BUSINESS BYTES

¿Está la experiencia de Retail de los clientes a punto de convertirse en virtual?

  • Publicado hace 2 años
  • 3 min de lectura

Justo cuando todo todos estaban empezando a comprender el impacto de las interacciones multicanal con los clientes, los avances en la tecnología hacen posibles ideas nuevas e innovadoras y el sector Retail suele ser el primero en adoptar las nuevas tecnologías.

Unas cuantas cadenas comerciales importantes han empezado a experimentar con formas nuevas e innovadoras de atraer a los clientes a establecimientos físicos para que interactúen con sus productos o servicios. La tecnología suele ser la base de estas nuevas experiencias. Tanto si una empresa está simplemente dando un paso más hacia la integración de los distintos canales o yendo más allá para experimentar con nuevas tecnologías a fin de ofrecer a los clientes esa experiencia excepcional, es probable que les aporte una ventaja competitiva sobre sus rivales principales.

Entre los ejemplos recientes se encuentran el uso creativo de la realidad aumentada para ofrecer otra dimensión al proceso de ventas. Existe el potencial para que la realidad aumentada ofrezca experiencias nuevas e interactivas a los clientes en el establecimiento. Por ejemplo, Lego introdujo una serie de quioscos con realidad aumentada de modo que cuando un comprador sostiene una caja del kit que quiere comprar, el quiosco muestra el modelo completo como si lo tuviera en las manos delante de él.

La cadena de ropa Uniqlo también ha incorporado realidad aumentada en su espacio comercial y ha colocado pantallas LCD dentro de los espejos de la tienda que crean una especie de vestuarios aumentados que permiten a los compradores ver cómo les quedaría la ropa «virtualmente» sin tener que probársela físicamente.

Esos minoristas no solo ofrecen algo exclusivo a sus clientes en forma de una experiencia que no pueden obtener en ningún otro sitio, sino que los animan a pasar más tiempo en sus establecimientos y a interactuar con los productos a diferentes niveles.

Y, sin embargo, la última novedad es que la realidad virtual será la siguiente innovación en cambiar radicalmente la experiencia que los minoristas podrán ofrecer a sus clientes en el futuro, impulsada por varios lanzamientos impresionantes, en el ámbito de la realidad virtual, en los últimos dos años.

Aunque inicialmente tenía como finalidad ser una forma de experimentar una inmersión real en los juegos, ya hay ideas nuevas sobre cómo se puede utilizar para distintas aplicaciones, sobre todo para mejorar el sector Retail. La noticia interesante es que ya hay disponibles kits a nivel de consumidor y los precios están bajando rápidamente.

Si se piensa más allá de las experiencias de juego interactivas, la realidad virtual tiene el potencial para crear experiencias incluso más revolucionarias e interesantes a nivel técnico para los clientes. Es posible disfrutar de experiencias en tienda con inmersión completa en las que los clientes pueden interactuar en un espacio totalmente virtual y tener una experiencia completa de 360 grados como si estuvieran andando. Esto podría dar lugar a la vez al lanzamiento de formatos de establecimiento totalmente nuevos.

La realidad virtual también tiene el potencial para cambiar radicalmente el proceso de diseño de los productos mediante la recreación de versiones virtuales de productos no fabricados todavía, lo que ofrece a las empresas una idea más clara de lo que experimentará el cliente sin tener que esperar a que se fabrique el primer prototipo, lo que agiliza las revisiones del diseño y podría permitir identificar los fallos antes de fabricar un producto. De forma análoga, mediante la realidad virtual los minoristas pueden probar para nuevas distribuciones e instalaciones en los establecimientos antes de que se realice la impresión y producción.

Al reducir la brecha entre la experiencia minorista en línea y en el establecimiento físico actual, la realidad virtual tiene el potencial para aumentar los ingresos derivados del comercio electrónico y ofrecer una experiencia pseudo-real que va un paso más allá de las experiencias de realidad aumentada que ya son posibles.

Con las oportunidades que permite la tecnología, es un momento interesante para los que trabajan en los sectores de Retail y de experiencia de cliente. Aunque nunca está claro exactamente qué impacto tendrán las nuevas tecnologías o que innovaciones resistirán el paso del tiempo, lo que está quedando claro rápidamente es que la experiencia del cliente del futuro será muy diferente y es poco probable que las experiencias virtuales no tengan un mayor impacto de ahora en adelante.