Paul_Hackett_1

El grime se extiende más allá de las culturas alternativas de Londres
Escrito por Paul Hackett

Paul Hackett
Paul Hackett

Apretujados en un pequeño y húmedo club nocturno del este de Londres a las tres de la mañana, Slew Dem Crew rapea ante un ruidoso público enaltecido ante la creciente popularidad de la nueva obsesión musical británica.

Paul_Hackett_2

El grime, un género de música derivado del rock de garaje y el rap, ha experimentado un periodo de auge desde que el artista británico Skepta recogiera el prestigioso Mercury Prize en septiembre y su compañero londinense Stormzy consiguiera en marzo el primer álbum número uno del género.

Paul_Hackett_3

En los pequeños clubs nocturnos, cafeterías y estaciones de radio independientes de la capital, los elogios y los reconocimientos están ahogando a aquellos críticos que dicen que la música hace parecer más atractiva la violencia.

Paul_Hackett_4

«Creo que esos críticos no han escuchado suficiente música grime, hay demasiadas personas creativas en el panorama musical para que alguien nos menosprecie con esa afirmación», declara a Reuters Rage de 32 años, uno de los miembros de Slew Dem Crew.

«El grime se ha convertido en un género aceptado en todo el mundo. Personas de todas las razas y géneros están escuchando, comprando y componiendo esta música».

Paul_Hackett_5

Los artistas del grime abordan temas de drogas, dinero, respeto, luchas territoriales y otros aspectos polémicos, todo ello con un tempo de 140 pulsaciones por minuto.

«Muchos de nosotros tenemos un pasado oscuro y hemos tenido que esforzarnos mucho, así que es posible que las canciones que escribimos tengan algo de violencia, aunque esto solo es una forma de expresión», comenta Clipton, otro de los miembros de Slew Dem Crew. 

La energía sobre el escenario es contagiosa; estas celebraciones salvajes de artistas y su público son una muestra de cómo prevalece la camaradería sobre la competitividad.

Paul_Hackett_6

«Me encanta la atmósfera del conjunto y tocar con los chicos... todo el mundo se exalta. Aunque lo más importante para mí es el sentimiento de unidad que crea», explica Tiny K de 21 años, miembro de The Collective.

«Las personas asocian esta música con los problemas pero creo que es precisamente lo que me ha mantenido al margen».

Paul_Hackett_7

El acelerado mundo del grime fue descrito como «una fuerza comercial» por The British Phonographic Industry e, incluso, llegó a mencionarse durante las elecciones nacionales de Gran Bretaña.

El líder de la oposición en el partido laborista, Jeremy Corbyn, habló con el artista JME de este género antes de las elecciones del mes pasado para intentar que difundiera su manifiesto entre los jóvenes votantes.

Paul_Hackett_8

Es posible que las corrientes principales estén preparadas para acoger este nuevo género pero sus artistas no están dispuestos a contenerse.

«(El grime) es una forma de que las culturas alternativas sean creativas e ilustren todo lo que quieran», explica MC Squintz de 18 años.

Paul_Hackett_9

(Texto de Patrick Johnston; Edición de Andrew Heavens)