ARTÍCULO

Qué se debe y qué no se debe hacer al presentar trabajos ante editores fotográficos

Photos are laid out on a table to be reviewed.
Los estudiantes del programa de desarrollo para estudiantes de Canon en Visa pour l'Image aprendieron cómo presentar trabajos a los editores fotográficos y unos profesionales experimentados les revisaron sus catálogos.

Los editores fotográficos reciben docenas, si no cientos, de correos electrónicos al día con posibles historias. Si tienes una idea, o a lo mejor ya has empezado un proyecto o incluso lo tienes terminado, ¿sabes cómo hacerlo llegar a una publicación?

Presentar un trabajo a los editores fotográficos de un sitio web, periódico, revista o agencia puede parecer un proceso abrumador. En este artículo, hablamos con tres editores fotográficos, Thomas Borberg, Francis Kohn y Fiona Shields, que cuentan con décadas de experiencia recibiendo presentaciones de fotógrafos, encargando proyectos y revisando catálogos. Les hemos pedido que nos den algunos consejos sobre lo que puedes hacer para aumentar tus probabilidades de éxito.

Thomas Borberg. Photograph by Paul Hackett.

Thomas Borberg

Thomas ha sido profesor de fotoperiodismo, examinador y profesor visitante, editor fotográfico de libros y miembro del jurado de importantes concursos de fotografía. Actualmente, es editor jefe de fotografía en el periódico danés Politiken.

Presenta tu idea a la publicación adecuada

«Los fotógrafos siempre deberían tomarse su tiempo para conocer la publicación a la que presentan sus trabajos», afirma Thomas. «Hay veces que recibo un correo electrónico grupal con una idea que podría ir dirigida a cualquiera: a una revista, a un periódico o hasta a una editorial. En estos casos me dan ganas de responder: "Oye, si quieres que invierta mi tiempo, que sea algo que de verdad quieras que publique o imprima yo, no cualquiera"».

No hagas perder el tiempo a los editores fotográficos

«No es que sea arrogante, pero mi tiempo es muy valioso. Probablemente reciba entre 5 y 10 historias al día. Así que si un fotógrafo me envía una historia que no está ni a la mitad, que tiene unas 40 imágenes para mirar y a las que veo que les falta edición, la desecho. Mi trabajo no consiste en editar su historia. Eso tiene que hacerlo él», comenta Thomas.

«Por el contrario, me gusta cuando la gente se toma mi rechazo de forma constructiva y me responde: "¿Qué tendría que haber hecho para que hubieras aceptado la historia?". Puede que sea la edición, que no sea el momento oportuno u otra cosa. Me gusta sugerirles algo que puedan mejorar en un futuro, porque es útil para ambos».
Francis Kohn. Photograph by Paul Hackett.

Francis Kohn

Francis se unió a Agence France-Presse (AFP) en 1979, donde cubrió conflictos en Centroamérica y México. Posteriormente, se convirtió en editor jefe y, más adelante, en director de fotografía de AFP de 2012 a 2017. Presidió el jurado de los premios World Press Photo en 2016.

Sé claro con lo que quieres hacer

«Trabajé como director de fotografía en AFP, así que la mayor parte del tiempo solía trabajar con los fotógrafos en plantilla que ya conocía y me gustaba sentarme a debatir ideas con ellos. Sin embargo, también había fotógrafos que no eran de la agencia y que nos presentaban sus historias; siempre buscaba a alguien que pudiera presentar una idea de forma muy clara y profesional», comenta Francis. «Tenía que ser concisa y, si no conocía al fotógrafo, debía incluir algunas fotos, no necesariamente del proyecto sino de lo que hacía normalmente [para hacerme una idea de su estilo y enfoque]. Como editor fotográfico, uno sabe ver rápidamente si una historia funcionará o no».

No sugieras ideas que no sean prácticas

«Está bien que un fotógrafo presente una idea creativa que no haya visto nunca, un enfoque diferente sobre un tema que me llame la atención», dice Francis. «Sin embargo, la historia tiene que ser factible. A veces, un fotógrafo te pide llevar a cabo una historia un poco loca que no ha pensado a fondo en términos prácticos. El presupuesto también es un problema, pero si la historia es buena, se puede negociar».

Fiona Shields. Photograph by Paul Hackett.

Fiona Shields

Fiona es editora fotográfica y jefa de fotografía del periódico británico The Guardian. Anteriormente, pasó más de dos décadas dedicándose a la edición de fotografías y cubrió noticias como la Primavera árabe, los ataques terroristas del 11S y la creciente crisis de los refugiados.

No envíes enlaces de descarga

«Incluye algo que sea fácil y accesible para ver las imágenes, como un PDF. Si tengo que pasar por el jaleo de descargar los archivos desde WeTransfer o Dropbox y después no tienen título… resulta demasiado complicado. Un PDF es más directo», afirma Fiona. «Es importante añadir información al título, para que sepamos quién, qué, cuándo, dónde... luego puedo tomar una decisión en función de la calidad del trabajo y la relevancia de la historia, y así podemos avanzar».

Utiliza un enfoque piramidal

«Recibo alrededor de 250 correos electrónicos al día. Me agobio mucho, así que cuando recibo presentaciones, tienen que ser muy precisas», comenta Fiona. «En un curso de formación de gestión me enseñaron algo para llamar la atención de una persona muy ocupada: empieza con algo parecido a un titular, luego amplíalo un poco (un par de líneas) y, después, puedes entrar más en detalle en la presentación. Es difícil que alguno de nosotros coja el teléfono, pero si no recibes noticias mías, normalmente no es porque sea mal educada o que haya rechazado tu proyecto, es que no habré llegado a tu correo. Te sugiero que me mandes un pequeño recordatorio».

Escrito por David Clark and Emma-Lily Pendleton


Descubre todas las historias relacionadas con Canon en nuestra página del evento Visa pour l'Image.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora