BUSINESS BYTES

¿Qué vendrá tras el Director Digital CDO?

  • Publicado hace 1 año
  • 3 min de lectura

El lenguaje del sector de las tecnologías de la información siempre está en constante evolución. Se le da muy bien exagerar la importancia de algunos conceptos para después hacerlos caer y las expresiones que acuña el sector evolucionan a medida que cambian los sistemas y servicios. Y esta evolución, en vez de limitarse a las herramientas del oficio, también se utiliza para explicar las transformaciones que se producen en el liderazgo de TI.


Pongamos por ejemplo el puesto del director digital. Se empezó a ensalzar sus ventajas hace tres o cuatro años. Según sugirió Gartner, el director digital «será el puesto estratégico más interesante de la próxima década». La empresa analista pronosticó que el 25 % de las organizaciones tendrían un director digital antes de 2015.


Ahora que ya está bien entrado el año 2015, ¿hasta qué punto se han hecho realidad estos pronósticos? Probablemente, una respuesta razonable a esta pregunta sea «de forma algo irregular». No es difícil encontrar directores digitales en las grandes empresas. Las principales empresas como McDonald’s, General Electric y Renault han disfrutado de las ventajas de tener un director digital in situ. Estos directivos utilizan la tecnología e innovaciones para mejorar la experiencia del cliente. Por ejemplo, Starbucks es famoso por el uso que hace de las aplicaciones junto con su programa de fidelización de gran éxito. Entretanto, The Guardian ha creado un equipo de producto para explorar nuevas oportunidades en relación con los datos y los análisis. 


Y, sin embargo, a pesar de todos estos casos de éxito, queda el temor de que el puesto de director digital siga siendo sencillamente otro caso de "bombo tecnológico". Por una parte, los directores de tecnología han empezado a cuestionar abiertamente la importancia del puesto, destacando el hecho de que ellos mismos están impulsando la transformación a través de la tecnología digital.


Los escépticos dirían que tal grado de franqueza se debe, simplemente, a la competencia entre los líderes de TI en un momento en el que los directores de tecnología se enfrentan al riesgo de perder el control sobre la adquisición de tecnologías frente a cada línea de negocio. Y, sin embargo, Forrester ofrece más pruebas de la posible caída del puesto de director digital, ya que cree que las empresas deberían evitar tener otro directivo más en el consejo de administración. La consultora sugiere que 2015 será el año en el que los directores de tecnología excelentes demuestren que el puesto de director digital es innecesario.


Para algunos directores de tecnología, esta llamada a la acción podría ser pedir demasiado. Muchos líderes de TI siguen estando demasiado centrados en las cuestiones operativas. Arrastran el lastre de tener la responsabilidad diaria de dirigir un departamento de TI y no pueden dedicar tanto como deberían (quizá un 70 u 80 % de su tiempo) a las innovaciones dirigidas al cliente. Sin embargo, los directores de tecnología deben enfrentarse a este desafío sin miedo. Los líderes de TI que no se enfrenten al ascenso del director digital, por no mencionar el ascenso del director de marketing y el científico de datos, pasarán a ser una pieza de repuesto entre los directivos. En la actualidad hay tantas tecnologías de la información que se pueden adquirir en forma de servicio que es probable que los directores de tecnología tengan una organización tecnológica interna menor que controlar.


Los directores de tecnología que adopten los cambios serán capaces de aprovechar sus años de experiencia y demostrar cómo puede la empresa generar valor a partir de las nuevas tecnologías digitales. A medida que estos proyectos queden absorbidos por las prácticas empresariales normales, es posible que se reduzca la necesidad de un director digital.


El directivo que está mejor posicionado para liderar las cuestiones digitales es el director de tecnología: la misma persona que temía que todas las cuestiones digitales darían lugar a la muerte de su puesto en el consejo de administración.


[Referencias]

Gartner sobre el crecimiento de la importancia del papel del CDO:
http://www.gartner.com/newsroom/id/2208015

Ejemplos de compañías con CDOs:
http://www.digitaltransformationbook.com/15-companies-chief-digital-officer/
El nacimiento y la caída del CDO:
http://www.computerweekly.com/feature/Chief-Data-and-Digital-Officers-rise-to-threaten-the-CIO

Forrester quita importancia al CDO:
http://www.zdnet.com/article/forrester-warns-cdos-dont-expect-career-longevity/