ARTÍCULO

El agente de fotógrafos Mark George habla del verdadero Sir Don McCullin

Mark George, agente de Sir Don McCullin, arroja luz sobre el hombre detrás del objetivo.

Pocos han disfrutado de una carrera profesional tan larga como la de Sir Don McCullin. A lo largo de varias décadas, ha demostrado su talento en este campo, documentando desde guerras lejanas hasta la pobreza del East End de Londres. También ha inmortalizado bodegones, retratos impactantes y, más recientemente, la cruda humanidad de Calcuta. Son muchos los que conocen sus icónicas imágenes, pero pocos como Mark George, agente de Don y amigo suyo desde hace más de 35 años, quien nos retrata de forma íntima y personal al hombre detrás de la cámara.

«Siempre he tenido una gran habilidad para reconocer rápidamente a las personas por lo que son, y esa capacidad me ha resultado muy útil en mi trabajo. Don es fascinante y, al mismo tiempo, realmente admirable como persona porque es un hombre con los pies en la tierra».

«Tiene un origen humilde y por eso hace fotografías de gente humilde. Es el motivo por el que es capaz de conectar con las personas a las que fotografía. Si hubiera un fotógrafo diferente a su lado fotografiando a la misma persona, el resultado sería totalmente diferente. Creo que la magia de la fotografía consiste en que el alma se filtra a través de la cámara para quedar inmortalizada en las fotografías».

Creo que la magia de la fotografía consiste en que el alma se filtra a través de la cámara para quedar inmortalizada en las fotografías».

«Conocí a Don poco después de empezar a trabajar como agente de fotógrafos a finales de la década de los setenta. Teníamos un amigo común y un día Don me llamó. Como les ocurre a todos, sentía gran admiración por él, todo el mundo había oído hablar de él. Lo que me llamó la atención de inmediato fue su código moral: es increíblemente honesto, fiable y muy leal. Tiene fama de hombre serio, por lo que sorprende que tenga un gran sentido del humor».

Algunos consejos

«Al igual que hago con los otros fotógrafos a los que he representado, aconsejé a Don en los aspectos creativos y financieros de su trabajo. Había trabajado para The Sunday Times, entre otros periódicos, y cuando lo dejó en 1984 no tenía ninguna experiencia en el mundo de la publicidad, por lo que necesitaba algunos consejos. Pero también le aconsejé sobre algunas cuestiones personales y llegué a conocerlo muy bien».

«Don es muy perseverante. Y eso es algo muy bueno a la hora de representarlo: cuando se compromete con un proyecto, no hay de qué preocuparse. Quiere asegurarse de que la persona para quien está trabajando está contenta con el resultado final. Es muy profesional y no le importa cuánto esfuerzo tiene que dedicarle a un trabajo para hacerlo bien».

«Estoy seguro de que parte esa actitud proviene de cuando The Sunday Times lo enviaba lejos para fotografiar escenas bélicas. Él solo tenía que volver con las fotografías. Hacía un trabajo importante y no podía decepcionar a nadie. Esta actitud se ha convertido en parte de su carácter y de su trabajo».

Algunas personas se sienten superiores a la publicidad y dijeron que se estaba vendiendo al hacer trabajos publicitarios.

«Don y yo hemos hecho muchos trabajos publicitarios durante años y hemos producido algunas campañas fantásticas. Un rodaje memorable fue la campaña de reclutamiento de la policía metropolitana en 1988, que ganó muchos premios. Algunas personas se sienten superiores a la publicidad y dijeron que se estaba vendiendo al hacer trabajos publicitarios. Pero, como todo el mundo, tiene que ganarse la vida».

«El trabajo publicitario es tan artístico como el trabajo editorial. De hecho, es más exigente, porque tienes que producir una fotografía que funcione comercialmente. Es algo muy distinto a las fotografías para la redacción de una revista. Una de las razones por las que se paga tan bien es que tienes que llegar a un público objetivo; necesitas el lugar, el reparto, la emoción y el mensaje correctos».

«Sin embargo, en todos los años que he representado a Don, hasta que no fuimos a Calcuta nunca lo había visto trabajando en el entorno por el que se ha ganado su renombre: la fotografía urbana y de personas inusuales e interesantes. Fue un verdadero placer para mí. Aun a sus 81 años de edad, fue muy duro seguirle el ritmo. Mientras estábamos sacando el equipo del coche, él salía de pronto y se iba. No hubo un segundo de aburrimiento».

SE LE CONSIDERA EL MEJOR FOTÓGRAFO VIVO DE CONFLICTOS.

«Don tiene una gran empatía por las personas, y por eso se le considera el mejor fotógrafo vivo de conflictos. Para Don, la guerra consiste en el sufrimiento de personas pobres. Cuando se avecina una guerra, los ricos desaparecen rápidamente, mientras que los pobres se quedan atrás para hacer frente a la situación. Como he dicho, él tiene un origen humilde y fotografía a personas humildes».

«Su dedicación a la captura de imágenes es muy inspiradora para fotógrafos de todas las edades. Cuando se marcha a hacer fotografías de guerras, siempre me llama para decirme lo que está sucediendo. Una vez, hace muy poco en realidad, me llamó desde Damasco (Siria). Le pregunté cómo iba. Me dijo: "bueno, se oye fuego de cañones pesados a lo lejos, pero hay tiroteos por la noche mucho más cerca"».

«En esa situación, la mayoría de la gente saldría corriendo, pero Don estaba encantado. Dijo: "Ha sido genial. Sentía que estaba en el lugar correcto". Tenía 82 años en ese momento. Impresionante».

Escrito por David Clark


McCullin in Kolkata se estrenó en Camerimage 2017, en Polonia. Para obtener más información acerca de la última cámara EOS 5D, la EOS 5D Mark IV, que utilizó McCullin en el proyecto de Calcuta, visita la página del producto.

Artículos relacionados

Ver todo

Canon Professional Services

Los miembros tienen acceso al Servicio de asistencia prioritario CPS (tanto de forma local como en los principales eventos), a un servicio de reparación rápida prioritaria y, según el nivel de membresía, a préstamos y envíos de devolución de equipos de sustitución gratuitos. Además, también pueden acceder con regularidad a ofertas exclusivas para miembros.

Obtén más información y envía tu solicitud

A CPS member looking pleased with his Canon photography equipment