Enfoque del sector: Impresión de libros y editores

Aquí se muestra cómo el aumento de los e-books ha alterado el mundo editorial y cómo el sector de la impresión está respondiendo a este cambio claro del sector.

Industry focus: book printing and publishers

No hace mucho, los expertos anunciaban la desaparición del libro impreso. Declararon abiertamente que en unos pocos años abandonaríamos las páginas impresas por e-books, tabletas y otros dispositivos electrónicos. Aunque estas tecnologías sin duda han alterado el sector del libro, el libro impreso sigue siendo popular y viable gracias a la aparición de la impresión en color de inyección de tinta de alta velocidad.

Mientras la impresión offset se encuentra en declive con una previsión de mayor caída de los volúmenes de libros generales, el panorama de los volúmenes de libros impresos digitalmente tiene unas perspectivas muy diferentes. Se prevé un crecimiento significativo y Caslon estima que las páginas digitales en blanco y negro y en color crecerán un 14 % y un 18 % respectivamente desde 2014 hasta 2019.

Auge de lo digital

La alteración dentro del sector editorial se deriva de algunas tendencias más amplias del mercado. Más allá del aumento de los dispositivos electrónicos y móviles, el comportamiento general del lector está cambiando. No es cierto que las personas no estén interesadas en los libros impresos, pero necesitan que los libros estén disponibles cuándo y dónde deseen. El aumento de nuevos interlocutores en el mercado con modelos bajo demanda, como Amazon, Apple o Google, hace que esto sea una realidad. Mientras que la impresión de libros en general está cayendo en el sector, el número de títulos es constante o creciente en toda Europa. Hay más títulos con tiradas más cortas que impulsan el auge de la producción digital.

Esta situación aumenta la preocupación por las existencias y el almacenamiento entre los editores de libros. Por ejemplo, en el Reino Unido se publican aproximadamente 150.000 nuevos títulos al año. Aunque son los títulos más vendidos durante un corto tiempo tras su publicación, rápidamente pasan a la categoría de menos vendidos. Aquí es donde cuatro nuevos modelos empresariales, que han surgido en el mercado, pueden beneficiar considerablemente a los editores de libros.

¿Adoptar un nuevo enfoque?

Cuando se piensa en cómo aprovechar las ventajas de la oportunidad de impresión y edición de libros, los PSP pueden inspirarse en los modelos empresariales existentes.

El modelo de tirada corta trata de cambiar a una producción digital más económica, ya que la inyección de tinta de alta velocidad llena verdaderamente el hueco entre la producción offset en hoja cortada y el tóner digital. La ventaja para los editores es que ahora pueden solicitar cantidades de libros más pequeñas y reducir el riesgo de mantenimiento de inventarios.

El modelo de gestión del ciclo de vida del producto permite la optimización de la cadena de valor completa. Esto significa conciliar las ventas reales de cualquier producto de impresión con el número de copias producidas. La ventaja para los editores es que cada libro puede estar disponible en cantidades mínimas, por lo que se pueden conseguir beneficios máximos de cada uno.

El modelo de impresión bajo demanda funciona sobre un sencillo lema: «vender primero, imprimir después». Amazon ha demostrado lo bien que puede funcionar este modelo. La impresión bajo demanda ya es un modelo establecido y encaja perfectamente en la cadena de distribución online. Un libro se puede solicitar, imprimir y entregar al cliente al día siguiente. En este caso, la ventaja para los editores de libros es que no hay necesidad de generar existencias o tener capital inmovilizado en los inventarios. Los libros están en un mercado global. La edición inteligente no es más que contenido variable para diferentes grupos de usuarios. La idea es combinar y extraer contenido de distintas fuentes y personalizar ese contenido en un producto impreso. La ventaja para los editores es que este concepto les permite revender contenidos en diferentes contextos y hacer que la información sea verdaderamente relevante para los lectores.

Un modelo mixto

Las empresas de impresión no necesitan una revolución de la noche a la mañana. Pueden progresar a un modelo mixto que ofrezca offset o digital según convenga. La combinación precisa depende del volumen de negocio y la demanda de los clientes, y la clave reside en comprender el mercado y las oportunidades.

Independientemente de los posibles márgenes que existen en la impresión digital, este tipo de transformación no es siempre fácil de conseguir. Especialmente para aquellos que han vivido con el modelo offset durante décadas y que pueden ver la impresión digital como una opción con márgenes bajos. Esto se hace aún más difícil cuando se consideran las posibilidades de offset disponibles hoy en día.

Los avances en la tecnología de inyección de tinta digital han dado lugar a muchas instalaciones de impresión digital de libros en los últimos cinco o seis años, pero esto es solo una parte de la ecuación. El mayor avance se producirá cuando los editores rediseñen sus procesos actuales y realicen los cambios para conciliar su negocio con las necesidades de los lectores. Con el tiempo, veremos un cambio de mentalidad general en todo el sector.

Obtenga su copia.

Inscríbase aquí para obtener su edición en papel o su versión digital de Think Digital.