


Descubre más sobre los beneficios de una fuerza de trabajo remoto segura

Soluciones relacionadas

Descubre más sobre los beneficios de una fuerza de trabajo remoto segura

Ver el webinar