Eddie Keogh racing

Sugerencias para la fotografía de deportes

Tutorial: Fotografía deportiva

Capacidad para captar toda la acción

Aunque es improbable que tengas un pase que te permita ver desde la pista los principales acontecimientos, puedes conseguir imágenes fantásticas en los parques de tu localidad, las pistas y los estadios. Este tutorial contempla los siguientes temas para ayudarte a sacar un mayor partido a tu cámara Canon:

  • Planificación
  • Cobertura de acontecimientos
  • Objetivos
  • Enfoca al sujeto
  • Enfocar manualmente
  • El momento decisivo
  • ¿Imagen congelada o barrido?
  • Composición
  • Consejo final

Planificación

El primer paso consiste en conocer el deporte. Hay algunos fotógrafos que fotografían cualquier deporte, pero la mayoría se especializan. Aprende las reglas del deporte en cuestión, de forma que puedas anticiparte a las acciones o los movimientos siguientes. Si sigues a un equipo, lo primero es conocer a los jugadores y saber qué harán en cualquier situación. Intenta enseñar cómo trabajan en equipo y luego céntrate en uno o dos jugadores.

Cobertura de acontecimientos

Empieza por acontecimientos locales o de un club, como partidos de fútbol o rugby. Esos partidos suelen jugarse en campos con libre acceso del público y podrás moverte cerca de las líneas de banda para hacer las fotografías. Preséntate a los encargados o entrenadores de los dos equipos y pídeles permiso. Ofréceles hacer gratis algunas fotografías del partido, incluida una foto de equipo.

Los deportes sobre pista y campo de juego son bastante predecibles. Un buen lugar para las carreras de atletismo sobre pista es en una curva, desde donde puedes fotografiar a los atletas según llegan y antes de que tomen la curva. En la línea de meta, probablemente tendrás que hacer las fotografías desde un lateral. Si estás justo al lado de la línea de llegada, puedes capturar la última explosión de velocidad que se produce cuando los corredores la cruzan. Las pruebas de atletismo sobre campo, como el salto con pértiga y el salto de longitud, requieren que el atleta se quede en una pequeña zona, lo que te permite mejorar con cada disparo, ya que normalmente hacen varios intentos.

La principal dificultad con los deportes de motor consiste en encontrar un buen punto de vista. Cada circuito es diferente, por lo que te conviene llegar lo antes posible y recorrerlo caminando.

Objetivos

Los fotógrafos profesionales de deportes se equipan con superteleobjetivos. Los objetivos con longitudes focales de 400 mm, 600 mm o incluso 800 mm llenan el encuadre con sujetos que al ojo desnudo le resultan difíciles de ver.

Es posible que actualmente tengas un objetivo con una longitud focal más modesta. Sin embargo, un zoom estándar, como el EF-S 18-55 mm f/3,5-5,6 IS II, que a menudo se incluye con la cámara EOS, es capaz de acercar los sujetos; sólo tienes que elegir un deporte o un acontecimiento en el que los sujetos no estén tan lejos. Para esas ocasiones, un objetivo de longitud focal muy larga suele ser demasiado potente, y tu zoom estándar, sin embargo, es perfecto.

Si estás fotografiando deportes en los que la acción sucede muy lejos, un teleobjetivo con zoom con una longitud focal más larga sería útil, por ejemplo un EF 70-300 mm f/4-5,6 IS USM.

Los objetivos con grandes aperturas máximas (por ejemplo, f/2,8 o más rápida) tienen varias ventajas. Al dejar pasar más luz hasta el sensor de la EOS, puedes utilizar una mayor gama de velocidades de obturación. Además, al hacer fotos con aperturas amplias se tiene la ventaja de que se aísla al sujeto con respecto al fondo. Puedes conseguir poca profundidad de campo, lo que significa que el sujeto se destacará del fondo.

Enfoca al sujeto

Aunque tu EOS tiene un enfoque rápido y exacto, para adaptarla a la fotografía deportiva, puedes cambiar el Modo AF a AI Servo AF. A continuación, mantén el botón del obturador apretado hasta la mitad y la cámara ajustará continuamente el enfoque, a medida que sigues al sujeto.

