Tutorial de fotografía: La luz

La fotografía necesita luz, pero no cualquier luz. Es muy poco probable que puedas tomar fotografías de calidad si la luz no es la adecuada. ¿Cómo es posible conseguir la iluminación adecuada si el sol es un factor incontrolable?

La respuesta es sencilla. Puedes mejorar tus imágenes si las tomas a distintas horas del día o incluso en distintas épocas del año.


La calidad de la luz

La calidad de la luz cambia a lo largo del día. La luz del sol en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde tiene un color cálido, mientras que la luz del sol a medio día es mucho más azulada. ¿Por qué ocurre esto?

La dispersión de la luz del sol genera estos cambios. Las partículas de polvo y agua de la atmósfera reflejan, refractan y absorben las distintas longitudes de onda de la luz en diferentes cantidades. Al medio día, el sol cae de pleno y la luz se desplaza directamente a través de la atmósfera. La dispersión es muy reducida y la luz del sol presenta una tonalidad azul-blanca.

Por la mañana y por la tarde, la posición del sol en el cielo es baja por lo que la luz tendrá que recorrer más atmósfera. Las longitudes de onda corta (azul) de la luz se dispersan más que las longitudes de onda larga (roja), lo cual genera una luz más cálida.

Como norma general, la luz cálida proporciona imágenes más atractivas, especialmente para paisajes y edificios. Si estás de vacaciones y deseas tomar fotografías de los lugares que visitas, el momento ideal para hacerlo son las primeras horas de la mañana, justo antes de que salga el sol. De este modo, la luz será la ideal y no habrá turistas a tu alrededor.

1   2  3  4

spacer
					image

Tutoriales

Fotografía en blanco y negro
Fotografía de acción
Fotografía de retratos navideños
Fotografía nocturna
Fotografía de otoño
Fotografía de paisajes urbanos