ARTÍCULO

Los hologramas de Rob Munday: donde el arte se encuentra con la ciencia

Naturalium 3, parte de una serie. Munday se inspira en «los cada vez más extraños hallazgos de la física cuántica que postulan, entre otras cosas, que toda la materia está compuesta de energía pura y que todo el universo es un holograma». Realizada con una Canon 5D Mark II y los objetivos Canon EF 100mm f/2.8 USM Macro y Canon EF 180mm f/3.5L USM Macro. © Rob Munday / por cortesía de The Little Black Gallery

Rob Munday pasó por una galería fotográfica en Londres en 1981. Un destello de luz captó su atención. Dentro de la galería, vio los primeros hologramas reales jamás creados. «Me quedé embelesado de inmediato», dice Rob, «me di cuenta de que la holografía era la combinación perfecta de ciencia y arte y, desde ese momento, supe que pasaría el resto de mi vida haciendo hologramas».

Rob se licenció con honores en gráficos científicos y técnicos en 1983, y consiguió un trabajo con los artistas y pioneros en holografía Edwina Orr y David Traynor en uno de los primeros estudios de hologramas de Reino Unido. Ayudó a fundar el Holography Department of the Royal College of Art, que fue el primero de su tipo en el mundo, antes de abandonarlo para centrarse en la creación de su propio estudio holográfico.

Desde entonces, ha adquirido un amplio reconocimiento como el mejor artista holográfico del mundo, haciendo suyo el espacio entre el arte y la ciencia. Los sujetos de Munday han ido desde Karl Lagerfeld a Liam Gallagher. En 2003, participó en la creación conjunta del primer retrato holográfico oficial de la reina de Inglaterra. Una década después, también por primera vez, realizó un retrato holográfico en miniatura en oro de 24 quilates, en cuyo proceso inventó un novedoso soporte para retratos.

Un holograma, comenta Munday, ha pasado a referirse últimamente a cualquier tipo de imagen en 3D, por lo que ha empezado a utilizar el término «holograma real». Este término describe una fotografía de un campo de luz, o patrón de interferencia, en lugar de una imagen formada por un objetivo que, cuando se ilumina correctamente, genera una imagen en 3D que se puede percibir con la vista. Una fotografía solo puede capturar una cantidad limitada de información, pero un holograma real puede «registrar y reproducir todas las propiedades de la luz que emana del mundo real». Aquí, conoceremos mejor este medio único de la mano del mismo maestro...

image2_2
En 2016, Munday recibió el encargo de crear un retrato en 3D a gran formato de Angelina Jolie para el lanzamiento de un perfume. Colaboró con el fotógrafo Willy Camden, encargado de supervisar la iluminación y los retoques. Realizada con una Canon 5D Mark II y un objetivo Canon EF 70-200mm f.2.8L USM. Angelina Jolie para Guerlain. Imagen: Rob Munday con Willy Camden © Anton & Partners / Guerlain
image4_1
Munday creó un retrato del icono de la moda Karl Lagerfeld para la revista AnOther y Chanel en 2015. Apareció en el número del 15º aniversario de la revista y Chanel entregó una copia de la imagen a gran formato al mismo Lagerfeld. Realizada con una Canon 5D Mark II y un objetivo Canon EF 24-105 f/4L IS USM. © Rob Munday / Karl Lagerfeld

¿Dónde trabajas y qué tipo de rutina sigues?

«Tengo un estudio permanente en mi casa al suroeste de Francia, para capturar hologramas reales e imágenes lenticulares (otra imagen impresa con ilusión de 3D), y una oficina en los fabulosos Twickenham Film Studios de Londres. Cuando realizo sesiones de alto nivel en Londres o en otro lugar, como la reciente sesión con Angelina Jolie en Hollywood, alquilo un estudio cómodo y traslado allí mi equipo específico y mis cámaras. En comparación, cuando estoy en Francia, disfruto del lujo de fotografiar cuando me apetece. Las flores de mi nueva serie fueron cultivadas y fotografiadas en mi casa en Francia. La vida parece demasiado corta para tener una rutina y hay muchísimas cosas que hacer y conseguir. Tengo 59 años, pero siento que acabo de empezar».

¿Puedes describirnos el proceso?

«Las imágenes lenticulares se crean mediante una secuencia de imágenes en paralaje. En otras palabras, se toma una secuencia de fotografías desde puntos de vista ligeramente diferentes alrededor del sujeto o la escena, y posteriormente se envían a un ordenador y se compone una imagen que se puede leer como fotografía en 3D. El paso inicial se consigue de muchas formas, pero yo prefiero mover una cámara mediante control informático a lo largo de un raíl lineal, tomando una imagen cada 10 mm aproximadamente y girando la cámara para que apunte en todo momento al centro del sujeto».

«En 2003, diseñé y creé el sistema VIP (imágenes de vídeo en paralaje) especialmente para producir un retrato de Su Majestad la Reina de Inglaterra. Una cámara convencional se asienta sobre una base giratoria colocada sobre un raíl lineal motorizado de dos metros de largo. Esto permite que la cámara se desplace con suavidad a alta velocidad y con extrema precisión mediante el control informático».

