Man-And-Woman-Smoking-On-Motorbike

Fotógrafo urbano Emmanuel Cole

Retrato-Emmanuel-Cole© Alexei Awan.

Una perspectiva única

Pasaron casi 40 minutos antes de empezase a plantear alguna de las preguntas que había escrito para el fotógrafo urbano autodidacta Emmanuel Cole.

Es tan tranquilo y agradable que te cae bien al instante. Tiene un encanto natural. Conversamos durante casi tres horas acerca de la cambiante ciudad de Londres, la fotografía urbana y las ventajas e inconvenientes de Instagram.

A través de sus propios ojos

Empezamos rápidamente con el atractivo de Londres, una ciudad que millones de personas fotografían cada año, por lo que seguramente se le debe haber agotado ya la originalidad.

Cole no está de acuerdo. «Es tan peculiar; la gente, los edificios... todo está en constante movimiento. La lucha de la ciudad me apasiona».

Al echar un vistazo a las actualizaciones de Emmanuel en Instagram, queda claro por qué destaca: no hay fotografías turísticas del Big Ben o el London Eye. En su lugar, se encuentra el Londres que ven sus ojos; un variopinto elenco de personajes urbanos que haría que la mayoría de nosotros cruzáramos la calle para evitarlos.

Le pregunto sobre este tema, cómo hace para acercarse a los más inabordables y, sorprendentemente, lo atribuye al tiempo que pasó trabajando como recaudador de puerta a puerta.

«Me ayudó a ser más agradable… intimida un poco, pero quieres gustarle a la gente. Cuando llamas a la puerta, asumes que van a decir que no, te vas mentalizado. Pero te da confianza. ¿Qué es lo peor que puede pasar?»

Así que, cuando se trata de conseguir la foto perfecta, hay algo peor que el rechazo: «el miedo a la pérdida. Normalmente, solo tienes una oportunidad para hacer una foto. En ocasiones, me arrepiento todo el día de haber visto a alguien por la mañana a quien me habría gustado fotografiar y no haberlo hecho».

«La sinceridad también desempeña un papel muy importante. Me suelo acercar a la gente y preguntarles si les importa que les haga una foto. Casi siempre, la primera pregunta es: «¿para qué?» y les digo que simplemente me parecen interesantes, lo que es verdad. Eso les ayuda a relajarse al instante».

Captar retratos interesantes es excepcionalmente complicado, por lo que es importante salir de tu zona de confort. «Busco conductas», explica Emmanuel. «Cosas que llamen la atención». Pequeños detalles, principalmente. Puede que se trate de la forma en que una persona se mantiene en pie, o la manera en que camina; o alguien que viste bien».

Hombre-sentado-en-tienda-Brockley

© Emmanuel Cole. Realizada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo de EF 24mm f/1.4L II USM ; la exposición fue de 1/320 s a f/2,8, ISO 800.

Orígenes

Al echar un vistazo a su impresionante cartera de fotografías, resulta casi imposible creer que Emmanuel solo lleve cinco años haciendo fotos, justo antes de que la plataforma que le permitiría alcanzar el semiestrellato, Instagram, se hiciese popular.

A Emmanuel le dieron un teléfono con cámara en 2011 y empezó a hacer fotos. Al principio imitaba a otros, pero pronto encontró su propio estilo: realizar retratos increíbles de algunos de los personajes y paisajes más excéntricos e interesantes de Londres. Cambió a una Canon EOS 6D un año después y no ha vuelto la vista atrás. Ahora, raramente se le puede ver sin su cámara al cuello.

«Para mí, la EOS 6D es la cámara perfecta. Llevo con ella casi desde el principio y nunca me ha defraudado».

A pesar de tener un lugar destacado en Instagram, un campo reservado tradicionalmente para los teléfonos con cámara, Emmanuel cuenta que ya solo hace fotos con su Canon. «Dispones de mucho más control con tu cámara réflex digital. No solo a la hora de fotografiar, sino también sobre el resultado: es mucho más fácil trabajar con archivos RAW que con JPEG de menor calidad, que es lo que se obtiene con un teléfono».

En un Instagram

El aburguesamiento de Londres parece moverse tan rápido como el mundo de la fotografía, por lo que es difícil no ver las similitudes. Como fotógrafo con más de 140 000 seguidores en Instagram, le pregunto a Emmanuel qué opina sobre la plataforma que le ha permitido darse a conocer.

«Instagram es una potente herramienta de marketing», comienza. «Le da otra sentido a mi fotografía: me permite saber que a la gente le gustan mis fotos y que de verdad las miran. Es muy gratificante».

