BUSINESS BYTES

El director de marketing transformador

  • Publicado hace 3 años
  • 2 min de lectura

Los clientes han cambiado los despachos de la dirección. Tradicionalmente, los directores de marketing, TI y finanzas trabajaban en compartimentos muy independientes. Se construían muros para marcar con claridad sus respectivos dominios.  No obstante, gracias a las redes sociales y a que pueden saltar fácilmente de marca a marca, los clientes han derribado los muros y los tres directores han empezado a reconocer la necesidad de trabajar juntos.


Un buen líder de marketing puede llegar a ser excelente si conecta y colabora con los responsables de finanzas y tecnología para comprender de verdad cómo funciona la empresa. Puede determinar su forma de trabajar al asegurarse de que tengan la información que necesiten para cumplir con los objetivos empresariales.


Pero muchas organizaciones y directores de marketing están todavía muy lejos de llegar a este nivel de colaboración. Aunque llegar a ser consejero delegado puede ser un factor que impulse a algunos directores de marketing, no pueden llegar a conseguirlo solos.


Hay mucho que aprender de los directores financieros pero muy pocos directores de marketing están sacándole partido. Recientemente, hasta el 90 % de directores de marketing admitieron que no colaboraban estrechamente con sus compañeros de finanzas.


Involucrar a estos últimos en la planificación de campañas de marketing puede ayudar a demostrar el valor y retorno de la inversión. El departamento financiero puede ayudar a generar formas de medir y alinear los principales indicadores de rendimiento con valores más amplios de las partes interesadas, un paso importante para los responsables de marketing que deseen apoyar e impulsar la empresa.


Establecer vínculos más fuertes con los especialistas en tecnología también ofrece una oportunidad excelente para aumentar la influencia a nivel de directivos. Al trabajar con los ejecutivos de tecnología, los directores de marketing pueden desarrollar mejores aptitudes analíticas dentro de su organización para generar información sobre la que puede actuar el cliente, lo que a su vez contribuirá a los beneficios. En los casos en los que existe colaboración entre los ejecutivos de marketing y de tecnología,  es más probable que la empresa tenga un mejor rendimiento de facturación y rentabilidad que otras empresas donde no exista esta colaboración.


Para los directores de marketing es esencial no quedar encasillados como especialistas. Se les tiene que considerar primero estrategas empresariales que son capaces de alcanzar los objetivos empresariales y segundo como especialistas en marketing. Los directores de marketing que sigan este principio serán capaces de articular de forma proactiva lo que está ocurriendo en el campo de marketing y de qué forma va a respaldar esto a la empresa en general. El 60 % de los directores de marketing ya proporciona información sobre estrategia empresarial al consejero delegado habitualmente y no hay ningún motivo por el que el tercio restante no pueda respaldar activamente al consejero delegado.


Plantéese cuándo fue la última vez que su consejero delegado le llamó. Si su objetivo es ser transformador (para ayudar a dar forma y conseguir los objetivos para la empresa), una colaboración más estrecha con el director de TI y financiero le podría proporcionar los conocimientos e información que sin duda necesita para triunfar.