BUSINESS BYTES

¿Cómo aprovechar la demanda en el sector PYMEs?

  • Publicado hace 1 año
  • 2 min de lectura

Para la mayoría de las pequeñas empresas, la actualización de las tecnologías de la información es otra tarea pendiente más de un lista cada vez mayor. Lo que necesita una pyme es asesoramiento por parte de distribuidores expertos que hagan que las TI pasen de ser un reto a ser un elemento dinamizador, que puedan traducir la jerga técnica y ayuden a proveer soluciones personalizadas que contribuyan a cumplir con los requisitos específicos de cada pequeña empresa. 


Comprender la falta de competencias
En un estudio reciente de Canon, más de un tercio (el 36 %) de los propietarios de pymes o empresas domésticas dijo que no tenían conocimientos técnicos de software cuando iniciaron su negocio. Esta falta de competencias puede repercutir en problemas a largo plazo. La base de la empresa moderna es la tecnología y esta dependencia de las tecnologías de la información va a seguir aumentando. Afortunadamente, los propietarios de pequeñas empresas verán la transformación digital como una manera de mejorar la productividad. Esto dará lugar a que un gran número de pymes y oficinas domésticas pidan asesoramiento, lo que dará pie a que los distribuidores presenten la solución o servicio más adecuado.

 
Superar el reto de la transformación
Es posible que a los propietarios de algunas pymes y oficinas domésticas les preocupe que, a diferencia de las empresas de mayor tamaño, ellos no tengan acceso a una infraestructura tecnológica adecuada a su tamaño. Sin embargo, la transformación digital ha permitido un cambio en los sistemas. Al igual que las empresas más grandes, las pymes y oficinas domésticas pueden usar los servicios en la nube para ampliar sus recursos de TI a medida que lo exija su negocio.


Con frecuencia, las empresas más pequeñas tienen la oportunidad de concebir su estrategia tecnológica desde cero y pueden acudir a la nube y adquirir los servicios que necesitan a medida que surja la necesidad. Teniendo en cuenta estos retos y la llegada de los servicios en la nube, las pymes deben ser capaces de trabajar con socios que puedan aportar asistencia en cinco áreas principales:
•    Claridad: los proveedores tendrán que crear servicios adaptados a las pymes que sean precisos, con estructuras de pago que se comprendan fácilmente
•    Sencillez: las pymes quieren dedicar menos tiempo a las cuestiones de gestión de tecnologías de la información, no más
•    Seguridad: transferir el control a un tercero no debería significar una pérdida de garantía. Los buenos socios dan la máxima prioridad a la integridad de la información
•    Fiabilidad: la provisión de servicios externos solo será tan buena como lo sean los acuerdos de nivel de servicio que los proveedores puedan garantizar
•    Sostenibilidad: las asociaciones a largo plazo son excelentes pero, si las circunstancias cambian, las pymes deben poder retirar sus datos de forma segura y sencilla


Al abarcar estas cinco áreas con su socio, las pymes estarán en una situación excelente para mejorar sus operaciones comerciales y dedicar menos tiempo a tratar con las tribulaciones de TI y más tiempo a actividades que generen ingresos.