Tutorial de fotografía: Gestión del color

Tres colores se convierten en 16 millones
Los colores rojo, verde y azul se conocen como "colores aditivos primarios" y se han utilizado para crear imágenes en color desde el nacimiento de la fotografía. Al mezclar estos colores en diferentes cantidades e intensidades se generan alrededor de 16 millones de colores diferentes, aunque no seamos capaces de distinguirlos todos. El negro es la ausencia de estos tres colores. El blanco resulta de la mezcla de los tres con la máxima intensidad.

Probablemente ya estés familiarizado con las imágenes compuestas por rojo, verde y azul. De ahí viene el acrónimo "RGB" (red, green y blue, en inglés).

Algunas cámaras digitales de Canon ofrecen la posibilidad de guardar el archivo de imagen en dos tipos de archivo RGB: sRGB o Adobe RGB. Estos se denominan "espacios de color". Si quieres saber cuál es la diferencia entre los dos, configura tu cámara en sRGB.

Representación del color para la impresión
Las impresoras de inyección de tinta no son compatibles con RGB. En la pantalla de un ordenador, la mezcla de rojo, verde y azul generaría el blanco. Al mezclar tinta roja, verde y azul, lo que obtienes en un marrón sucio.

Por eso, en lugar del RGB, las impresoras utilizan CMYK. El papel es normalmente blanco, por lo que se crea este color con la ausencia del resto. El resto de colores se obtienen variando el nivel de gotas de tinta de cian (C), magenta (M) y amarillo (Y). La mayoría de impresoras de inyección de tinta cuentan con un cartucho de tinta independiente para el negro (K).

Pero, ¿cómo se pasa de RGB a CMYK? La respuesta está en el "driver": el componente de software que actúa como una interfaz entre el ordenador y la impresora. Uno de los trabajos del driver de la impresora es convertir los colores RGB en colores CMYK.

1  2  3

spacer
					image

Tutoriales

Fotografía en blanco y negro
Fotografía de acción
Fotografía de retratos navideños
Fotografía nocturna
Fotografía de otoño
Fotografía de paisajes urbanos