10 tips for family photography

10 sugerencias para la fotografía de familia

Helen Bartlett es una de las fotógrafas de retratos de familia más respetadas del Reino Unido. En su trabajo solo utiliza luz natural sin flash. Helen produce todo su trabajo en blanco y negro para crear fotos de familia intemporales. Le hemos pedido que comparta algunas de las cosas que ha aprendido durante sus 13 años de carrera. Sigue leyendo y descubre cómo captar magníficas imágenes de tu propia familia durante la temporada navideña y en futuras ocasiones.

1. Ten la cámara a mano, no el teléfono

«El primer paso para hacer estupendas fotografías es asegurarte de que siempre tienes tu cámara contigo. En la actualidad, los smartphones hacen fotos decentes, pero una buena cámara te ofrecerá mucho más control sobre tus imágenes. El otro aspecto negativo de los teléfonos es que es fácil distraerte con correos electrónicos o trabajo. Una cámara réflex digital o una buena cámara compacta hace que te concentres en hacer fotografías. La mayoría de las cámaras también proporciona archivos de calidad superior con los que trabajar, lo que es realmente importante si deseas imprimir tus fotografías. Yo sugeriría llevar la cámara en el bolso o tenerla en la encimera de la cocina, para que siempre esté cerca cuando la quieras».

2. Fotografía la Navidad de tu familia

«El día de Navidad, es fantástico captar la rutina de la familia. Por ejemplo, si todo el mundo abre sus regalos en la cama, asegúrate de tener una cámara a mano para fotografiar la alegría en las caras de todos (o la ligera decepción si reciben un regalo equivocado). Si hace buen tiempo, sal fuera, ya que los niños suelen ser más naturales allí. ¿Por qué no salir a pasear en familia y llevar los nuevos juguetes? Crear estas situaciones ofrece grandes oportunidades para captar a la familia de la manera más natural».

un niño con un juguete, realizada por Helen Bartlett

3. Empieza temprano

«Esto es fácil de conseguir el día de Navidad. Yo suelo empezar a hacer fotos a las 8 de la mañana. Las mejores fotografías de los niños salen a primera hora de la mañana, cuando están descansados y han desayuno bien. A medida que avanza el día, los niños se cansan, se pelean por los juguetes y es posible que se les quiten las ganas de cooperar. Por tanto, intenta hacer las fotos formales o de grupo al principio del día y el resto del tiempo podrás relajarte y conseguir divertidas imágenes naturales sin preocuparte por cómo conseguir que un bebé sonría a la cámara. Ten en cuenta los horarios de los niños para aprovechar las mejores oportunidades de conseguir buenas fotos.

Haz muchas fotos, haz fotos todos los días y al final de la temporada podrás hacer un libro de las aventuras de tu familia que resultará estupendo para recordarlas».

4. Recuerda ponerte frente a la cámara

«En la mayoría de las familias hay una persona que siempre está detrás de la cámara. Cuando era pequeña, era mi padre. Asegúrate de turnarte para que todos los miembros de la familia aparezcan en las fotografías, ya que estas imágenes serán importantes para tus hijos cuando crezcan. Para realizar un retrato de toda la familia, pon la cámara en un trípode (o colócala en algún lugar estable como una mesa o un banco del parque) y utiliza el ajuste de autodisparador. Para conseguir una perspectiva diferente y divertida, ¿por qué no le dejas la cámara a tus hijos y les pides que te hagan fotos? Además tiene la ventaja añadida de conseguir que se interesen por la fotografía».

fotografía de familia, realizada por Helen Bartlett

5. Céntrate en la normalidad

«Los días en que la cámara solo se utilizaba para ocasiones especiales y vacaciones ya son historia. Hoy en día, podemos conseguir muchas más fotos de actividades naturales. Fotografía cómo tu familia se acurruca junto en el sofá al final de un largo día. Capta esa imagen alegre de tus hijos saltando en la cama, despiertos y listos para jugar a las 5 de la mañana. Quédate al fondo y utiliza un objetivo más largo o la función de zoom de la cámara para fotografiar a los niños jugando y así conseguir imágenes naturales realmente encantadoras».

6. Utiliza las ubicaciones para narrar historias

«Intenta captar elementos narrativos en algunas de tus imágenes. Es fantástico conseguir un retrato perfecto, pero ampliar la visión puede ser igual de gratificante. Fotografía a tus hijos en su habitación con sus juguetes. Aporta escala a una imagen de ellos jugando en el parque o en el bosque haciendo la foto en vertical para incluir la altura de los árboles. Utiliza tu entorno de manera creativa, buscando formas y sombras, reflejos y elementos de encuadre para añadir algo especial a tus tomas».

un niño jugando, realizada por Helen Bartlett

7. Busca ángulos y composiciones interesantes

«A veces se puede captar la esencia de alguien sin mostrar su cara. Con ángulos y puntos de vista diferentes se pueden conseguir imágenes muy interesantes. Por ejemplo, captar los detalles de las diminutas manos de tu bebé o el hecho de que tu hijo insista en llevar las botas de agua con los pies cambiados. Experimenta con los ajustes de la cámara. Utiliza velocidades de obturación altas para captar todos los detalles de los movimientos. O muestra al niño como un elemento desenfocado de actividad, reduciendo la velocidad de obturación y utilizando un trípode para mantener la cámara estable mientras el niño pasa corriendo. No tengas miedo de usar un ajuste de ISO superior al fotografiar en interiores. Yo no utilizo un flash y prefiero usar la luz disponible para que las fotos tengan un aspecto natural. Prueba a hacer fotografías en blanco y negro, que tienen un aspecto atemporal y con suerte las disfrutarán futuras generaciones».

8. Ponte a su nivel

«Baja hasta el nivel de los ojos de los niños para ver el mundo desde su punto de vista. Intenta sentarte o tumbarte en el suelo. Este enfoque también puede minimizar las distracciones y el desorden de fondo en la imagen. A menudo se puede rellenar el fondo con el cielo, árboles o paredes en lugar de con todo el contenido del armario de los juguetes desperdigado a tus pies, aunque también está bien sacar una foto de los niños encantados con el lío que han organizado».

una niña corriendo, realizada por Helen Bartlett

9. Imprime tus fotografías

«Tanto si tienes una impresora doméstica como si envías las fotografías a imprimir en línea o en una tienda, en cualquier caso asegúrate de imprimirlas. Incluso puedes convertir tus imágenes en tazas, pósteres y mucho más. De este modo es posible disfrutarlas todos los días. Las impresiones en papel se pueden conservar y mantener a salvo, y además no se perderán en un ordenador o en una tarjeta de memoria».

10. Haz que sea divertido

«Asegúrate de que los niños disfruten de que les hagan fotos y así será más probable que quieran cooperar. No esperes demasiado de ellos, especialmente si están cansados, e involúcralos en todo el proceso. Haz fotos de sus cosas favoritas, de sus peluches, del dibujo que acaban de pintar. Jugad, cantad, trepad árboles. Aprovecha la Navidad, cumpleaños y otras ocasiones especiales para que estén entusiasmados al máximo».

una niña jugando con su pelo, realizada por Helen Bartlett

«Recuerda, fotografiar a tu familia es lo más divertido que puedes hacer con una cámara y espero que estas sugerencias te animen a sacar más la cámara esta temporada y hacer fotos que conservarás durante años».

Para ver más de la obra de Helen, visita helenbartlett.co. uk

Todas las imágenes © Helen Bartlett