Tus fotografías, nuestras favoritas: «Mi Ciudad»

Inspirados por la historia de 24 horas en el puente Gálata, te retamos a captar la diversidad de una ciudad durante 24 horas y a cargar las imágenes en la categoría «Mi ciudad» de nuestra Galería. Entre las excelentes participaciones recibidas, hemos escogido las tres imágenes que mejor representaban el desafío e invitado a los creadores a Come and See. Cada fotografía ofrece indicios de una historia más profunda y todas muestran la diversidad de sus respectivas ciudades a lo largo de un día. Charlamos en profundidad con los fotógrafos que captaron estas imágenes para conseguir todos los detalles.


Cais das Colunas en Lisboa, por Carla Brito

Cais das Colunas en Lisboa, por Carla Brito

Nos gustaron los colores y la sensación de paso del tiempo que refleja esta foto captada en Lisboa. La fotógrafa Carla Brito nos habla sobre la escena y cómo preparó la captura.

«En el pasado, los nobles que visitaban la ciudad en barco lo hacían a través del Cais das Colunas de Lisboa. Los escalones de mármol se extendían como una alfombra sobre la orilla del río Tajo y daba la bienvenida a los visitantes del Palacio Real. Actualmente, el Cais das Colunas es un lugar turístico. Miles de personas de diferentes culturas e influencias, ya sean residentes o visitantes, pasan por este lugar cada día.

Desde el Cais das Colunas es ahora posible ver el Terreiro do Paço, los barcos transbordadores en el río, la ciudad de Almada en la orilla sur, el monumento a Cristo Rey y el puente 25 de Abril.

En las últimas horas de un día de invierno, mientras paseaba y disfrutaba del paisaje, decidí captar esta imagen. El sol se estaba poniendo y tuve la ocasión de inmortalizar el momento.

Preparación de la fotografía

Para hacer la foto, utilicé retroiluminación combinada con una exposición corta. Quería captar las siluetas de las columnas y la escalera, la gente sentada y, cerca del agua, las gaviotas, el puente y el monumento a Cristo Rey, además del río y la puesta del sol con un color cálido sobre un cielo azul en un día frío.

Configuré la temperatura de color para que fuese realista y la exposición para evitar sobreexponer el cielo y subexponer el río. Logré lo que quería y, tras ver el resultado, tengo ganas de volver a visitar el lugar una y otra vez».


San Francisco por Mark Sherrat

San Francisco por Mark Sherrat

Nos gustó el cambio en la iluminación y la perspectiva que ofrece esta foto de San Francisco, tomada por Mark Sherrat. Él mismo nos cuenta la historia que se oculta tras la fotografía.

«Mi esposa y yo tuvimos la suerte de pasar tres meses viajando por los Estados Unidos. Hicimos parada en San Francisco durante un tiempo y nos hospedamos en casa de mi hermano y su novia. Nos recomendaron subir a la torre Coit, un edificio art decó construido en la década de 1930 con grandes vistas. Lamentablemente, pasamos demasiado tiempo saboreando la comida de China Town y en compañía de los hippies en Hait y dejamos la visita para última hora. Acabó siendo una carrera contrarreloj (y contra una de las colinas más empinadas de la ciudad) para llegar antes de que cerrase.

Llegamos por los pelos y, una vez en lo alto, pudimos disfrutar de unas vistas increíbles y de un efecto de iluminación igual de impresionante mientras el sol se ponía sobre la ciudad.

Preparación de la fotografía

Cogí inmediatamente la cámara y corrí de ventana a ventana para intentar hacer las mejores fotos posibles antes de que el sol se pusiera por completo. Utilicé el modo de prioridad a la abertura con una abertura muy pequeña para intentar captar la mayor profundidad de campo posible. Tuve que ser muy cuidadoso para conseguir la cantidad adecuada de velo óptico en el objetivo. Y también tuve que sortear al resto de visitantes que habían subido para disfrutar de la puesta de sol. Al examinar las fotografías al día siguiente, esta fue la que más destacaba. Es una excelente combinación entre estar en el lugar adecuado en el momento perfecto y tener el mejor equipo para captar una imagen de la ciudad desde un nuevo ángulo».


Milán por Amedeo Gamber

Pizzería en Milán, por Amedeo Gamber

La bonita fotografía de Amedeo refleja la sensación de movimiento en una ajetreada calle de Milán por la noche. Él mismo nos cuenta la historia que se oculta tras la fotografía.

«Fui a cenar a un restaurante de la popular calle de Brera, en el centro histórico de Milán, y me fascinó el flujo constante de personas caminando por la antigua calle.

El ambiente era cálido y estaba lleno de vida, y me llamó la atención el contraste entre los edificios antiguos y las nuevas luces LED de la calle. Por eso, decidí hacer una foto que representase lo que sentía en esos momentos. Por suerte, llevaba mi 650D de Canon, mi objetivo más "brillante", el 50 mm f/1,4 de Canon, y un trípode porque tenía pensado hacer unas cuantas fotos después de cenar.

La primera foto la hice con el trípode desde una pequeña plaza que hay en la calle, pero me resultó difícil por la gran cantidad de gente que había. ¡Muchos me miraban como si fuese un alienígena! Encontré una esquina oscura y apartada ideal para la foto. Desde esa posición pude fotografiar una larga fila de luces que lleva la mirada hasta el punto de fuga para enfatizar la perspectiva. El punto de fuga también coincidía con el punto en el que se combinaban las luces y la multitud. Gracias a mi posición, pude incluir el letrero de "Ristorante Pizzeria", un símbolo inconfundible de una ciudad italiana.

Preparación de la fotografía

Para transmitir el movimiento constante de las personas, intenté utilizar una exposición larga. Debía ser lo suficientemente larga para que las personas apareciesen como "fantasmas en movimiento", pero no tan larga como para que fuesen invisibles. Tras varias pruebas, descubrí que 3,2 segundos era una exposición aceptable. Opté por hacer la foto en blanco y negro para enfatizar las luces y las sombras.

Una de las peculiaridades de esta foto es que no es posible reconocer ninguno de los rostros, ya que algunas personas están de espaldas y otras movieron la cabeza en ese intervalo de 3,2 segundos.

En mi toma espero mostrar el alma secreta de Milán, una ciudad frenética que combina siglos de historia con progreso. Es una ciudad llena de vida, siempre activa y en movimiento en las cálidas noches de verano.


Comparte tus fotos

Gracias a todos los que habéis compartido las fotos de vuestras ciudades en 24 horas.
Cada mes plantearemos un nuevo desafío, así que no olvides coger tu cámara, sea cual sea, da rienda suelta a tu imaginación y carga las fotos para que todos las vean. Ven a ver nuestro próximo desafío y comparte tus perspectivas únicas aquí.