Sugerencias para fotografías time-lapse

Serán muchas las ocasiones en las que has podido ver sorprendentes vídeos time-lapse de la fulgurante Vía Láctea en el cielo nocturno o de la hora punta del tráfico en una ciudad. Al ver estos vídeos, te habrás preguntado que cómo se pueden hacer.
Este breve vídeo, así como la guía que incluimos a continuación, tienen como objetivo enseñarte los principios básicos de la fotografía time-lapse.

Los vídeos time-lapse reúnen series de cientos o miles de imágenes fijas reproducidas en una secuencia que produce un vídeo de tiempo comprimido. Una cámara Canon es perfecta para grabar vídeos time-lapse. Lee las sugerencias que te ofrecemos a continuación y antes de que te des cuenta, estarás creando tu propia obra de arte time-lapse

  1. 1. El equipo adecuado: dos de las piezas esenciales para grabar vídeos time-lapse son un buen trípode resistente, que mantenga la cámara en una posición fija, y un intervalómetro, también conocido como control remoto del temporizador. Se trata de un dispositivo que te permite establecer los intervalos de grabación. En el vídeo hemos utilizado el modelo TC-80N3 que se ajusta a los conectores N3. Si dispones de una entrada de tipo N3, necesitarás también un cable convertidor de N3 a E3. Algunos de nuestros modelos de cámaras más recientes cuentan con un temporizador de intervalos integrado, por ejemplo, la la EOS 5DS y la EOS 5DS R, lo que facilita aún más el proceso.

  2. 2. Elige el tema: busca una escena donde haya movimiento, por ejemplo, un paisaje con nubes, carreteras con tráfico o una abundante cascada constituyen magníficos temas para la fotografía time-lapse.

  3. 3. Cambia la cámara al modo Visión en directo "Live View" para ayudarte a configurar la toma tal y como deseas.

  4. 4. Escoge entre formato RAW o jpg: RAW te proporciona un mayor alcance para modificar las imágenes más adelante, mientras que jpg utiliza menos espacio en el disco. Puede que desees grabar en distintos formatos, mediano o pequeño, para introducir más imágenes en tu tarjeta, aunque grabar con una resolución menor puede afectar a la calidad final del vídeo.

  5. 5. Ajustes de exposición: cambia el modo de grabación a Prioridad a la apertura y elige una ISO adecuada para lograr la velocidad del obturador que deseas. El valor puede variar de 100 a 800 durante el día y hasta 10.000 por la noche. En función de la escena, podrás escoger un obturador más lento para añadir movimiento al motivo. Puedes establecer la velocidad del obturador en 1/100 s para lograr un efecto time-lapse más suave.

  6. 6. La medición evaluativa indicará a tu cámara que tenga en cuenta la escena completa a la hora de decidir acerca de la exposición. La selección del control de la exposición completamente manual también puede ser de gran utilidad en las escenas donde la intensidad de la luz es constante, pero si la luz cambia significativamente el vídeo podría verse afectado por el efecto de parpadeo.

  7. 7. Desactiva determinados ajustes como, por ejemplo, Prioridad tonal a las altas luces y Corrección de la iluminación periférica, que pueden producir variaciones entre las imágenes. El balance de blancos y los estilos de imagen debe ser corregidos manualmente. Si has grabado en RAW, puedes realizar ajustes más tarde si lo necesitas

  8. 8. Realiza la composición de tu escena: selecciona el objetivo adecuado, (por lo general, el gran angular es el que funciona mejor) realiza la composición, enfoca el motivo y cambia a continuación, el objetivo al enfoque manual, para que la cámara no vuelva a realizar el enfoque en cada toma.

  9. 9. Ajusta el intervalómetro: elige con qué frecuencia debe tomar la cámara una fotografía en función del motivo. Para motivos de rápido movimiento, toma las imágenes con menor intervalo entre ellas, por ejemplo, para nubes moviéndose un día de viento, utiliza un intervalo de 2 segundos.

  10. 10. Decide cuánto tiempo deseas que dure tu vídeo time-lapse: cuanto más tiempo dejes la cámara tomando imágenes, más durará el vídeo final time-lapse. Ten en cuenta que la mayoría de los vídeos se reproducen a 24 fotogramas por segundo, por lo tanto, para un vídeo time-lapse de 30 segundos necesitarás 720 tomas. Si has configurado la cámara para disparar cada 2 segundos, esta tendrá que seguir funcionando durante 24 minutos. Para intervalos más largos, puede que tengas que dejar la cámara tomando imágenes durante varias horas.

Una vez que vuelvas con tus imágenes a casa, podrás preparar tu vídeo time-lapse. Cualquier tipo de recorte y corrección de color en las imágenes deberá aplicarse por igual a todo el conjunto de imágenes a fin de mantener la consistencia en todo el vídeo time-lapse.

Si has grabado las imágenes en formato RAW, es probable que tengas que importarlas a formato jpg y elegir un tamaño de archivo adecuado para el vídeo que deseas crear. Algunas marcas como Apple o Microsoft ofrecen software de vídeo gratuito para combinar tus imágenes en una obra final, si bien en el vídeo que te hemos mostrado se ha utilizado Adobe Creative Cloud.