BUSINESS BYTES

Tres habilidades de los directores de TI para marcar la diferencia en 2017

  • Publicado hace 5 meses
  • 3 min de lectura

Sam Palmisano, director general de IBM, argumenta que resulta fundamental que los directores de informática den un paso al frente y ayuden a sus empresas a gestionar las oportunidades y retos de la globalización. Además, tendrán que hacer frente al surgimiento de nuevas tecnologías disruptivas, como la informática en la nube, las redes sociales, el análisis avanzado y las comunicaciones móviles. Para reflejar la creciente área de acción del director de informática moderno, estas son tres habilidades esenciales que deben tener en la actualidad los directores de informática para poder marcar una diferencia real para su organización en 2017.


1.  Sea un líder empresarial, no un líder tecnológico
LinkedIn recientemente publicó su lista de 2016 de las mejores habilidades globales, que, como era de esperar, reveló el reinado supremo de los datos y la nube. La nube y la computación distribuida se mantuvieron en el primer puesto los dos últimos años y son las habilidades más apreciadas en la lista de casi todos los países, como Francia, Alemania, Irlanda, EE. UU. y España. «¡Intuyo que se está fraguando una nueva generación!», comentó Catherine Fisher, experta en carreras de Linkedin, sobre este resultado.


No es ninguna sorpresa que estas habilidades tengan tanta demanda, porque están a la vanguardia de la tecnología. Seguramente por esta razón, usted pensará que también tienen que estar presentes en el CV de un director de informática. Pues, no. Según un estudio de BT, ni siquiera aparecen en la lista.


En cambio, los directores informáticos necesitan tener flexibilidad para trabajar con nuevos modelos de negocio, ser abiertos para probar nuevas ideas y ser capaces de gestionar la retroalimentación. Esto refleja no solo que el director informático tiene cada vez más influencia en el consejo de administración marcando el camino sobre la disrupción creativa, sino que también está cambiando el rol del departamento de informática para convertirse en el socio del resto de departamentos. Esto requiere un abanico de habilidades mucho más amplio del que suelen tener los tecnólogos e incluye la habilidad de ser estratégico, creativo, centrado en el crecimiento y consciente de los costes. ¿Significa esto que los conocimientos técnicos no son importantes? Por supuesto que no. Son los conocimientos técnicos los que permiten que un individuo se convierta en director de informática en primer lugar.


2. Sea audaz
Los directores de informática modernos deben desarrollar su instinto «creador». Deben ser capaces de aprovechar su fuerza interior para construir y hacer crecer las cosas, así como saber conectarse con otros para hacerlas. La innovación es clave para el éxito y el crecimiento y, como líder empresarial, el director de informática debería estar siempre atento para explorar diferentes caminos. Debe ser audaz, es la única forma de diferenciarse en su organización. Jane Hughes, directora de programa del organismo digital del gobierno del Reino Unido, GOV.UK, resume lo que esto significa: "Ser audaz significa estar presente con todo tu ser en la situación y comprometerte con ella completamente. Requiere ser abierto, optimista y comprometerse con algo más grande que uno mismo."


Algunas de las mayores innovaciones ocurrieron de esta forma. Imagine a Henry Ford construyendo el Ford T o a Steve Jobs desarrollando el iPhone. Estas ideas revolucionaron nuestra vida pero solo pudieron llevarlas a cabo líderes audaces que tuvieron el coraje de ser fieles a sus convicciones.


3.  Esté allí donde está su personal
En el programa de televisión «El jefe infiltrado», los directores van de incógnito a sus propias empresas para investigar cómo funcionan realmente e identificar cómo pueden mejorarlas. Este programa ha sido un fenómeno global y realmente abrió los ojos de los participantes. En Europa, varios directores de Eismann, ASFiNAG y npower participaron en el experimento. En unas pocas semanas en el área de producción, los ejecutivos vieron que aprendían más que en las reuniones y con los informes o el correo electrónico que recibían en su oficina.


De forma similar, Taiichi Ohno, considerado como el padre del sistema de producción de Toyota, dijo: «No mire con los ojos, mire con los pies. No piense con la cabeza, piense con las manos.»


Si quiere saber qué está sucediendo, tiene que pasar mucho tiempo donde los equipos están trabajando realmente. De esta forma, los directores de informática podrán llevar a cabo uno de los roles principales del liderazgo: ser un desbloqueador de la organización y un solucionador de problemas. Mantenerse cerca de las rutas tecnológicas del puesto, sistemas inteligentes, aplicación de inteligencia de datos e innovación digital, todo juega un papel importante para desbloquear eficiencias y mejorar los flujos de trabajo. Pero cada vez más, son los propios directores informáticos quienes deciden no solo facilitar la tecnología sino también identificar las oportunidades en las que la tecnología puede mejorar el negocio.