Eddie Keogh: EOS-1D X Mark II

eddie_keogh.jpg

Conoce a los héroes de acción

Frits van Eldik

Ver video

«Esta cámara está diseñada para el tipo de trabajo que hago».

El fotógrafo de deportes de motor Frits van Eldik es uno de los mejores a la hora de captar motivos en rápido movimiento. Para sacar todo el potencial de su característico estilo, perfeccionado tras años de experiencia, su cámara debe tener tan buena capacidad de respuesta como él. Dicho esto, ¿qué tal se portó la EOS-1D X Mark II en sus manos? El fotógrafo comparte sus ideas sobre la velocidad de enfoque de la cámara y su capacidad para captar cada momento.

«¡Sencillamente brillante!», exclama Frits. Este fotógrafo de deportes de motor no es fácil de impresionar, pero hoy está radiante. Acaba de volver de una sesión en las instalaciones de Ascari, un circuito privado cerca de Málaga, en el que ha puesto a prueba la EOS-1D X Mark II frente a máquinas increíblemente rápidas.

«La palabra clave que define a esta cámara es "velocidad", tanto en lo que respecta a la velocidad de fotogramas como al enfoque automático. Es increíble», afirma. «Y la calidad de imagen también es fantástica. Incluso al disparar con el sol de cara, consigues un nivel de detalle impresionante en las sombras. La calidad del archivo es increíble y el excelente sensor de 20,2 MP, con su alto rango dinámico, es verdaderamente asombroso».

En el campo de Frits, lo más importante es la velocidad, y la capacidad de la EOS-1D X Mark II de sacar fotos nítidas a la velocidad de un Ferrari fue lo que más le impresionó. Con los 14 fotogramas por segundo perfectamente expuestos y nítidos que dispara en ráfaga completa, no es de extrañar que el holandés tenga motivos para celebrar el increíble logro de Canon.

«Al probar la cámara para esta sesión podía ver que, de las ráfagas de fotos que sacaba, todas salían perfectamente nítidas», admite. «Me resultó verdaderamente impresionante. La sensación que uno siente cuando la cámara lanza una ráfaga tan rápida es increíble. Y al empezar a disparar, enseguida tienes las tranquilidad de que todo lo que has captado se ve nítido, que el enfoque automático está haciendo su trabajo y bloqueándose sobre el motivo para que solo tengas que concentrarte en la composición. Así que... sí, se puede confiar en la cámara mucho más que antes; sabes que puede hacer exactamente aquello para lo que se ha diseñado».

Flujo de trabajo más rápido, pantalla más nítida

Gracias a esa impresionante velocidad de ráfaga, Frits podía tener plena confianza al disparar con el modo de Visión en Directo «Live View» y componer. Pero con la incorporación del adaptador Wi-Fi WFT-E8, fue un paso más allá. «También lo utilicé para disparar desde una tablet cuando monté la cámara de forma remota sobre el coche con un soporte», explica. «Puedes ver el tamaño adecuado de la imagen en la tablet de inmediato, lo que te permite comprobar el enfoque y composición con facilidad».

Frits se percató al instante de la mejora de la pantalla de la EOS-1D X Mark II, mucho mejor que la de la EOS-1D X, gracias a sus 1,62 millones de píxeles. Frits declara: «Ahora puedes comprobar la nitidez en la parte trasera de la cámara de manera muy precisa y sencilla, lo que mejora el flujo de trabajo considerablemente y, a su vez, elimina la necesidad de hacer comprobaciones posteriores en el portátil. Puedo hacerlo mientras disparo, en el circuito, por lo que esta pequeña mejora me ha hecho la vida mucho más fácil».

Excelente con baja iluminación

Dado que Frits está acostumbrado a trabajar en todo tipo de condiciones de iluminación, era fundamental poder replicar un día de trabajo cualquiera en el circuito Ascari, lo que suponía empezar bien pronto.

«A primera hora de la mañana, estaba esperando a que saliera el sol para disparar con un ISO de 16.000 a medida que la luz comenzaba a reflejarse en los coches. A menudo este es el tipo de luz que más me gusta, pues el romper de la mañana me recuerda a uno de mis acontecimientos de motor favoritos, las 24 horas de Le Mans. ¡Cuando me puse a revisar las imágenes ya tenía una sonrisa en los labios antes de desayunar!», se ríe.

«Recuerdo haber vivido una experiencia similar cuando probé por primera vez la EOS-1D X hace varios años, pero no llegué a utilizar un ISO tan alto. Ahora puedo hacerlo gracias al nuevo sensor sin tener que preocuparme por la calidad de imagen. El aumento de latitud y el mejor rendimiento del ISO abren nuevas posibilidades creativas, sobre todo si tengo que trabajar a cualquier hora».

«Me sentía muy cómodo con la cámara», afirma. «El sistema de menú es el mismo que en la EOS-1D X y pude utilizar todos mis objetivos con total comodidad. Me dediqué a hacer fotos con todo lo que tengo, desde el EF 14 mm hasta el EF 400 mm e incluso el EF 200-400 mm con teleconvertidor 1,4 integrado. Todos los objetivos funcionaban a la perfección».

«Lo cual me lleva a otra gran característica», continúa Frits. «Los 61 puntos AF a f/8 de la cámara unidos a los puntos de enfoque rojos que se quedan encendidos en todo momento. Ambas mejoras resultan genuinamente útiles para un fotógrafo como yo. Trabajo con numerosos objetivos largos y también me gusta usar teleconvertidores, por lo que el hecho de poder utilizar el enfoque automático con ellos resulta muy útil. Además, con poca luz, los puntos rojos de enfoque ayudan enormemente a distinguir las áreas AF».

Rendimiento del enfoque

«Debo decir, hablando del enfoque automático, que el seguimiento del enfoque también es mucho mejor ahora», confirma. «Cuando un coche se acerca a toda velocidad, el reto está en mantenerlo enfocado mientras pasa frente a ti y se aleja. Con esta cámara y sus puntos de enfoque automático ampliados no es problema alguno. En el momento en que fijas el enfoque en el motivo, se mantiene bloqueado».

«Puedo configurar la cámara como quiera. Realicé unos pequeños ajustes de la sensibilidad del seguimiento del enfoque gracias a los ajustes prestablecidos del menú. Solo tuve que ajustarlos a mis preferencias y no tengo queja alguna sobre los resultados. La cámara es totalmente personalizable. Me hace la vida más fácil, ¡cosa que se agradece mucho en este trabajo!».

«En cuanto empecé a disparar con esta cámara, sabía que quería quedármela. La EOS-1D X Mark II está diseñada para mi forma de trabajar. Llevo usando cámaras de la serie EOS-1 desde principios de mi carrera, desde la EOS-1V de película hasta ahora. Las he probado todas y esta es la mejor con diferencia».

«Los ingenieros de Canon escuchan de verdad a los profesionales», concluye Frits. «Cuando me preguntaron lo que necesitaba en una cámara, fue un verdadero gusto comprobar que me hicieron caso. En cuanto comentas cualquier cosa, Canon se pone a trabajar para desarrollar una solución... ¡y luego va un paso más allá! Me encanta ese anhelo de triunfo y superación constantes. En eso coincidimos».

Más información sobre el fotógrafo

Ver perfil completo