BUSINESS BYTES

Usa tus aptitudes de hacker para resolver un problema

  • Publicado hace 3 años
  • 2 min de lectura

Es posible que la palabra hackathon haya aterrorizado alguna vez a los directivos de la empresa. Estos no podían apoyar la idea de grupos de hackers reuniéndose para usar sus conocimientos de programación y hacer algo bueno o malo dependiendo de cómo se sintieran.


Pero ahora resulta que sí pueden y muchos lo están haciendo.


Facebook es el mejor ejemplo de los hackathons pero el fenómeno se está convirtiendo en una actividad comercial habitual aunque todavía reciente. Y hay algunos pioneros importantes, que se han aferrado a su potencial.


Por ejemplo, Nestlé organiza actividades en las que se pide a los equipos que aporten nuevas ideas y soluciones de marketing, donde el enfoque común es determinar qué mensajes e imágenes suenan bien en las redes sociales. Los equipos hacen un seguimiento de las respuestas a los contenidos antes de decidir cuáles deben promover para tener un mayor impacto. Sus hackathons también suponen el trabajo conjunto de los equipos de los directores de marketing y tecnología para evaluar, probar y mejorar las herramientas, de modo que la marca no solo pueda decidir qué funciona mejor, sino también adaptarla a los requisitos de la empresa.


En otras organizaciones, varias funciones se pueden beneficiar del trabajo conjunto para organizar actividades cuyo fin sea resolver algunas preocupaciones compartidas. El "problema" debe explicarse con suficiente pasión para que a los equipos les importe lo suficiente como para resolverse y podría ser algo así como "¿cómo podemos tener toda la información del cliente en una sola vista?", "¿De qué manera influyen las redes sociales sobre nuestra política de devoluciones de ventas?" o "¿Cómo podemos analizar objetivamente nuestros sistemas de procesamiento de pedidos?


Sean cuales sean los problemas, un hackathon puede ser un arma excelente que se puede añadir al arsenal de herramientas de los directivos además de las ya favoritas como las tormentas de ideas, etc. ¿Por qué? Porque las ideas no solo se sueñan sino que se presentan en forma de código listo para su puesta en práctica. Y esto es lo que hace que sean tan atractivas: hay muy pocos directivos a los que no les entusiasme la posibilidad de tener una idea que ya esté preparada para su lanzamiento en vez de que se les presente una característica "que estaría bien tener" pero sobre la que habría que trabajar.


Estas sesiones intensas de colaboración también constituyen un soplo de aire fresco para los empleados que pueden pensar más allá de su rutina diaria y plantearse objetivos para toda la empresa. Y le dan a las empresas una gran oportunidad de unir a las distintas divisiones con el fin de buscar formas innovadoras de usar la información para resolver problemas comerciales.


Aunque la idea de celebrar un hackathon fuera del sector de las empresas digitales de nueva creación es todavía relativamente nueva, los ejemplos de algunas empresas innovadoras ya establecidas demuestran que pueden funcionar también para las empresas grandes. Y, como tal, esperamos que sean cada vez más populares. ¿Cuál es el problema que le gustaría resolver hackeando?