«Pero como es mucho más instantáneo, es muy fácil dejarse llevar por lo que hacen otras personas y olvidar qué te motiva a ti».

«Hoy en día es mucho más difícil tener tu propio estilo, debido a la saturación de imágenes a las que nos exponemos a diario, pero cuando veo a alguien con un estilo único, sin duda destaca».

Le preocupa que quizás ya no se respete tanto la fotografía. «La gente no se adentra en ella por el motivo correcto. Copian fotos con montones de me gustas porque quieren hacerse famosos, no porque les guste hacer fotos».

Calentamiento

Cuando le pregunto cuántas fotos hace al día, me espero que diga que entre 30 o 40, pero me sorprende cuando dice: «solo unas 5-10». Opina que sin duda menos es más y que llega un punto en el que comienzas a reconocer las fotos buenas y malas. «Pero eso teniendo en cuenta que hago un calentamiento».

¿Un calentamiento? «Sí», responde con seriedad, «necesitas calentar». ¿Cómo un atleta? «Exactamente igual. No puedes simplemente salir sin calentar y hacer la mejor foto del día» asegura entre risas, «tienes que encontrar un ritmo, de modo que te sientas a gusto cuando llegue el momento de pasar a la acción».

Imagen-Luz-Sombra-Emmanuel-Cole

© Emmanuel Cole. Realizada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo de EF 24mm f/1.4L II USM; la exposición fue de 1/1000 s a f/5,0, ISO 100.

Transformers, guías y situaciones extrañas.

Además de en Londres, Emmanuel pasó una buena cantidad de tiempo haciendo fotos en Hong Kong. «Fue increíble. Y me ayudó enormemente a dar forma a mi fotografía. Había muchas situaciones extrañas, pero muchísimas oportunidades de realizar fotografías únicas».

¿Su mejor consejo? Viajar siempre con alguien del lugar. «Conocí a una persona en Hong Kong, que me reconoció de Instagram, así que nos reunimos e hizo las cosas mucho más fáciles. Consiguió que saliese de algunas situaciones delicadas y me llevó a lugares realmente interesantes».

Me enseña una foto de un edificio de apartamentos de aspecto inquietante y distópico que utilizaron en una película de Transformers. «Se la enseñé al chico y me llevó ahí directamente. Fui durante el día, pero sabía que tendría mejor aspecto por la noche, así que volví y le hice una foto que probablemente es mi obra más reconocible».

Rascacielos-Hong-Kong

© Emmanuel Cole. Realizada con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo de EF 17-40mm f/4L USM; la exposición fue de 30,0 s a f/9,0, ISO 200.

Próximamente

Le pregunto cuáles son sus planes y, curiosamente, aborda todo el tema sin mucha preocupación, se lo toma con calma. Comenta que la gente no para de pedirle que haga una exposición, pero a él no le emociona tanto la idea. «Tal vez un libro o dos, más adelante». Admite que tiene varios proyectos en desarrollo.

De nuevo, me sorprende lo tranquilo que parece. Cualquier persona con más de 140 000 seguidores en Instagram estaría gritando desde los tejados, firmando acuerdos para escribir libros y tratando de aferrarse desesperadamente a cada migaja de fama a su alcance. Dice que cuando deje la fotografía, será feliz si consigue dejar una marca definible en la documentación existente sobre Londres.

Le pregunto a qué se dedicaría si no fuera fotógrafo y contesta que "jugador de baloncesto". No me sorprende, dada su altura, pero dice que es el carácter combativo lo que más le aportó el deporte. «Soy una persona muy competitiva. Siempre he querido hacer las cosas lo mejor posible y nunca paro de presionarme a mí mismo para seguir mejorando. Pero quiero ser menos obsesivo. Puede dominar tu vida si no lo controlas. No es algo necesariamente malo, pero todo tiene que ver con el equilibrio».

Ya llevamos juntos un par de horas y tengo la sensación de que he indagado sobre cada aspecto de su vida, pero no se le ve cansado o molesto. Al contrario, todavía está lleno de energía, dispuesto a responder a todas las preguntas que se me puedan ocurrir. ¿Qué vas a hacer después de esto? Se lo pregunto y comenta que simplemente quedar con un amigo, pero, de nuevo, dice que sin ninguna prisa.

Se encoge de hombros, sonríe y yo pido un par de cervezas más.

El contenido de la bolsa con el equipo de Emmanuel

Cámaras:

Canon EOS 6D

Objetivos:

EF 17-40 mm f/4 L USM

EF 24 mm f/1,4L II USM

EF 50 mm f/1,2L USM



Créditos de la entrevista: escrita por Martin Fleming