ARTÍCULO

No existe un “futuro de la nube”: por qué la tecnología de la nube es inseparable de nuestra vida cotidiana

La adopción de la nube ha sido rápida tanto en el ámbito empresarial como en el de consumo y es crucial para el futuro de nuestras sociedades.

Descarga el eBook

¿Preparado para construir tu estrategia en la nube?

La nube se convertirá en una herramienta esencial para nuestros futuros espacios de trabajo a medida que nos alejamos de los modelos tradicionales. Descarga el eBook de Canon para descubrir cómo aprovechar esta tecnología en el espacio de trabajo del mañana.

Descarga el eBook

Ready to build your cloud-first strategy

En un contexto de clima global cambiante y de rápida evolución, la especulación, las predicciones y las previsiones tecnológicas están en todas partes. Pero cuando se trata de la tecnología de la nube, tenemos una visión ligeramente diferente. Debido a que el cloud computing forma ya parte indiscernible de nuestra vida cotidiana, hablar de su futuro como una tecnología independiente no siempre tiene sentido. Esto se debe a que ninguna otra tecnología ha visto una adopción tan rápida tanto en el ámbito empresarial como en el de los consumidores.

Transformar la sociedad

¿Cuál es el futuro de nuestra sociedad? ¿Cómo es ese futuro y qué tiene que ver la nube con él? La nube será una enorme fuerza motriz en la modernización de las ciudades, los lugares de trabajo, las instituciones y las personas, porque proporcionará la infraestructura digital de las ciudades inteligentes del mañana (donde se estima que vivirá el 68 % de la población mundial en 2050 1 ).

Nuestras ciudades se están volviendo más inteligentes, pero cada nuevo dispositivo conectado crea datos que deben ser almacenados y analizados. Solo será posible apoyar la tecnología conectada a esta escala con una combinación de tecnología de vanguardia y computación en nube. Con esta infraestructura digital, los ascensores y aparcamientos inteligentes, los coches sin conductor y los taxis no tripulados, los trenes y el metro, las granjas y las centrales eléctricas formarán parte del tejido funcional de la vida cotidiana.

La nube también apoyará las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, y las ayudará a adaptarse a nuevas plataformas como la movilidad. Por ejemplo, mientras que la IA ya se ha abierto camino en los teléfonos móviles, estos dispositivos contienen muchos datos no estructurados como correos electrónicos, mensajes de texto y fotos. El análisis de los datos no estructurados lleva tiempo y una potencia de procesamiento de la que la mayoría de los smartphones no disponen localmente. Con la nube impulsando la computación, podemos esperar que nuestros teléfonos se vuelvan aún más inteligentes.

Transformar los negocios

Eliminando las barreras a la innovación

La nube se ha vuelto indispensable para las empresas. Una de las razones clave de esto es cómo ha impactado en la innovación. Sin la necesidad de una infraestructura física con los costes operativos y laborales que conlleva, la tecnología de la nube elimina las típicas barreras financieras a la innovación y la transformación digital. Las empresas más pequeñas, que tradicionalmente tenían dificultades para conseguir la inversión inicial necesaria para las implementaciones in situ, pueden acceder a la nueva tecnología a través de los modelos de distribución de la nube.

Mientras tanto, la nube también ha reducido los riesgos asociados a la inversión. Los contratos caros y rígidos pueden ser una barrera para muchas empresas más pequeñas. La escalabilidad de la computación en la nube significa que las ofertas pueden crecer o disminuir según las necesidades de la empresa, lo que ayuda a gestionar los costos y el riesgo financiero. Estos modelos flexibles basados en la nube seguirán creciendo en popularidad. Solo en los últimos cinco años, la economía de los modelos de negocio basados en la suscripción ha aumentado en más de un 100 % al año 2 , lo que ha llevado al 90 % de las empresas a hacer o a considerar la transición a este tipo de configuración 3 .

La computación en la nube también fomenta la innovación porque su velocidad facilita la experimentación con nuevas ideas, ya que el feedback puede recogerse más rápido. Si una estrategia no funciona, puede ser corregida rápidamente, en lugar de esperar hasta que haya fallado para hacer un balance y aprender. Esto permite a las empresas innovar con mayor libertad. Mientras tanto, si las empresas detectan oportunidades dentro del mercado, una infraestructura basada en la nube les permite responder y aprovechar estas oportunidades más rápidamente. Con tantas oportunidades en la nube, los negocios continuarán su transición, ya que se prevé que el mercado mundial de servicios públicos en la nube crezca un 29,2 % entre 2021 y 2026 4 .

GettyImages

Tener impacto en la información

En el centro de cada negocio está la información. La forma en que accedemos a ella, la aprovechamos y la compartimos está estrechamente ligada al éxito de cualquier organización. Y aquí es donde la nube ha causado un verdadero impacto. Gracias a la nube, los trabajadores de las empresas ya no están atados a la oficina y pueden acceder a la información y colaborar en proyectos desde cualquier lugar del mundo, en tiempo real. Esto ha revolucionado los modelos de negocio. Por ejemplo, la empresa europea OpenDesk, sube sus diseños de muebles a la nube y permite a los clientes descargarlos y encargar a un fabricante local que lo construya en su región. Esto reduce los costes de envío e inventario, a la vez que disminuye la huella de carbono de la empresa.

Las plataformas basadas en la nube también han permitido a las empresas ser más eficientes. A medida que las organizaciones crecen, tienden a estar cada vez más aisladas, con equipos que desarrollan formas idiosincrásicas de trabajo y maneras de compartir información. La nube ayuda a las empresas a cerrar la brecha, permitiendo a todos los trabajadores acceder a un mismo lugar para todo lo que necesitan. Esto también hace que sea más sencillo crear flujos de trabajo entre empresas, donde antes los trabajadores podían haber duplicado o perdido de vista los documentos a medida que progresaban en sus procesos.

Diluvio de datos

La ironía de todo esto es que cuanto más usamos soluciones basadas en la nube, más las necesitamos. El llamado "diluvio de datos" puede atribuirse a cuánto accedemos a los servicios basados en la nube en nuestra vida diaria. Usar sistemas online, redes sociales, compartir vídeos, capturar el flujo de tráfico, colaborar con los compañeros, todo esto se suma a las enormes cantidades de datos que cada persona y cada empresa genera para sí misma y sin siquiera tener en cuenta los datos creados por la sanidad, la educación, la ciencia y el ejército. Toda esta información necesita poder de computación para ser administrada, almacenada y analizada - para lo cual necesitamos la nube.

Por eso es tan poco acertado hablar del futuro de la nube. De lo que realmente tenemos que hablar es del futuro de la sociedad y el futuro de las empresas. El futuro de nuestras ciudades, nuestros espacios de trabajo y nuestras instituciones depende en gran medida de la tecnología de la nube y esto solo será más cierto a medida que más servicios se queden sin servidores y las infraestructuras digitales sean más avanzadas. No basta con decir que el futuro de la nube va en una determinada dirección. Más bien sería más correcto hacer predicciones sobre el futuro de la humanidad, la sociedad y las empresas y sobre cómo la tecnología de la nube tomará mayor importancia para hacer frente a esos retos.


Descubre más sobre cómo aprovechar la nube en tu futuro espacio de trabajo.

Related solutions

Explore further

Discover how to harness the cloud in tomorrow’s workspace

HABLE CON NUESTRO EQUIPO