Crepúsculo

El momento en el que el sol acaba de ponerse es uno de los mejores para la fotografía nocturna. Aunque el sol se encuentra por debajo del horizonte, todavía emite luz. Si bien puede parecerte que el cielo está oscuro, la cámara captará esa luz durante una exposición larga dejando al sujeto principal en un fondo azul oscuro. Cuando haya pasado el momento del crepúsculo, el cielo de las fotografías será negro.

 


Fotografiar edificios y monumentos durante el crepúsculo ofrece unos resultados sorprendentes. Fíjate como la luz cambia esta imagen de la torre Eiffel.


Secuencia con puesta de sol
Una forma de apreciar la fuerza del crepúsculo es realizar una secuencia de imágenes desde una hora antes de la puesta de sol hasta una hora después aproximadamente. Esto te llevará un par de horas, pero los resultados sirven para ver cómo cambia el cielo.

Busca una escena con un sujeto interesante en primer plano o a media distancia. Lo ideal es un edificio, una estatua o una formación rocosa. Coloca la cámara sobre un trípode para que no se mueva entre cada captura. Sin embargo, esto no es fundamental siempre que fotografíes desde más o menos la misma posición en cada exposición.

Se necesita una tarde con el cielo despejado. Haz la primera foto aproximadamente una hora antes de la puesta de sol. Después, fotografía en intervalos de 10 o 15 minutos. Sigue haciéndolo hasta una hora después de la puesta de sol. Cuando contemples la secuencia de imágenes, deberías ver cómo el cielo cambia de azul a rojo, a azul oscuro y a negro. 

1  2  3  4

spacer
					image

Tutoriales

Fotografía en blanco y negro
Fotografía de acción
Fotografía de retratos navideños
Fotografía nocturna
Fotografía de otoño
Fotografía de paisajes urbanos