Haz mejores retratos


Condiciones de iluminación difíciles

Los retratos nocturnos son complicados ya que probablemente necesites un flash para que haya luz suficiente. No obstante, la luz ambiental que rodee al sujeto puede resultar bastante evocadora y puede que te interese conservarla en el retrato.

Haz mejores retratos - Canon

Leo Hidalgo – Noche fría
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/

El modo Retrato nocturno te facilita la tarea ya que cambia la forma en que actúa la cámara. Utilizará el flash integrado o bien el Speedlite colocado en la zapata para iluminar el sujeto principal y ofrecerte el tiempo suficiente para que la luz ambiental se asiente en la escena. Para ello utiliza velocidades de obturación más lentas y ajusta automáticamente la configuración del tiempo de flash. Puede que veas el fondo como una serie de luces brillantes, aunque puede que sean más tenues de lo que crees. Coloca al sujeto de forma que se vea iluminado por el flash y no por la luz ambiental; para obtener los mejores resultados, usa un trípode para reducir la trepidación de la cámara. También merece la pena pedirle al sujeto que no se mueva mientras haces la fotografía.

Al usar mucha iluminación es posible que el retrato acabe con un contraste demasiado elevado. El flash puede ayudarte en situaciones en las que el sujeto esté a contraluz con luz solar intensa. Coloca un Speedlite en la zapata de la cámara o configura el flash integrado para que se active con cada imagen. La cámara intentará equilibrar el flash y la iluminación para ofrecerte una imagen en la que ambos elementos, la persona y el fondo, están perfectamente equilibrados.


Escoge el objetivo adecuado para asegurarte de que el sujeto destaca

Si utilizas una EOS, emplea un objetivo con una abertura máxima rápida para separar el sujeto del fondo. Los objetivos Prime con una longitud focal de entre 50 y 100 mm son ideales para retratos. Los objetivos macro sirven tanto para retratos como para primeros planos. Si quieres sacarle el máximo partido a la abertura amplia emplea el modo de prioridad a la abertura (Av) o el modo manual (M) e intenta usar ISO auto para obtener la exposición adecuada. Cambia a un solo punto AF e intenta que no sea en el centro del encuadre: el uso de una abertura rápida requiere un enfoque preciso. El modo Foto a foto es también una buena opción ya que permite al objetivo centrar el enfoque y tú puedes recomponer el encuadre cuando sea necesario.


Practica la fotografía espontánea con tu smartphone

Muchas de las cámaras de Canon pueden controlarse de forma remota con un smartphone y una conexión Wi-Fi gracias a la aplicación Canon Camera Connect.

El control remoto ofrece en algunos modelos una imagen en directo de lo que se ve a través de la cámara y también permite hacer fotos con tan solo tocar la pantalla del teléfono. Coloca la cámara sobre una superficie de forma que apunte en dirección al sujeto y después utiliza el smartphone para ver la imagen y disparar en el momento oportuno. Esta técnica ayudará al sujeto a relajarse ya que no le estarás mirando directamente.


Piensa en lo que imprimes antes de retratar

Las fotografías de retrato suelen imprimirse para colocar en marcos, ¿pero no es mejor tener primero en cuenta el resultado final para buscar una nueva forma de retratar e imprimir los resultados? Para impresiones con varias imágenes, piensa en un elemento consistente que podría conectarlas. Por ejemplo, puedes retratar tres vistas distintas de una persona: una mirando hacia la izquierda, otra hacia la cámara y otra hacia la derecha. Cuando tengas las tres fotos individuales, imprímelas: te ayudará a mantener la consistencia de cada una. Si escoges una impresión monocroma, las tres imágenes deberían ser monocromas. Ahora piensa en cómo vas combinar las impresiones para darle mayor expresión al retrato de esa persona.

Haz mejores retratos - Canon
Max Khokhlov - Sé tú mismo
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/


Experimenta con retratos en movimiento

Resulta difícil captar la esencia completa de una persona en una sola foto pero, gracias al vídeo, tienes la opción de grabar un vídeo retrato que muestre las distintas facetas del sujeto. Empieza por una historia que quieras narrar sobre la persona elegida. Puede ayudarte dibujarla o escribirla. Plantéate la posibilidad de grabar tomas amplias para que aparezca la persona entera y su entorno, así como primeros planos que destaquen sus características: su sonrisa, sus ojos, sus manos, su ropa... todo aquello que sirva para narrar su historia. Usa la pantalla de ángulo variable para realizar tomas desde diferentes alturas y ver cómo grabar desde arriba o desde abajo cambia la forma en que se percibe al sujeto. Si la cámara incluye la opción de grabación a cámara lenta, utilízala para enfatizar el movimiento u ofrecer una imagen de ensueño para el retrato en movimiento.


Consejo: A la hora de editar, intenta que los clips individuales sean breves (de 2 a 3 segundos) y que la longitud final sea inferior a 90 segundos: así podrás centrarte en destacar los detalles más importantes de la persona.