Capta detalles sorprendentes, incluso con poca luz

El amanecer y el atardecer son horas mágicas. Es el momento en el que los festivales cobran vida, el ambiente de la ciudad cambia de marcha y abundan las oportunidades fotográficas. Pero captar detalles con poca luz puede resultar difícil, sobre todo si empleas la cámara de un smartphone.

Contar con una cámara compacta avanzada o réflex digital con ajustes manuales en situaciones en las que haya poca iluminación te ayudará a obtener esas imágenes detalladas y nítidas que no podrías conseguir de ninguna otra manera.

Si no estás acostumbrado a captar detalles con poca luz, echa un vistazo a nuestro vídeo y sigue leyendo para aprender a usar la abertura, los ajustes de ISO y la velocidad de obturación.

Utiliza una amplia abertura (número f bajo) para captar imágenes más nítidas

Si tienes una cámara con ajustes manuales, puedes controlar la abertura de la cámara (en las cámaras de Canon se conoce como modo «Av»). Esta simplemente le indica a la cámara la cantidad de luz que puede entrar. Cuanta más luz entre en el objetivo, mayor será la velocidad de obturación. Una mayor velocidad de obturación aumenta las posibilidades de reducir el desenfoque por movimiento. Una buena velocidad de obturación para motivos en movimiento es de al menos 1/125 de segundo. Para motivos fijos con poca luz, intenta acercarte todo lo posible a 1/60 de segundo, según los ajustes de abertura.

Si vas a fotografiar retratos antes del amanecer o quieres captar los detalles especiales de la ciudad al anochecer, establece la abertura en su ajuste más amplio.

Para ello, escoge el número f más bajo. Esto dependerá del objetivo que vayas a usar. Muchos ofrecen f/3,5. Otros permiten seleccionar un número f todavía más bajo, como f/2,8 o f/1,4. Una ventaja adicional de utilizar una amplia abertura es la posibilidad de crear una mayor profundidad de campo, que destaca el motivo sobre un fondo desenfocado.

Aumenta el ajuste de ISO para obtener una mayor sensibilidad a la luz

Si has utilizado un ajuste de abertura amplia pero consideras que a la imagen todavía le falta luminosidad, intenta aumentar el ajuste de ISO de la cámara. Este le indica a la cámara el nivel de sensibilidad del sensor de la cámara a la luz. Es muy útil para fotografiar durante la noche sin flash.

Cuanto mayor sea el número ISO, mayor será la sensibilidad a la luz. Las cámaras réflex digital, sin espejo y compactas avanzadas de Canon cuentan con sensores de gran tamaño (la parte que capta la imagen), por lo que producen mejores fotos con ISO alto que las cámaras con sensores más pequeños, como las de un smartphone. Intenta usar un ISO de 800 y aumentarlo cuando sea necesario. Es posible que aparezca algo de «ruido» o mayor granularidad en la imagen, aunque las cámaras réflex digitales, sin espejo y compactas modernas son capaces de disparar a 1.600 o 3.200 ISO y producir fantásticos resultados.

Prueba el modo de ráfaga para tener más oportunidades de conseguir buenas imágenes

El modo de disparo continuo (también conocido como modo de ráfaga en algunas cámaras) capta una secuencia rápida de imágenes en pocas fracciones de segundo. Resulta muy útil para fotografiar un motivo en movimiento o momentos de vertiginosa acción. Si tu cámara incluye este modo, actívalo y pruébalo: aumentará tus posibilidades de fotografiar esas escenas de acción con poca luz que tanto deseas.

Revisa las fotografías para comprobar la nitidez

Cuando revises fotografías con poca luz en la pantalla LCD de la cámara, recuerda ampliar el zoom para ver si son tan nítidas como querías. Las fotografías deben ser nítidas, enfocadas, sin granularidad o borrosidad claramente visibles. Si no estás satisfecho con el resultado, tendrás que volver a hacerlas. ¡No podrás hacer nada al respecto una vez que vuelvas a casa!

Explora la experiencia interactiva de Surfistas de ciudad aquí.