Enfocar manualmente

Con algunos deportes, es mejor preparar un enfoque previo manual. Si estás fotografiando un salto de altura, por ejemplo, sabes exactamente dónde pasará el atleta por encima de la barra. Puedes fijar el objetivo para hacer el enfoque manual sobre la barra. Pulsa el botón del obturador justo cuando el atleta pase por ese punto.

El momento decisivo

En los deportes, más que en muchos otros temas, es importante capturar el «momento decisivo».

Puede que sea el momento en el que un corredor se inclina para tocar la línea de llegada o el instante en el que un tenista acerca la raqueta a la pelota. Algunos fotógrafos aprovechan el modo de disparo continuo de sus cámaras para intentar capturar el momento.

De todas formas, existe una gran satisfacción al capturar el momento decisivo con un solo disparo. El secreto consiste en anticiparse al momento, y la mejor forma de hacerlo es practicar. Pide a un amigo que haga rebotar una pelota de tenis sobre una raqueta y mira cuántas veces puedes capturar la pelota en contacto con la raqueta. A continuación, pasa a situaciones más difíciles, como alguien que da patadas a un balón. ¿Puedes capturar el momento en el que la bota entra en contacto con la pelota?

¿Imagen congelada o barrido?

Cuando se fotografían sujetos en acción, parece obvio que es necesario utilizar velocidades rápidas (cortas) de obturación para poder «congelar» el movimiento. Una imagen tomada con una velocidad de obturador de 1/1000 segundos parecerá mucho más nítida que una fotografía tomada con una velocidad de obturador de 1/100 segundos.

No obstante, ¿realmente deseas una imagen «congelada»? Puede que quede apagada y que le falte emoción. Una imagen borrosa puede dar la impresión de movimiento en una fotografía fija.

Pon el Selector de modo de tu EOS en Tv (Prioridad al obturador AE) y haz pruebas con diferentes velocidades de obturación. A medida que dispares, mira cada imagen para ver el efecto.

Otra forma de «congelar» la imagen consiste en utilizar una velocidad de obturación relativamente baja (1/30 segundos, por ejemplo) y mover la cámara para seguir el movimiento del sujeto. A esto se le llama «barrido». El objetivo consiste en mantener al sujeto en el mismo lugar del visor, de forma que aparezca nítidamente. El barrido de la cámara deja borroso el fondo y proporciona una fuerte sensación de movimiento.

Si tu objetivo tiene Estabilizador de la Imagen, según el objetivo que sea, puede que tenga un interruptor al lado del tambor que puede mejorar las fotografías con barrido. Normalmente el interruptor está en Modo 1, que ofrece estabilización tanto en dirección vertical como horizontal. Cambia al Modo 2 y la estabilización pasará a ofrecerse solo en dirección vertical, lo que es perfecto para realizar un barrido de capturas de acción.

Composición

Aunque hay diversos aspectos que son particularmente importantes para la fotografía deportiva, no olvides uno fundamental: la composición.

Busca un buen punto de vista y coloca tu sujeto cuidadosamente en el encuadre para conseguir fotografías con el impacto que buscas. Plantéate disparar desde una cierta distancia para poner el acontecimiento en contexto, así como acercarte (o hacer zoom con tu objetivo) para aislar una pequeña parte de la acción. Fotografía el escenario donde se desarrolla la acción y los detalles que hay dentro de él. Fotografía las banderas de esquina o los tacos de salida, los aros de las canastas de baloncesto o una pila de raquetas de tenis. Intenta señalar los elementos importantes del deporte.

Consejo final

Respeta el juego. Respeta a los jugadores. No pulses el botón de obturación si el ruido de la cámara puede distraerlos. Permanece en total silencio cuando un jugador de tenis esté a punto de sacar o cuando un jugador de golf esté a punto de hacer el swing. Pero, si sigues practicando, sacarás estupendas fotografías.