Tutorial para EOS

Fotografiar la llegada del invierno con tu cámara réflex digital EOS

El momento en el que el invierno comienza a rodear con sus manos heladas las últimas hojas del otoño ofrece una oportunidad fantástica para conseguir fotos preciosas. Noviembre marca el comienzo de las reuniones y celebraciones de temporada en las que se juntan la familia y los amigos. Es buena idea tener la cámara a mano, lista para captar las reuniones nocturnas alrededor de las hogueras o los paseos al final de la tarde a la luz del ocaso.

• Captar las mañanas con neblina
• Inmortalizar los vivos colores del otoño
• Fotografiar detalles en primer plano
• Sacar el máximo partido a las hojas caídas
• Fotografiar fuegos artificiales
• Reflejos
• Combinar el flash y la luz ambiental
• Usar la compensación de la exposición


Captar las mañanas con neblina

A medida que el otoño se convierte en invierno, las primeras horas del día son el mejor momento para captar entornos naturales (y creados por el hombre) envueltos por una leve neblina. Además, en esta época del año, gracias a que el sol sale más tarde, captar estas escenas etéreas no implica tener que levantarse a las 5 de la mañana.

Los últimos modelos de cámaras EOS incluyen la función Auto Lighting Optimizer (Luminosidad automática) (ALO) para mejorar el contraste, de modo que si lo que buscas es un contraste bajo, desactívala o utiliza el ajuste más bajo. Ten en cuenta que la niebla suele formarse cerca de superficies de agua o en campo abierto, así que visita las riberas cercanas o los parques de la zona para disfrutar de ella en toda su gloria.

estaciones - Canon
Carsten Frenzl – Árboles otoñales entre la niebla
Información de copyright: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/


Inmortalizar los vivos colores del otoño

Al cambiar de estación, las hojas cambian de color casi a diario, así que no pierdas la oportunidad de fotografiarlas. Los últimos momentos del otoño dan lugar a intensos y cálidos dorados, rojos y amarillos.

Configura el Estilo de imagen de la cámara en Paisaje para potenciar al máximo la saturación y el impacto de los colores. Si haces fotos de los árboles del otoño tardío tras una intensa lluvia, verás cómo se potencian los tonos otoñales. También puedes utilizar un objetivo más amplio para gozar de un punto de vista más completo y captar los árboles caducos o el paisaje yermo a medida que el invierno anuncia su llegada.


Fotografiar detalles en primer plano

Las hojas que caen de los árboles facilitan dos buenas oportunidades fotográficas: imágenes de las hojas individuales que quedan en el árbol y de las pilas que se amontonan a sus pies. En el primer caso, la técnica más adecuada sería aislar la hoja individual frente al cielo. El contraste de color entre el rojo o dorado con el azul brillante resulta ideal y puede dar lugar a una imagen realmente impresionante. Acerca el zoom al máximo para que la hoja ocupe gran parte del encuadre. Incluso podrías utilizar un objetivo macro para captar los capilares de la hoja en contraste con el cielo.

Sugerencia: Prueba a saturar los colores otoñales subexponiendo la toma con una leve compensación de exposición; con 1/3 o 2/3 de paso debería bastar.

estaciones - Canon
Catherine – Otoño congelado
Información de copyright: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/


Sacar el máximo partido a las hojas caídas

Una vez que las hojas del otoño hayan terminado de caer de los árboles, las puedes integrar en las fotos de familiares y amigos. Por ejemplo, puedes hacerte con un buen puñado y hacer una espléndida foto mientras los sujetos las lanzan al aire. Utiliza un teleobjetivo con una abertura amplia y unos ajustes de ISO bajos; el modo Retrato de la cámara EOS lo hace automáticamente.

