BUSINESS BYTES

Tecnologías inteligentes y Gobierno

  • Publicado hace 11 meses
  • 3 min de lectura

Hemos tenido, recientemente, un caso de este tipo en Reino Unido, a través de la acción democrática del voto a favor del Brexit. Este hecho ha puesto de manifiesto el papel crucial que juegan algunas figuras políticas individuales. 

Muchos se sorprendieron por el hecho de que la administración no tuviera ningún plan de contingencia para implementar las acciones derivadas de la decisión de abandonar la Unión Europea. Por tanto, se invitó a algunas personas influyentes del Gobierno -elegidas democráticamente y desde dentro del partido- decidir cómo interpretar esta decisión democrática en muchos temas cruciales, desde la política comercial hasta la inmigración o las ayudas sociales.

Debido a esta gestión, ha habido muchas especulaciones sobre las personas encargadas de gestionar el Brexit, sus agendas personales y su trayectoria profesional. La poderosa primera ministra Theresa May ha negociado internamente estos nombramientos, pero, ¿Qué significa el nombramiento de Michel Barnier como negociador con la Unión Europea? y ¿Cómo negociarán los tres ministros encargados de hacerlo de forma amistosa?

El gobierno del Reino Unido debería, por tanto, estar pensando en cómo facilitar las herramientas para compartir un conocimiento de calidad, colaborativo y productivo entre todos los departamentos implicados. Los riesgos de no hacerlo son tan altos ¿Qué pasaría si debido a una decisión política se compartiera la información guardada en un directorio del Staff o en el buzón de trabajos de una impresora?

Algunos departamentos ya reconocen los problemas políticos que podría conllevar no proporcionar los servicios IT adecuados a estos departamentos clave. Por ejemplo, ¿Qué pasaría si el Departamento del Tesoro sufrieran cortes simples en los servicios IT durante el día de la reunión de discusión de Presupuestos? Podría provocar errores en el funcionamiento de los mercados que repercutirían directamente en la sesión de presentación de Presupuestos del mismo ministro de Economía en el parlamento.

 
Si tenemos una gran responsabilidad 24 horas y 7 días a la semana, el servicio de IT helpdesk puede ayudar a mitigar todos estos riesgos. Las tecnologías de trabajo inteligente (Smart technologies) han estado en la agenda del Gobierno durante bastante tiempo, pero a menudo para hablar de reducción de costes en los departamentos a nivel de utilización de oficinas. Pero los datos cambian si hablamos de facilitar un entorno de trabajo real con tecnología inteligente, que va más allá de facilitar el trabajo desde fuera de la oficina y las técnicas de compartir puestos de trabajo para conseguir un uso más productivo de los recursos. Esta tecnología debe, además, unificar las comunicaciones e incorporar herramientas avanzadas de colaboración interna y para compartir el conocimiento.

Según los políticos se van acercando a la fecha de afrontar el reto político más grande de toda una generación, las tecnologías inteligentes de trabajo deberían formar parte de la infraestructura que protege a todos los ciudadanos del efecto mariposa y de errores que son evitables.