BUSINESS BYTES

Ya llegan "las cosas"...

  • Publicado hace 3 años
  • 3 min de lectura

¿Cree que por fin tiene toda la información sobre sus clientes? ¿Sabe lo que les gusta, no les gusta, cuáles son sus hábitos de consumo y cómo prefieren que usted se comunique con ellos? Esto significa que la vida será mucho más sencilla a partir de ahora, ¿no? Quizá durante un tiempo. Por lo menos hasta que lleguen las cosas…


Gartner prevé que habrá 26.600 millones de dispositivos conectados en línea en 2020. Estos dispositivos inteligentes conectados tienen el potencial para proporcionar a los responsables de marketing conjuntos de datos que no solo tienen un tamaño abrumador sino también un ámbito variado.


Captar la información y analizarla para usarla como base para las campañas no es nada nuevo. Sin embargo, la profundidad y amplitud de la información que será posible recopilar cuando ya esté con nosotros el Internet de las cosas (IoT) puede suponer importantes retos para los directores de marketing que no estén preparados para ello. No obstante, no todo son malas noticias, el IoT también puede ofrecer una ventaja competitiva para aquellos que aprendan a manejarlo pronto. ¿Qué pueden hacer los responsables de marketing actuales para prepararse?


Comprender el vínculo entre transparencia y datos de los clientes


El primer reto consiste en comprender el grado de sensibilidad respecto a la recopilación de datos de clientes. Los consumidores han demostrado una y otra vez que están dispuestos a sacrificar la extracción de sus datos si les resulta útil y se hace de forma transparente. Tesco utiliza los datos de su programa de fidelización para ofrecer bonos de los artículos que se adquieren con frecuencia y Google rastrea las cuentas de correo electrónico de los clientes para mostrar anuncios basados en las conversaciones. No obstante, estas violaciones de la privacidad se toleran porque los clientes saben lo que pasa y los resultados les resultan útiles. La línea que separa estas prácticas de las empresas que han ido demasiado lejos es muy fina y existe el riesgo de ahuyentar a los clientes fieles al exponer lo que sabe de ellos sin ser completamente transparente desde el principio.


La lección que deben aprender los responsables de marketing es asegurarse de que entienden los aspectos éticos y las expectativas y el derecho a la privacidad de sus clientes. La transparencia respecto a los datos recopilados es esencial desde el principio para asegurarse de que los clientes sean conscientes de que pueden elegir y, por lo tanto, acepten la idea. Tienen que aceptar que lo que obtienen a cambio es un intercambio justo.


Organizar sus datos


El siguiente reto consiste en organizar los conjuntos de datos que tiene ahora a su disposición. ¿Cómo se puede vincular la información sobre la forma de conducir, el café que bebe y la hora a la que se acuesta una persona? ¿Qué se puede hacer con ella una vez que la tenga? ¿Cómo puede comprender qué parte de esta información sobre el cliente es la más valiosa para usted y aprovecharla para identificar rápidamente y tomar medidas sobre las tendencias y oportunidades?


Los responsables de marketing del futuro tendrán que desarrollar, o bien contratar, un conjunto de aptitudes totalmente diferente a los que hay en las herramientas tradicionales de marketing para asegurarse de que sean capaces de aprovechar al máximo la oportunidad que presenta el IoT (Internet de las cosas). Para hacerlo bien, los responsables de marketing tienen que convertirse en gurús de la manipulación de las estadísticas sin perder de vista sus competencias clave: una comunicación excepcional con el cliente.


Más allá de los datos: navegar por nuevos canales


El crecimiento de los dispositivos conectados también crea nuevos canales de marketing de una forma significativa. Pronto será posible comunicarse con los clientes con anuncios o mensajes dirigidos a ellos mediante prácticamente cualquier dispositivo conectado en su hogar. Amazon ya está vendiendo lectores de ebooks y tablets a un precio subvencionado a cambio de mostrar anuncios en la pantalla bloqueada y esto es solo el principio.


Esto significa que habrá incluso una mayor fragmentación respecto a los canales abiertos a los responsables de marketing y el éxito dependerá de saber elegir el canal que aporte el mayor retorno de la inversión. Otro factor esencial será encontrar el equilibrio entre la utilidad y el nivel de intromisión. Los frigoríficos podrán mostrar un anuncio de entrega a domicilio de alimentos cuando vean que se está quedando sin artículos esenciales como la leche o la mantequilla pero, ¿responderán los consumidores a esto de una forma positiva y les parecerá tan útil como imaginan las organizaciones que crean estas características? ¿Merecerá la pena la intromisión en su vida cotidiana?


Sí, ya llegan las cosas. Pero los responsables de marketing que estén preparados, deben informarse para comprender la última información sobre ética y privacidad y deben aprender pronto a gestionar grandes cantidades de información sobre los clientes, así no tendrán nada que temer. Podría representar la siguiente gran oportunidad que están buscando.