Tutorial para EOS

En los tutoriales de este mes, descubrimos lo que ocurre al ignorar las convenciones de la fotografía y al dejarte llevar por tus instintos para crear imágenes espectaculares. Al disparar de forma más espontánea, conseguirás imágenes accidentales, atractivas e impresionantes que capten a la perfección un momento o una emoción.

Tu EOS es la cámara perfecta para captar momentos espontáneos. ¿Por qué no te pones a prueba este mes e intentas descubrir nuevas vistas y detalles que fotografiar? Por ejemplo, fíjate con más detalle en las cosas que sueles ver de camino al trabajo. ¿Qué elementos arquitectónicos, arte callejero o personas interesantes puedes captar?

[MASTER]Tutorial_DSLR_1
Nani Puspasari: Artista callejera
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/


  • Probar objetivos distintos
  • Acercar la imagen para captar los detalles
  • Utilizar la pantalla LCD de ángulo variable y la función de Visión en Directo "Live View"
  • Desplazar el punto de enfoque
  • Prepárate para los motivos en movimiento: usa el botón posterior de AF
  • Dispara usando el modo Manual y da rienda suelta a tu creatividad


Probar un objetivo distinto

Los objetivos zoom estándar (los que se suelen incluir con las EOS como la tuya) no son difíciles de dominar, así que te proponemos que pruebes algo nuevo.

Las cámaras réflex digitales son compatibles con una amplia gama de objetivos. Aprovéchate e investiga cómo puede cambiar cada objetivo tu forma de ver las cosas. Por ejemplo, prueba a sujetar la cámara pegada al suelo y utilizar un objetivo gran angular inclinado hacia arriba para hacer que los edificios altos adquieran un aspecto más dramático. Con objetivos gran angular como el EF-S 10-18 mm f/4,5-5,6 IS STM de Canon, puedes acercarte más al motivo sin dejar nada fuera del encuadre.


Acercar la imagen para captar los detalles

También puedes probar un objetivo zoom más largo, como el EF-S 55-250 mm f/4-5,6 IS STM de Canon, que aísla los pequeños detalles y acorta la distancia entre la cámara y el motivo. Viene muy bien para captar detalles que quizás no hubieras descubierto con un objetivo zoom estándar y te puede ayudar a fotografiar detalles arquitectónicos, imágenes espontáneas de gente y de animales.


Utilizar la pantalla LCD de ángulo variable y la función de Visión en Directo "Live View"

Cuando te eches a la calle con la cámara, presta atención para descubrir diferentes puntos de vista. Si tu EOS cuenta con una pantalla LCD de ángulo variable, prueba a colocarla de modo que la cámara ya no esté a la altura de los ojos. Combina esta técnica con el modo de Visión en Directo "Live View" para ver la imagen en la pantalla LCD.

Por ejemplo, puedes colocar la pantalla LCD hacia arriba y dejar la cámara en el suelo, de forma que capte a la gente de abajo arriba: una toma curiosa cuanto menos. ¿Qué puedes aprender de un desconocido por sus zapatos?

Si te interesa fotografiar transeúntes, colocar la pantalla LCD de ángulo variable a noventa grados te permite captarlos con mayor naturalidad, ya que es menos probable que se percaten de que los estás enfocando. Así podrás hacer fotos a los más tímidos o a mascotas con una pose natural.

¿Sabías que...? Al utilizar el modo de Visión en Directo "Live View", el sonido del obturador es más silencioso, lo que propicia la toma de imágenes más espontáneas de animales que puedas encontrar en la naturaleza.

Los fotógrafos profesionales deben saber trabajar rápido y reaccionar a los entornos y ajustes cambiantes. Para conseguirlo, debes familiarizarte con la ubicación y funcionamiento de los controles clave de la cámara. Si eres capaz de cambiar la exposición de forma intuitiva, podrás interiorizar mejor los cambios de iluminación y adaptarte rápidamente a las luces y sombras.


[MASTER]Tutorial_DSLR_2
Wesley Eller: Mira hacia arriba, mira hacia abajo
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/


Desplazar el punto de enfoque

Las cámaras réflex digitales cuentan con varios puntos de enfoque por todo el encuadre, pero es muy fácil fijarse solo en el centro. Desplazar el punto AF puede alterar la composición y hacerla más interesante. Las cámaras EOS incorporan un botón de selección de AF situado en la esquina superior derecha de la parte posterior de la cámara. Púlsalo con el pulgar derecho y mueve los puntos AF usando el multicontrolador, el dial principal, los diales de control rápido o los botones posteriores de la cámara (según el modelo).


Prepárate para los motivos en movimiento: usa el botón posterior AF

Muchos fotógrafos alternan entre los modos Foto a foto y AF AI Servo en función del motivo. Cambiar entre estos dos modos es bastante sencillo, pero puede costarte una buena toma.

Un método que utilizan los profesionales para evitarlo es utilizar el botón posterior de enfoque. Esta técnica permite personalizar las funciones o controles de la cámara de modo que puedas acudir a ellos en el modo de enfoque de seguimiento AI Servo, mientras que la cámara solo enfoca al pulsar el botón posterior específico, y no el del disparador. Esto puede resultar muy útil al captar motivos en movimiento y buscar tu propio estilo.

¿Sabías que...? Todas las cámaras EOS pueden configurarse para utilizar el botón posterior de AF, de modo que los botones AF-ON y de bloqueo de AE se utilicen para controlar el enfoque en lugar del disparador.


Captar motivos estáticos

En el caso de los motivos estáticos, pulsa el "botón posterior" para activar el AF y, una vez que el motivo esté enfocado, suéltalo, recompón el encuadre si es necesario y dispara. Si quieres captar un motivo en movimiento, mantén pulsado el botón posterior para que la cámara siga el movimiento del motivo de forma continua. Te llevará algo de práctica, pero te permitirá reaccionar rápidamente ante escenas cambiantes.


[MASTER]Tutorial_DSLR_3
Perry McKenna: Más rápido que una bala
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/


Dispara usando el modo Manual y da rienda suelta a tu creatividad

Trabajar en el modo Manual te obliga a adaptarte a las condiciones de iluminación cambiantes. Gira el dial de modo a M y elige la abertura que necesites para la profundidad de campo seleccionada y, a continuación, ajusta la velocidad de obturación y el valor ISO para conseguir la exposición adecuada. Si el motivo está en movimiento, puedes elegir entre captarlo con mayor nitidez o con un movimiento fluido cambiando la velocidad de obturación. Experimenta con estos ajustes para crear efectos llamativos y sorprendentes.

Al mirar a través del visor de la cámara, verás cómo tus ajustes difieren de los modos automáticos, aunque podrás utilizarlos como guía. La foto es tuya, a fin de cuentas.

Si sabes cómo hacer caso a tus instintos para captar imágenes impresionantes, ¿por qué no las compartes con el mundo? Sube tus imágenes a La Galería.