Capta más emociones en tus imágenes

Este mes exploramos las distintas formas de captar las emociones más auténticas. El objetivo es ayudarte a mejorar tus imágenes y crear sólidas conexiones con tus propios espectadores.

Un buen punto de partida consiste en aprender cómo enfocar a los ojos del sujeto, puesto que son estos los que expresan los auténticos sentimientos. Una mirada de soslayo, una ceja levantada o lágrimas de alegría pueden convertir una fotografía normal en una gran toma. No obstante, las emociones se pueden transmitir también de otras muchas maneras, como la tensión en los músculos de un atleta, dos manos en un tierno abrazo o una bailarina moviendo con gracia los brazos en una representación. Centrarse en los pequeños detalles puede ayudarte a plasmar las emociones humanas, pero cuando deseas captar el ambiente de una habitación, de la ciudad o la playa, puede ser de gran ayuda utilizar el gran angular. 


[MASTER]Tutorial_Index_1

Andrés Nieto Porras: Nuevas aficiones
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/


Captar las emociones humanas

Las emociones humanas no siguen ninguna regla establecida, son espontáneas y se basan en los sentimientos de las personas, por lo que tener tu cámara preparada y a mano es la principal regla a la hora de captarlas.

Las fotos improvisadas pueden dar magníficos resultados. Intenta hacer la foto de forma espontánea cuando el sujeto no lo espera o pulsa el obturador justo cuando piense que ya has hecho la foto. Verás como la pose es mucho más natural y relajada.

Ten siempre lista tu cámara para captar a tu amigo riéndose con nerviosismo mientras ve a su equipo de fútbol favorito al borde del empate o preparándose para una cita importante. Esos son los momentos más hermosos, emocionales y sinceros de la vida.


[MASTER]Tutorial_Index_2

Porsche Brosseau: Sonrisa tamizada
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/


Captar la emoción de un lugar o una escena

Las emociones también están presentes en los lugares, no solo en las personas. Una playa barrida por el viento, las calles solitarias de la ciudad por la noche o un amanecer con niebla pueden evocar potentes emociones. Si estás fotografiando un lugar al que puedes volver, intenta hacerlo en días distintos para captar los distintos ambientes. La misma habitación, calle o paisaje se mostrará diferente en función de las condiciones meteorológicas, la luz y cómo te sientes ese día. Una estación de tren vacía puede transmitir un sentimiento de anticipación, una playa después de una tormenta puede evocar un sentimiento de melancólico alivio, mientras que las calles vacías de la ciudad pueden transmitir un sentimiento de soledad o temor.

Tanto si haces tus fotos para compartirlas como si simplemente son para ti, nuestros tutoriales te ayudarán a captar las distintas emociones y sentimientos de una forma más efectiva.