Mejora la composición de tus fotos

Consejos para cámaras compactas

Una de las mejores cosas de la fotografía es la libertad creativa y la expresión emocional que ofrece. Dicho esto, hablar de reglas de composición puede antojarse algo restrictivo, sobre todo cuando se está disfrutando de unas vacaciones estivales. Sin embargo, estar al tanto de alguna que otra regla puede ayudarte a hacer tus imágenes más atractivas. A continuación describimos cómo puede ayudarte la composición a ordenar la distribución de los diferentes elementos de una foto y cómo el uso de estas reglas puede ayudarte a controlarlos.

• Crea capas de interés
• Encuadra los motivos en distintas posiciones
• Prueba una perspectiva diferente
• Utiliza un encuadre natural
• Espirales
• Triángulos

Rocks-Coastline-Sea
Enys Dodman, caballero armado y barcos vikingos, Shirolazan
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Crea capas de interés

Las cámaras compactas hacen grandes fotos escénicas al ser capaces de captar los detalles cercanos a la cámara con la misma nitidez que los más alejados.

Explota esta cualidad al máximo componiendo una escena con tres motivos claramente diferenciados: uno en primer plano, otro a media distancia y otro de fondo. Estos tres elementos crearán un hilo conductor visual a través de la imagen.

Encuadra los motivos en distintas posiciones

Las cámaras suelen incluir un indicador o recuadro AF en el centro de la imagen, pero componer ubicando los motivos en medio del encuadre va bien para algunas fotos, no todas.

Por ejemplo, una flor colorida en un mar de hojas de color verde oscuro destaca bien en el centro. La parte central de la imagen debe ser llamativa para captar la atención, por eso los retratos en los que una cara en primer plano contrasta con un fondo oscuro funcionan tan bien.

Night-Rooftops
Vena de luz, por Jeroen Bennink
Información de derechos: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Prueba una perspectiva diferente

Demasiado a menudo, las imágenes se toman a la altura de los ojos. No obstante, existen otros puntos de vista creativos por encima o por debajo de esa línea.

Las fotos tomadas por niños muestran vistas muy diferentes del mundo: los edificios, árboles, plantas y adultos parecen mucho más grandes desde una posición inferior de la cámara.

Si la cámara incluye una pantalla LCD con ángulo variable o la funcionalidad de conexión Wi-Fi a un smartphone, puedes encuadrar las fotos colocándola en el suelo. De manera similar, un punto de vista superior desde lo alto de los edificios o sujetando la cámara por encima de la cabeza da buenos resultados.

Utiliza un encuadre natural

Prueba a componer tus imágenes con un encuadre natural. Al hacer una foto, piensa en cómo los bordes encuadran el motivo principal. Puedes utilizar el marco de una puerta o una ventana como referencia para encuadrar, ya que el borde, más oscuro, desvía la atención hacia otros elementos más luminosos del encuadre. Una foto de la ciudad se beneficiaría de usar la puerta de un hotel como encuadre, por ejemplo. Lógicamente, lo ideal es tener dicha puerta o ventana abiertas para evitar reflejos.

Surfer-Wave
Dominando el rizo, Chris Kuga
Derechos de uso: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Regla de los tercios avanzada: espirales

Existe una técnica llamada «proporción áurea» (también conocida como espiral de Fibonacci) que consiste en una composición natural que crea fotos poderosas e impactantes. Alrededor del 1200 a.C., el matemático italiano Fibonacci fue el primero en percatarse de que existía una proporción muy extendida en la naturaleza que resulta agradable al ojo humano. A menudo se simplifica como «la regla de los tercios», pero la proporción exacta es de 1 / 0,618 / 1.

La idea es que puedes crear una composición más impactante si logras hacer un encuadre que genere una línea imaginaria en forma de espiral que vaya guiando al observador hasta el motivo principal Esta teoría se puede aplicar a multitud de imágenes: paisajes, retratos, etc.

Triángulos

Compón la escena pensando en triángulos para mejorar tus fotos. Prueba a captar cómo se disipan las líneas de la calle en la distancia y las secciones triangulares que crea este efecto en el lateral del encuadre. Incluso al realizar un retrato de una persona en una mesa, prueba pedirle que coloque los brazos de manera que cree una forma triangular, con los codos separados y las maños sujetando la barbilla. Desde el punto de vista estético, la composición resultará mucho más agradable.

Mantente informado

Próximamente: Mirar el mundo sin visor.

Suscribirse al boletín