Servicios de impresión

Cambiar el modelo de negocio hacia tecnología digital

Gramagraf ofrece tiradas cortas de impresión de forma más rápida gracias a Canon


Middle-aged man in shirt walks between warehouse shelving

Gramagraf impulsa el negocio y mejora la productividad gracias a Canon

Gramagraf, un proveedor de servicios de impresión con sede en Barcelona, llegó a la conclusión de que el modelo de negocio tradicional basado en la producción offset que habían seguido durante más de 20 años ya no era suficiente para satisfacer las demandas de los clientes. 

Sus clientes deseaban tiradas de impresión más cortas y rápidas, y se dieron cuenta de que determinadas áreas, como la impresión de dato variable y la producción de libros bajo demanda ofrecían nuevas oportunidades de negocio. En poco más de dos años y con el apoyo de Canon, Gramagraf se ha transformado en una empresa que ofrece a los departamentos de marketing y agencias de publicidad una producción offset y digital, gran cantidad de opciones de acabado y el compromiso de cumplimiento de los plazos de entrega más exigentes.

"Nuestro negocio está creciendo"

Las rachas de dificultades económicas no son nada nuevo para Gramagraf, un proveedor de servicios de impresión con sede en Badalona (Barcelona). Nació en un momento de adversidad (la cooperativa fue fundada en 1985 por los empleados de una empresa en quiebra), pero el año pasado celebró su 25.º aniversario con ventas de más de cuatro millones de euros, gracias a una clientela que cuenta con nombres muy conocidos.

Víctor Castaño, el director comercial de Gramagraf, tiene una visión optimista del futuro: «Aunque el mercado español se encuentre en un momento difícil, nuestro negocio está creciendo». Sin embargo, admite que hace unos años las perspectivas eran más dudosas, pues estaba claro que el modelo de negocio que había seguido Gramagraf durante más de dos decenios, basado en la impresión offset, ya no estaba a la altura de las exigencias de los clientes. «Teníamos que asumir que, además de buscar calidad, los clientes exigían tiradas más cortas y plazos más breves, y estaban dispuestos a pagar por este servicio. Pero no podíamos ofrecer todas estas ventajas solo con la impresión offset. Es más, detectamos oportunidades de negocio en campos como la impresión de datos variables y la producción de libros a la carta, pero no teníamos las máquinas necesarias para aprovecharlas»

Woman in office processes Accounts Payable paper invoices in front of computer

Canon instaló en Gramagraf una impresora de producción de la gama imagePRESS, una imagePROGRAF de gran formato y una impresora plana Océ Arizona.

La transición de Gramagraf a la impresión digital empezó en el verano de 2009, con la adquisición de una prensa imagePRESS C7000VP una imagePRESS C1+ y una impresora de gran formato imagePROGRAF IPS9000S de Canon. Más tarde, la empresa instaló también una segunda imagePRESS C7000VP con el software de datos variables PrintShop Mail de Objectif Lune, y, en agosto de 2011, una impresora plana UV de gran formato Océ Arizona,. Pero Castaño insiste en que el éxito de la empresa no se debe solo a la maquinaria:

«Que quede claro que las impresoras de Canon y Océ son excelentes, pero lo que de verdad ha sido determinante para lograr buenos resultados ha sido la colaboración con Canon. Además de ayudarnos a detectar oportunidades de negocio, Canon nos ha permitido acceder a la tecnología necesaria para aprovecharlas. Por ejemplo, nos mostró las posibilidades que brindaba la impresión en soportes rígidos para el sector del comercio al por menor y, a continuación, nos sugirió el hardware adecuado: la impresora Océ Arizona».

Man in high visibility vest takes stock of boxes in electrical wholesaler warehouse


Teníamos que asumir que, además de buscar calidad, los clientes exigían tiradas más cortas y plazos más breves, y estaban dispuestos a pagar por este servicio.

Víctor Castaño 
Director comercial de Gramagraf

Descargar documento

Transformación empresarial: al incluir tecnologías digitales, logramos la flexibilidad necesaria para nuestro negocio

El tipo de clientes de Gramagraf y el tipo de encargos que reciben han cambiado mucho desde el año 2009. Hasta entonces, la empresa trabajaba principalmente para editoriales e imprimía libros y revistas. En cambio, ahora la mayoría de los clientes son agencias publicitarias y empresas de distribución que quieren dejar sus campañas de marketing en manos de un solo proveedor.
 
Gramagraf calcula que entre un 35 y un 40 % de su facturación ahora procede de clientes nuevos con encargos nuevos que la empresa no habría podido asumir si hubiera seguido ofreciendo únicamente servicios offset. Víctor Castaño señala: «Ahora trabajamos con clientes muy exigentes en cuanto a la calidad y los plazos de entrega, pero como valoran más estos aspectos que el precio, la rentabilidad ha mejorado. En consecuencia, podemos volver a invertir en el negocio, así que salimos ganando en todos los sentidos». En cuanto a los planes de la empresa para el futuro, dice que hay algo de lo que no cabe duda: la colaboración con Canon continuará.
 
«La experiencia ha demostrado que no nos equivocamos con nuestra primera impresión sobre Canon. La relación con esta casa será duradera, y siempre nos dirigiremos a ella en primer lugar para toda inversión que hagamos en el futuro».

Man in shirt talks to man in high visibility jacket among rolls of electrical cabling in warehouse


“A diferencia de los demás proveedores, que solo hablaban del hardware, Canon se concentraba en el desarrollo del negocio más a largo plazo y ha establecido una relación de colaboración con nosotros que, desde entonces, no ha dejado de crecer”