Sugerencia: Experimenta cerrando la abertura para conseguir velocidades de obturación más lentas y así añadir un cierto desenfoque por movimiento a la caída de las hojas. Esto te ayudará a crear un efecto impresionante.

estaciones - Canon
Piotr Pawlowski – Sensibilidad
Información de copyright: https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/


Fotografiar fuegos artificiales

Los fuegos artificiales son un espectáculo típico de fiestas y celebraciones en los meses más fríos y oscuros. Las buenas fotos de fuegos artificiales requieren cierta planificación, pero los resultados merecen la pena.

Qué necesitas: Si quieres captar la estela de los fuegos artificiales, necesitarás utilizar una exposición larga, además de un trípode para la cámara. También es útil usar un cable de disparador remoto.

Cómo hacer buenas fotos: Utiliza el modo Manual de tu EOS con la velocidad de obturación en Bulb o el modo Bulb si la cámara lo incorpora. Establece la ISO en 100 y la abertura entre f/8 y f/16. Encuadra la escena de manera que no pierdas los fuegos artificiales de vista. Para ello, necesitarás un objetivo gran angular.

A continuación, utiliza el enfoque manual del objetivo y enfócalo según lo lejos que estés de los fuegos artificiales para garantizar que tanto los objetos cercanos como lejanos salgan enfocados. En el momento en que empiecen los fuegos artificiales, lo mejor es abrir el obturador justo antes de que salgan disparados hacia el cielo y cerrarlo en cuando se disipen. Si quieres añadir otra dimensión a la toma, aprovecha el contexto: incluye en la foto al público que los disfruta o un cielo urbano.

estaciones - Canon
Noche de fogata
Información de copyright: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/


Reflejos

Las superficies húmedas y relucientes o los charcos son fáciles de encontrar en esta época del año. Por la tarde o de noche, estas superficies húmedas suponen una fuente ideal de reflejos, siempre y cuando no te importe mojarte para conseguir la mejor perspectiva.

Si combinas el modo de Visión en Directo "Live View" con la pantalla de ángulo variable, te resultará más fácil captar los mejores reflejos. Con un buen punto de vista ni siquiera te hará falta encontrar superficies demasiado grandes. También puedes combinar una escena urbana o nocturna con el reflejo si colocas la cámara estratégicamente. Aprovecha el ahorquillado automático de la exposición (AEB) para conseguir una buena exposición (esto solo significa que debes hacer la misma foto varias veces con distintos ajustes de exposición para aumentar las probabilidades de conseguir una imagen perfectamente expuesta).


Combinar el flash y la luz ambiental

Cuando las condiciones de iluminación no sean favorables, te interesará buscar fuentes de luz adicionales para tus fotos. Al combinar el flash con la luz ambiental disponible, conseguirás resultados de aspecto natural y te resultará más fácil cuanto menor sea la potencia de la luz disponible.

Puedes ajustar el equilibrio entre flash y luz ambiental de las fotos con facilidad. El ajuste de compensación de exposición de la cámara se aplica a la luz ambiental, mientras que la compensación de la exposición con flash trabaja con la luz producida por este.

Reduce la compensación de exposición de la luz ambiental para oscurecer el fondo y potenciar los colores. Uso de un flash externo: utiliza el sistema óptico o inalámbrico por radio con un Speedlite para utilizar el flash como iluminación lateral o retroiluminación. Además, utilizando los ajustes de equilibrio del blanco Sombra o Nublado de tu EOS, obtendrás tonos más cálidos en tus fotos.


Compensación de la exposición

En ocasiones, las cámaras subexponen las escenas con neblina. Para aligerarlas y hacerlas más artísticas, aumenta la exposición, lo que suavizará los tonos de la imagen. Esto le dará un toque más pastel a tus fotografías, pero no pierdas de vista el histograma de la cámara para no sobreexponer la imagen más de la cuenta.


Envía tu imagen a la Galería

Si la transición del otoño al invierno te ha servido de inspiración para hacer fotos, te animamos a cargar tus imágenes en nuestra Galería. En nuestra galería mostramos y compartimos nuestras imágenes preferidas entre todas las enviadas por la comunidad de Canon.