Haz mejores retratos

Los retratos son fáciles de hacer pero no tan fáciles de dominar. Hemos reunido varios consejos útiles para que transformes buenas fotos en imágenes excelentes, ya sean de surfistas urbanos o de amigos y familiares. Echa un vistazo al vídeo y sigue leyendo para obtener más información.

Dispara desde diferentes puntos de vista

Independientemente de a quién vayas a fotografiar, no tengas miedo de experimentar con diferentes posiciones de disparo. Arrodíllate o acerca la cámara al suelo e intenta fotografiar al sujeto desde abajo. También puedes buscar una posición más elevada (por ejemplo, unas escaleras) y fotografiar al sujeto desde arriba. Si la persona que vas a fotografiar está practicando deporte, subiendo un muro o surfeando en el río de una ciudad, acércate a la acción ampliando el zoom y capta su expresión. Añadirá más personalidad y sentimiento a la foto.

Usa una amplia abertura para que entre más luz

A la hora de fotografiar retratos en exteriores, es mejor ajustar la cámara para una abertura amplia (un número f bajo, entre f/2,8 y f/5,6). Esto te permite captar una menor profundidad de campo para que el fondo de detrás del sujeto incluya un bonito desenfocado. Así lograrás que destaque en la fotografía.

Utiliza una velocidad de obturación elevada para captar el momento

Las personas tienden a moverse mucho, incluso si saben que las están fotografiando. Es una pena que una buena foto se vea arruinada por una persona parpadeando, frunciendo el ceño o haciendo un gesto con la cara.

Para asegurarte de que esto no sucede y evitar la borrosidad por movimiento no deseada en las fotos, utiliza una velocidad de obturación elevada, de al menos 1/125 de segundo.

Rellena el encuadre con el sujeto

Antes de empezar, piensa sobre el lugar donde vas a fotografiar al sujeto. ¿Buscas una sensación urbana, un toque minimalista o una escena repleta de acción? Acercar la imagen para llenar el encuadre con una persona puede dar como resultado una imagen potente.

Colocar al sujeto a un lado del encuadre e incluir el entorno, como una calle, un campo verde o su casa, también puede ofrecer fantásticos resultados.

Familiarízate con los fondos

En todos los retratos, la persona fotografiada debe ser el principal punto de interés. No obstante, puedes cambiar radicalmente la atmósfera de una foto alterando el fondo para expresar su personalidad o entorno. Por ejemplo, fotografiar a una persona en una ajetreada plataforma de metro ofrecerá una sensación distinta a la de ver a la misma persona sentada tranquilamente en un banco del parque. A veces basta con usar un fondo sencillo, como una sencilla pared o una cortina. Atrévete a experimentar con varios fondos para ver cuál de ellos se ve mejor.

Mantén la naturalidad de los retratos... o posa

Los retratos en los que el sujeto posa pueden parecer cursis, así que ten la cámara a mano para captar las sonrisas espontáneas del sujeto, sus gestos de concentración u otras expresiones faciales.
Si prefieres un retrato algo más preparado, coloca al sujeto a la izquierda o a la derecha del encuadre para añadir interés. Pídele que no mire a la cámara para añadir intriga.
La expresión facial del sujeto puede transformar una buena foto en un retrato excelente. Experimenta con diferentes ambientes y emociones mientras fotografías.

Explora la experiencia interactiva de Surfistas de ciudad aquí.