Cómo captaste tus mejores momentos en 2015

Todas y cada una de las imágenes de los usuarios de Canon de nuestra última selección ofrecen una perspectiva única de 2015. Para celebrar las maravillosas fotos que habéis enviado a la Galería, hemos pensado en seleccionar algunas de nuestras favoritas y descubrir las historias que se esconden tras ellas.

Dani del Río García es un fotógrafo que trabaja en Costa Rica y que ha captado un momento lleno de movimiento y energía. Las fotos de Erik Sampers evocan el auténtico significado del trabajo en equipo y un espíritu increíble.

Después del surf, por Dani del Río García

Después del surf, Dani del Río García

«Hice esta foto en Playa Langosta, en Costa Rica, cuando trabajaba como fotógrafo en el hotel Barceló.

Langosta es famosa por el surf. El hombre de la imagen es un experimentado surfero de la zona con mucho tirón. Nos solemos encontrar en la playa y me da buenos consejos. Los surferos solían utilizar las duchas del hotel después de hacer surf. Cuando se estaba duchando, lo vi sacudiéndose el pelo como un perro. La luz era perfecta con el sol como retroiluminación. Disfruto haciendo retratos, ya que una imagen puede hacerte pensar en el tipo de vida que una persona ha llevado.

Hice la foto con mi Canon EOS 7D con un objetivo EF 50 mm f/1,8 II, una velocidad de obturación de 1/6.400 s, una exposición de f/2,0 e ISO 500».

Corredor ciego y su guía, por Erik Sampers

Corredor ciego y su guía, Erik Sampers

«Hice esta foto durante el Marathon des Sables en Marruecos. Se trata de una carrera única con más de 1.400 corredores de 64 países que corren un total de 269 km. Además, tienen que transportar una mochila con su propia comida y saco de dormir.

Hice esta foto la mañana de la etapa más larga. Había mucho viento, polvo y arena, y el tiempo se puso realmente revuelto. Hubo una tormenta en el desierto, el cielo se puso negro y, durante unos minutos, incluso granizó.

Esperaba a que los corredores llegaran cuando vi una imagen increíble: el corredor ciego Didier Benguigui, con su guía, Gilles Clain, que utilizaba las manos para proteger la cara y la cabeza de Didier.

Fue un momento magnífico. Los demás fotógrafos habían dejado de hacer fotos pero a mí me gusta trabajar en condiciones difíciles y mi cámara Canon me permite hacerlo.

Hice la foto con una Canon 5D Mark III con un teleobjetivo zoom EF 100-400 mm f/4,5-5,6L, una velocidad de obturación de 320 s, ISO 800 y exposición de f/6,3».