Interview with World Press Photo Contest judge Adam Pretty

Entrevista con Adam Pretty, jurado del concurso World Press Photo

Adam Pretty, fotógrafo deportivo y publicitario, conoce bien la tensa presión que sientes cuando juzgan tu trabajo o haces lo propio con el de los demás.

Además de haber ganado seis premios en distintas categorías de World Press Photo, también fue miembro del jurado de la categoría Sports en 2010 y, este año, ha sido invitado como miembro del jurado de la misma categoría. Estas son sus opiniones sinceras sobre las fotos ganadoras del concurso de este año.

«Me siento honrado de que me hayan ofrecido de nuevo el puesto de jurado. No hay duda de que es una experiencia interesante y me resulta muy revelador ver las aportaciones de otros compañeros al concurso, especialmente porque he fotografiado los mismos eventos que ellos durante el año. Juzgar es muy educativo y práctico en cuanto a la forma de observar una imagen. Me hace gracia lo subjetivo que es observar el que otros piensan que es su mejor trabajo».

«Como jurado, lo hemos llevado muy bien. La última vez que ejercí este puesto hubo más discusiones, pero este año la sensación de armonía ha sido mayor. Además, todas las imágenes eran buenas desde el punto de vista técnico y muchos participantes de la categoría Stories optaron por el blanco y negro. Me siguen gustando los trabajos monocromáticos, porque se prestan más a un tratamiento documental. En una secuencia de imágenes, el color puede introducir incoherencias en la narrativa si la luz es débil».

«Todos los ganadores de la categoría Sports (Singles) presentaron, en mi opinión, imágenes destacables. La imagen de Tom Jenkins, ganador de la categoría, no era mi favorita en general, pero captar un gran momento en un deporte como las carreras de caballos es cada vez más difícil. Su imagen tiene una composición genial y fluye de forma agradable. Aunque la luz era un poco plana, la historia que había detrás me gustó».

«En los concursos, a veces una imagen no puede ser demasiado obvia o demasiado perfecta, sino que debe captar tu atención directamente. La imagen de Tom es un claro ejemplo».

«En general, el nivel técnico es mayor y eso tiene mucho que ver con la tecnología de las cámaras. Hoy día cualquiera puede conseguir una foto con una nitidez perfecta, pero es esa calidad constante la que te hace destacar como gran fotógrafo. Es algo que tiene que ver más con la vista que con los reflejos».

«Este proceso de juzgar me ha recordado lo importante que es mostrar tu mejor trabajo. Si envías una historia, ya sea para un encargo o para un concurso, debes perfeccionar la edición y jamás incluir una metedura de pata en una serie. También es fundamental mostrar el trabajo ante tus compañeros. Es algo de lo que aprendes y que te hace seguir avanzando».

También te puede gustar