BUSINESS BYTES

¿En qué consiste la innovación en TI?

  • Publicado hace 1 año
  • 3 min de lectura

La innovación es una palabra de moda en las empresas. Las empresas están pidiendo innovación a gritos y, sin embargo, según Accenture, menos del 20 % de los directivos cree que las inversiones estratégicas en innovación de su empresa están teniendo resultados. Nunca antes ha habido una necesidad de innovación en TI tan grande como en la actualidad.  La mayoría de los líderes empresariales sabe que la innovación solo se produce en el entorno adecuado, donde se permite a todos participar en el proceso de innovación y aportar ideas. Específicamente en TI, no suele haber un enfoque sistemático respecto a cómo se puede aplicar el pensamiento creativo a las tareas cotidianas.


Sin embargo, la innovación en las tecnologías de la información puede adoptar muchas formas. Se puede utilizar para convertir procesos empresariales en funciones de TI automatizadas, desarrollar aplicaciones para abrir mercados nuevos o implementar la virtualización en la oficina a fin de aumentar la flexibilidad y reducir los costes de hardware. En muchos casos, las tecnologías de la información son innovación. Las TI necesitan innovación y la innovación necesita las TI. Y la innovación en sí no es una actividad o un departamento. Es una forma de pensar y comportarse que debe darse en todos los departamentos, proyectos y puestos. Los directores de tecnología tienen la responsabilidad de crear una cultura empresarial que no solo permita la innovación sino que la fomente y recompense. Sin embargo, para muchas personas, esto es un desafío difícil de superar, que se debe a cómo se ve el departamento dentro de la empresa.


Tal y como están las cosas en la actualidad, las TI se pueden tratar como un centro de coste o de beneficio. Las empresas pueden aprovechar las TI para liberar valor real o mantener la mentalidad anticuada de que las TI constituyen solo hardware y procesos. La realidad es que, para pensar de forma lateral sobre las innovaciones que las TI posibilitan, es necesario que los departamentos cooperen y aúnen esfuerzos hacia un objetivo global de la organización.


Sea cual sea la forma que adopte la innovación, aquí tiene cuatro sugerencias de prácticas recomendadas que debería tener en cuenta cualquier organización que quiera hacer mejoras incrementales mediante la innovación en TI:
1.    Compruebe lo que están haciendo empresas más ágiles.  Por lo general, las empresas más pequeñas suelen ser más ágiles y rápidas a la hora de adoptar tecnologías nuevas. ¿Están usando alguna herramienta o aplicación para compartir que puedan resultar útiles a sus equipos?  Tómese tiempo para ver cómo están usando otras empresas las tecnologías de la información que se está planteando usar, sobre todo los innovadores pioneros. Aprender de los errores de los demás puede resultar muy útil, ¡por no mencionar el ahorro de tiempo y dinero!
2.    Mezcle innovación con ingeniería. Las aptitudes en TI tradicionales son profundas y especializadas. El equipo de TI tiene que conocer los componentes de la infraestructura, la información sobre el sistema operativo, la base de datos y la interacción del sistema operativo con la base de datos. No obstante, el departamento de marketing tiene que conocer la información sobre los clientes o el negocio que contienen dichos sistemas y bases de datos. Al trabajar de forma conjunta, ambos departamentos pueden comprender mejor cómo se puede usar la información para beneficio de la empresa y cómo puede la información procedente de ambas partes funcionar de forma conjunta hacia un objetivo global común.
3.    No tenga miedo al caos pero no se olvide tampoco de la estructura.  El caos es fuente de creatividad. Genera una oportunidad, una posibilidad de cambio. Nos obliga a buscar una perspectiva poco habitual y diferente y nos hace salir de lo que consideramos cómodo para llevarnos a un lugar en el que podríamos hacer algo diferente y crear algo que podría cambiar las reglas del juego. Sin embargo, para que un proyecto llegue a su fin con éxito, hay que crear una estructura. Por ejemplo, al tener una sola persona o entidad como responsable de que el proyecto se haga realidad.
4.    Céntrese en lo real. Los directores de tecnología tienen que hablar de innovación en términos de propuestas de valor específico para la empresa, no solo de productividad y eficiencia. Las tecnologías de la información innovadoras deberían centrarse en usar la tecnología de nuevas formas a fin de mejorar la alineación entre las iniciativas de tecnología y los objetivos empresariales.


Las TI están en una posición muy fuerte para ofrecer innovación. La innovación no es solo un componente de TI en sí misma, los departamentos de TI tradicionalmente ven todas las áreas de la empresa, a lo largo de todos los departamentos y funciones, a pesar de que a veces trabajan en su propio compartimento estanco.  El hecho es que los departamentos de TI pueden y deben conectar todos los aspectos para concebir nuevas formas de impulsar el valor y la innovación, no solo para su propia área de negocio sino para la empresa en general.