Cinco consejos para utilizar la cámara cuando hace frío

La nieve, la escarcha y el hielo ofrecen espectaculares escenas invernales. Pese a ello, la mayoría de cámaras solo están diseñadas para funcionar a partir de 0º C (32º F), así que debes ser cuidadoso a la hora de usarlas en el exterior con temperaturas bajo cero. Hacer fotografías en climas con temperaturas frías y nieve suele ser difícil y, además, el equipo puede dañarse. Por eso, a continuación encontrarás varios consejos prácticos que puedes poner en marcha en los meses más fríos.

Fronteras, por Jan Villim

Jan Villim, Fronteras

1. Usa un trípode

No es fácil hacer fotografías estables cuando te tiemblan las manos de frío. Un trípode ligero y portátil te ayudará a estabilizar la cámara para que puedas disparar con confianza. Solo tienes que acordarte de no tocar el trípode con las manos desnudas cuando la temperatura sea bajo cero porque podrías «quemarte» la piel. Si eres un ávido fotógrafo invernal, el Embajador de Canon y fotógrafo de deportes de invierno Richard Walch recomienda invertir en guantes especiales para escalada. Esta práctica pieza de equipo te permitirá tener los dedos al descubierto para disparar y proteger las manos entre tomas.

Fotografía deportiva, por Jure Fundak

Jure Fundak, Fotografía deportiva

2. Lleva baterías adicionales

Con el frío, las baterías se descargan más rápido de lo normal. Siempre que puedas, guarda la cámara y las baterías en la bolsa, donde estarán más protegidas del frío. Tampoco olvides llevar el doble de baterías de lo normal para poder seguir fotografiando esas fantásticas escenas.

3. Gira los anillos manualmente

Si vas a usar la cámara en el exterior y no has girado el anillo de enfoque manualmente ni tampoco usado el enfoque automático durante un tiempo, es posible que los anillos de enfoque y zoom se «congelen». Para evitarlo, asegúrate de proteger la cámara en una bolsa de calidad cuando no vayas a utilizarla y no olvides cubrirla si la usas mientras nieva. También puedes girar el anillo de enfoque y el de zoom con frecuencia con el motor AF o de forma manual.

Entre bastidores: Skijoring en La Patagonia, por Richard Walch

© Richard Walch, Embajador de Canon

4. Cuidado con la condensación

Al entrar en un lugar cálido con la cámara se producirá condensación y esta puede dañar el equipo. Richard Walch ofrece el siguiente consejo: «Cuando hagas una parada para comer, quédate fuera o deja la mochila en el exterior. Si pasas del frío al calor e intentas ver las fotos, se acabó. La cámara se empañará, el objetivo se empañará y la cámara sufrirá daños. Tienes que mantener la cámara en una sola zona de temperatura».

Puedes conocer la interesante historia de Richard sobre el skijöring aquí.

Montañas de la Patagonia, realizada por Richard Walch

© Richard Walch, Embajador de Canon

5. Utiliza un parasol

Cuando nieva o hay ventisca, el parasol te ayudará a evitar que la nieve se acumule en el objetivo. Richard Walch está de acuerdo.

«El parasol es esencial para evitar que la nieve caiga en el objetivo. Evitarás muchos problemas si usas un buen parasol», afirma. Por lo tanto, deja el parasol puesto y lleva al menos un par de paños para objetivo con los que secar el cristal antes de meter la cámara en su bolsa.

Come and See

El director Marcus Söderlund y su equipo se enfrentaron a condiciones climatológicas extremas durante la grabación de la historia de Canon más reciente sobre el skijöring. Acompáñanos entre bastidores para descubrir cómo hicieron frente al reto y captaron la acción a alta velocidad del deporte de invierno más extremo.