«El sistema funciona actualmente con una réflex Canon, pero la cámara que utilizo ahora es la Canon EOS-1DX Mark II. A 16 fps, la 1DX Mark II permite obtener una secuencia de 50 imágenes RAW y JPEG en poco más de tres segundos. Esto es particularmente importante para los retratos. En cuanto se ha tomado la secuencia de imágenes, se descarga de forma automática a la unidad de disco duro de un ordenador y se presenta una imagen en 3D en un televisor 3D de gran formato para visualizarla».

«La posproducción incluye retoques y, mediante un software especial personalizado, la corrección de distintas distorsiones inherentes a las secuencias de imágenes en paralaje. Una vez procesada la secuencia, las imágenes se combinan o entrelazan, utilizando de nuevo un software especial, para crear una sola imagen, que se imprime. La impresión resultante se lamina en registro en la parte posterior de un objetivo lenticular adecuado para proporcionar la imagen en 3D acabada. Hay muchos sitios web que describen este proceso con mucho más detalle que yo, pero la técnica no es difícil de dominar y se pueden conseguir resultados fantásticos».

canon_pro_image4_1140
Una foto entre bastidores muestra parte del proceso de creación de una imagen lenticular, en la que se toman varias imágenes desde distintos ángulos para componer una imagen en 3D o «escultura de luz».

¿Cuánta planificación requiere una imagen?

«El proceso de creación de las imágenes en 3D (o esculturas de luz, como prefiero llamarlas) es fundamentalmente diferente de la fotografía en 2D, a pesar de que, como en el caso de las imágenes lenticulares, la fotografía es una parte integral del proceso. Es mucho menos inmediato y requiere mucha más planificación. Algunos parámetros son fijos, como la distancia de la cámara al sujeto y la longitud focal del objetivo utilizado. Esto puede limitar a veces los tipos de imágenes que se capturan y el medio empleado. Las imágenes lenticulares o la holografía real, por otro lado, dictan la cantidad de profundidad nítida que es posible mostrar. Las imágenes en 3D de este tipo tienen más en común con la escultura que con la fotografía. Y, como ocurre con la escultura tradicional, primero debes considerar cuidadosamente la dimensionalidad del sujeto».

¿Cuál es la diferencia entre un holograma y una imagen lenticular?

«A este respecto, a pesar de haber estado hablando sobre holografía real, debo decir que no he utilizado holografía real en la mayoría de mis trabajos más recientes, incluidas mis nuevas series sobre flores. En su lugar, he utilizado las técnicas de creación de imágenes lenticulares más recientes. La holografía real es un proceso muy complejo y costoso y, a pesar de su capacidad fundamental para reproducir la realidad óptica, puede ser muy limitada en otros aspectos. Por eso, muchos profesionales de la holografía real han trabajado en el campo de las imágenes lenticulares en los últimos años. Al ser un proceso estereofotográfico, es mucho más sencillo y barato. Aunque las imágenes lenticulares no pueden reproducir la realidad de forma tan eficaz como los hologramas reales, resultan muy convincentes si se crean correctamente».

image3_1
Naturalium 5, parte de una serie. Munday se inspira en «los cada vez más extraños hallazgos de la física cuántica que postulan, entre otras cosas, que toda la materia está compuesta de energía pura y que todo el universo es un holograma». Realizada con una Canon 5D Mark II y un objetivo macro Canon EF 180mm f/3.5L USM. © Rob Munday / por cortesía de The Little Black Gallery
image1_1
Naturalium 3, parte de una serie. Munday está interesado en la naturaleza metafísica de la realidad, y el objetivo de su trabajo es «extrapolar la esencia de los objetos y las entidades, retratándolos de forma exuberante y representándolos de forma escultórica a través de la energía pura de la luz». Realizada con una Canon 5D Mark II y un objetivo macro Canon EF 180mm f/3.5L USM. © Rob Munday / por cortesía de The Little Black Gallery

¿Cómo podemos conseguir imágenes en 3D?

«Sin duda, la forma más sencilla es crear imágenes lenticulares. Hay varias empresas que ofrecen objetivos lenticulares. Es posible tomar una secuencia de imágenes con una simple plataforma giratoria, lo que equivale a mover la cámara alrededor de un sujeto. Solo hay que colocar una cámara en un trípode y girar al sujeto, tomando una imagen aproximadamente desde cada grado».

Para obtener más información sobre la EOS-1D X Mark II, visita la página del producto.

Escrito por Gary Evans


Canon Professional Services

Los miembros tienen acceso al Servicio de asistencia prioritario CPS (tanto de forma local como en los principales eventos), a un servicio de reparación rápida prioritaria y, según el nivel de membresía, a préstamos y envíos de devolución de equipos de sustitución gratuitos. Además, también pueden acceder con regularidad a ofertas exclusivas para miembros.

Obtén más información y envía tu solicitud

A CPS member looking pleased with his Canon photography equipment